Kirchner atacó a los supermercadistas

Acusó a los dueños de las cadenas de operar de manera cartelizada para aumentar precios; cuestionó a Coto y a Jumbo
(0)
25 de noviembre de 2005  

El tono monocorde y la pausa entre las sentencias no fueron suficientes para suavizar sus palabras. Sin levantar la voz, pero con una dureza explícita, el presidente Néstor Kirchner lanzó ayer un fuerte ataque discursivo contra los propietarios de las principales cadenas de supermercados: los acusó de operar de manera cartelizada para acordar aumentos de precios de los productos de la canasta básica y de querer "saquear el bolsillo de los argentinos".

Además, les advirtió que el Gobierno, con él a la cabeza, organizará a los consumidores para rechazar eventuales incrementos.

El jefe del Estado embistió de manera general contra "el pequeño grupo de empresas que manejan la comercialización de alimentos" y de manera personalizada contra los empresarios Alfredo Coto (titular de los supermercados que llevan su apellido) y Horst Paulmann (presidente de Cencosud, que controla Easy y Jumbo), a quienes mencionó por su nombre y les reclamó que "trabajen para el país".

"Yo no tengo ninguna duda de que ustedes se cartelizan y atentan permanentemente contra los bolsillos de los argentinos", dijo el Presidente.

A larga distancia

Kirchner formuló esos cuestionamientos durante la presentación en la Casa Rosada de un proyecto para recuperar una mina catamarqueña. Fue el mismo mecanismo que utilizó anteayer, cuando atacó desde una tarima oficial a las concesionarias de trenes.

Desde Mar del Plata, los empresarios aludidos por el jefe del Estado rechazaron las acusaciones y esbozaron sus propias defensas (de lo que se informa en la página 6).

La ira presidencial estuvo centrada principalmente en Coto, a quien desde el Gobierno acusaron de formular en el coloquio de IDEA, en Mar del Plata, la estimación de que el año próximo se registraría una inflación del 12 por ciento.

En rigor, el hecho causó perplejidad entre el empresariado que participaba del cónclave, pues Coto en realidad nunca se refirió a ese tema ni antes ni durante el coloquio.

Incluso, ante las preguntas de los periodistas, el ejecutivo dijo que no hablaría de "temas de coyuntura".

"Algunos empresarios creen que los argentinos no tenemos memoria y que de alguna manera no analizamos o somos tontos", se quejó el jefe del Estado.

Y, en alusión al congreso en Mar del Plata, atacó: "Es bueno que todos los argentinos sepan que ya están viendo cómo le saquean el bolsillo el año que viene".

"Señor Coto: yo lo conozco muy bien a usted y sé cómo trabaja sobre los bolsillos de los argentinos. Nosotros nos vamos a organizar desde el Estado y vamos a ayudar a organizar ligas de consumidores, y vamos a seguir lo que hacen ustedes permanentemente", advirtió Kirchner.

"Deje de lanzarnos las diez plagas de Egipto. Trabaje por la Argentina y deje de presionarnos", le recriminó.

"Usted ya está anunciando la inflación del año que viene, fíjese la perspectiva que tenemos con empresarios como usted que lo que está tratando es de profundizar su ganancia", agregó.

Y completó: "Es altamente gravoso que usted diga que vamos a tener el 12 por ciento de inflación porque se ve que ya está trabajando para tener el 12 por ciento de inflación y para tener más rentabilidad".

Pero el asunto no terminó allí. El Presidente reiteró en más de una oportunidad sus reclamos y advertencias. Y en todas las oportunidades lo hizo con nombre y apellido.

"Señor Coto, trabaje para la Argentina. Señor Coto, deje de presionarnos. Señor Coto, los argentinos vamos a salir adelante. Se terminó su gloriosa década del noventa, donde usted participó activamente, y tuvo ganancias muy grandes a costa de las espaldas de los argentinos", acusó.

"Ese grado de impunidad que a veces cree que tiene está terminado en la Argentina", completó.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, se sumó a la embestida presidencial. El funcionario dijo que "es muy raro que se pueda predecir un año antes el índice de inflación, salvo que uno esté trabajando para fabricarlo".

Paulmann, presidente de Cencosud, también fue blanco de la ira presidencial. En su caso, el motivo del enojo de Kirchner fue que el empresario manifestó que aguardaba una resolución favorable a su intención de absorber la cadena Disco.

"El señor de Jumbo sabe que va a tener una decisión de la Justicia favorable antes que haya salido. Esto es tremendamente grave para la Justicia", advirtió el Presidente.

"Error de imprenta"

Kirchner dijo que esperaba que se tratara de un "error de imprenta", pues, afirmó, "si alguien que está peticionando ante la Justicia sabe que va a tener una resolución favorable, estamos ante indicios de corrupción realmente gravísimos".

"El señor Paulmann que nos explique cómo hace para saber que va a tener un fallo favorable antes que salga el fallo, es algo que a nosotros realmente nos deja atónitos", reclamó.

Las palabras del Presidente tuvieron una respuesta. Desde Mar del Plata, los mismos ejecutivos cuestionados por Kirchner se hicieron cargo de sus defensas.

"Yo les digo a los consumidores y al Presidente que no hay ningún cartel de supermercados", dijo Paulmann.

Coto, por su parte, evitó la confrontación con el jefe del Estado. "Yo no me puedo enojar con el Presidente. Soy muy optimista con la economía argentina", dijo.

No fue ésta la primera vez que el Presidente apuntó contra los supermercados. En verdad, ya lo había hecho a principios de octubre, en plena campaña electoral, cuando los acusó de provocar "alguna pequeñita inflación".

Distinción

  • Hace tan sólo un año y medio, muy pocos podían pensar que la relación entre Horst Paulmann y el gobierno argentino iba a alcanzar el actual grado de virulencia. El 1° de mayo de 2004, Paulmann fue condecorado con la Orden de Mayo en el Grado de Comendador por el gobierno de Néstor Kirchner en la sede de la embajada argentina en Santiago, Chile. La Orden de Mayo es un reconocimiento que se ofrece a personalidades extranjeras por sus actividades en favor de la Argentina. Paulmann fue distinguido por las inversiones que viene realizando en el país desde que 1982 inauguró el primer hipermercado Jumbo.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.