La campaña "cuerpo a cuerpo" de Larreta y Santilli para recuperar el sur de la ciudad

El jefe de gobierno le encargó a su vice que se concentre en los barrios, complejos habitacionales y asentamientos donde se impuso Lammens
El jefe de gobierno le encargó a su vice que se concentre en los barrios, complejos habitacionales y asentamientos donde se impuso Lammens Crédito: Prensa CABA
Matías Moreno
(0)
15 de septiembre de 2019  • 20:10

Con el objetivo de lograr la reelección sin sufrir sobresaltos, Horacio Rodríguez Larreta, afina su estrategia. El principal foco de preocupación del jefe de gobierno se encuentra en el sur de la Ciudad, donde el kirchnerismo le arrebató dos comunas en las PASO del 11 de agosto. Por eso, Larreta le pidió a su vice Diego Santilli que organice la campaña en esa zona para revertir el resultado en las elecciones generales.

Además, los referentes del macrismo en la Ciudad se enfocan en dos datos que dejaron las primarias porteñas: el nivel de participación en la Capital -sobre todo en los barrios del norte, proclives a acompañar al Pro- y el récord de votos en blanco que hubo en la categoría de jefe de gobierno. Pescar una porción de esos sufragios podría ser clave para un eventual triunfo de Rodríguez Larreta.

El 11 de agosto pasado, el postulante del Frente de Todos, Matías Lammens, ganó en las comunas 4 (La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya) y 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano) del sur de la ciudad.

En el comando de campaña de Larreta atribuyen el revés electoral en esas zonas al impacto de la crisis. "Son lugares donde el jefe de gobierno tiene una valoración altísima, no pasa por la gestión de la ciudad", indica un funcionario de peso.

El macrismo también puso la mira en la comuna 9, que integran los barrios de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda. Allí, Lammens hizo una buena elección, pero Larreta fue el más votado. En cambio, Alberto Fernández ganó en la categoría de presidente.

Barrios, complejos habitacionales y asentamientos

Tras las PASO, Santilli se puso al frente de la estrategia de Juntos por el Cambio en las comunas de la zona sur (4,8, 9 y sectores de la 7 y la 1). Para recuperar los terruños perdidos, el vicejefe de gobierno organiza una campaña "cuerpo a cuerpo", que tiene tres segmentos: barrios, complejos habitacionales y asentamientos.

En los barrios del sur de la ciudad, los candidatos del oficialismo porteño visitan "casa por casa" para dialogar con los vecinos y reforzar la "cercanía". En cambio, en las zonas de mayor vulnerabilidad, trabajan con los organismos de asistencia social o dirigentes del territorio. Las actividades proselitistas de Rodríguez Larreta se intensificarán en el sur hasta el cierre de campaña.

Días atrás, representantes de gremios y organizaciones ligadas a Luis Barrionuevo ofrecieron asistencia a Rodríguez Larreta para la campaña en la zona sur. ¿Cómo se concretará esa ayuda? "Tienen unidades básicas y centros de jubilados", dijo una fuente oficial.

Para Claudia Neira, candidata a legisladora porteña del Frente de Todos, los votantes de las comunas 4 y 8 entendieron que Larreta "está sentado en la misma mesa de decisiones de Macri". "Larreta pensó que con la inauguración de una obra o pintando una casa en un barrio donde la gente no come podía llegar a persuadirlos de que lo acompañen", señaló a LA NACIÓN.

Cerca de Larreta no pierden el optimismo, pese a la compleja situación social y económica que atraviesa el país, y creen que lograrán revertir el resultado de las PASO en las comunas 4 y 8. Confían en que "municipalizar" la campaña los acercará al triunfo en primera vuelta o en un eventual ballottage. "Nos preparamos para esa elección [tres instancias]", insisten.

Participación y el "voto positivo"

Larreta aspira a que lo favorezca un eventual aumento del nivel de participación en la ciudad respecto de las primarias. En la mesa chica de campaña consideran que las cifras son similares a las registradas en las PASO de 2015 y 2017 y que la cantidad de votantes suele incrementarse en los comicios generales.

Pero hay un dato que miran con atención. En la zona norte de la Capital, donde los votantes suelen respaldar al Pro, percibieron que hubo "un nivel de participación inferior al del resto de la ciudad". Para las generales aspiran a que la participación crezca entre "cinco y seis puntos".

En las PASO, el voto en blanco en el tramo de jefe de gobierno superó el 8%. Según los datos del escrutinio definitivo en la Capital, hubo 65.812 votos en blanco en la categoría de presidente y 166.666 en la de alcalde. Larreta cree que el alto porcentaje de votos en blanco se debió a que hubo fórmulas que compitieron sin postulante a jefe de gobierno. Por eso, selló un acuerdo con el postulante presidencial José Luis Espert (Despertar), que obtuvo 69.608 votos en la ciudad. Aspira a sumar más apoyos y transformar los sufragios en blanco en "votos positivos".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.