Juan Pablo Cafiero asumirá como ministro de Seguridad bonaerense

El gobernador Felipe Solá nombró al vicejefe del gabinete nacional como reemplazante de Luis Genoud, que renunció luego de los inicidentes del miércoles último en Avellaneda
(0)
30 de junio de 2002  • 14:41

El gobernador bonaerense Felipe Solá designó hoy al frente del Ministerio de Seguridad al frepasista Juan Pablo Cafiero, en reemplazo del renunciante Luis Genoud.

El flamante funcionario será el encargado de controlar y superar la difícil coyuntura derivada de los sangrientos episodios del Puente Pueyrredón, en los que perdieron la vida dos piqueteros, presuntamente a manos de efectivos de la Policía Bonaerense.

El mandatario provincial tomará juramento a Cafiero entre mañana y el martes próximo, aunque desde hoy el funcionario designado ya comenzó a trabajar sobre sus nuevas responsabilidades, según confirmaron voceros oficiales.

En silencio

El nombramiento surge el mismo día en que el policía Lorenzo Colman -al igual que los otros tres efectivos detenidos bajo el cargo de "homicidio"-, se negó a declarar ante el fiscal de Lomas de Zamora, Juan José González, quien investiga las circunstancias en que murieron los piqueteros Maximiliano Kosteki, de 25 años, y Darío Santillán, de 21.

Según informaron fuentes vinculadas a la causa, el uniformado "tomó la misma actitud que los otros implicados por una cuestión de estrategia defensiva", pese a que el delito que se le imputa es el de "encubrimiento agravado".

Es que el comisario Alfredo Franchiotti, jefe del operativo del Puente Pueyrredón; el oficial principal Carlos Jesús Quevedo; y el cabo Alejandro Acosta fueron detenidos el viernes y permanecen en la alcaldía de Lomas de Zamora por el delito de "homicidio", tras difundirse material fílmico y fotográfico que los muestra seriamente implicados en las muertes.

De esta forma, según los mismos portavoces, el fiscal González tiene 15 días para decidir si solicita la prisión preventiva para todos los implicados o decide la falta de mérito.

Frente a este escenario, el flamante ministro de Seguridad deberá ordenar la fuerza policial -que el jueves quedó sin dirección, habida cuenta de la renuncia y pase a retiro de su cúpula-, mientras se agudiza el malestar existente en las organizaciones de piqueteros y sociales, que mañana anunciarán un plan de lucha conjunto para repudiar la represión policial.

Al respecto, mañana a las 12, en la sede de la CORREPI -avenida Corrientes 1785 de esta Capital-, los cinco testigos que brindaron testimonio ayer ante González y el fiscal adjunto Adolfo Naldini brindarán una conferencia de prensa.

Lo mismo harán a las 16 en la Estación Avellaneda -donde cayeron las dos víctimas-, el Movimiento Barrios de Pie, el Bloque Piquetero Nacional, el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados, donde "se ampliará la denuncia sobre la brutal represión y se anunciarán detalles sobre la continuación del plan de lucha", según un comunicado de prensa.

Finalmente, y en el marco estricto de la investigación, González estudia la presunta participación en la represión de efectivos de Prefectura, aunque el jefe de la fuerza, Juan José Beltritti, aseguró hoy que "no usamos balas de plomo, sino balas de goma, gases y escudos. Nada más".

Fuente: DyN

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?