La Casa Rosada colectó un amplio apoyo de los gobernadores para cumplir las metas fiscales

Mauricio Macri y Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba
Mauricio Macri y Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba Fuente: Archivo - Crédito: DYN
Mariano Obarrio
(0)
29 de junio de 2018  • 17:49

En medio de una jornada de nuevas turbulencias financieras y cambiarias, el gobierno de Mauricio Macri obtuvo un amplio apoyo de gobernadores y legisladores del peronismo para la negociación de un acuerdo para el cumplimiento de las metas fiscales acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esas conversaciones comenzarán en diez días y desembocarán en unos dos meses en un nuevo proyecto de ley de presupuesto 2019.

Pese a los recientes tironeos entre el oficialismo y la oposición, la volatilidad y el tembladeral del dólar y la Bolsa unificaron el discurso entre los dirigentes del peronismo y la Casa Rosada. Por pedido del presidente del Banco Central, Luis Caputo, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pidió a gobernadores y líderes del PJ dar una señal confianza.

Esa señal consiste en asegurar que en 2019 se alcanzará la meta de déficit fiscal de 1,3% del PBI y en 2020 se logrará el equilibrio fiscal: déficit cero. El tipo de cambio cerró a 29,66 pesos por dólar, el BCRA intervino con 300 millones de dólares y la Bolsa se hundió el 4%.

Tras intensas gestiones de Frigerio por la mañana, salieron a respaldar a la Casa Rosada los gobernadores peronistas Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), y el mandatario radical Gerardo Morales (Jujuy). Todos ellos tienen excelente relación política con Macri. Además, cualquier remezón de la economía podría repercutir directamente en sus distritos.

También el jefe del bloque de senadores del PJ, Miguel Angel Pichetto, aseguró en un guiño al Gobierno que habrá entendimiento entre ambas partes, más allá de los detalles. "Vamos a trabajar con responsabilidad y esto requiere de un proceso de acuerdo federal", dijo.

Además, el diputado Marco Lavagna, del Frente Renovador, indicó que "hay algunos consensos que son básicos. Tenemos que lograr el equilibrio fiscal como está previsto". Fue una señal amigable desde el massismo, habitualmente enfrentado con la Casa Rosada.

El propósito fue mostrar que todos, oficialistas y opositores, están embarcados en respaldar las metas fiscales y las medidas del Gobierno para reducir el déficit fiscal y equilibrar las cuentas públicas.

En ese sentido, Urtubey, posible precandidato presidencial del PJ, señaló que "hay que ayudar para que las cosas salgan lo mejor posible". De buena relación histórica con Macri, aseguró: "Vamos a ayudar al Gobierno a reducir el déficit fiscal".

Más llamó la atención Schiaretti, que había expresado críticas recientes. "Para superar esta turbulencia es necesario que Argentina garantice el equilibrio fiscal", señaló el cordobés. "Hay consenso entre todas las fuerzas políticas para que alcancemos el equilibrio fiscal, cumpliendo con la reducción del déficit fiscal y llegando al 1,3% el año que viene, y alcanzando el equilibrio fiscal en el 2020", indicó.

Tal como anticipó La Nacion en su edición de anteayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, comenzará a convocar a los gobernadores en forma individual dentro de diez días para negociar con cada uno el recorte de gastos en sus presupuestos y en los recursos de la Nacion. Según estiman en Balcarce 50, la ronda de conversaciones llevará más de dos meses y en septiembre habrá un proyecto de ley de presupuesto 2019 que materializará esos recortes.

Cuando la jornada perfilaba complicada en los mercados, Caputo le pidió a Frigerio que gestionara mayor respaldo político a las metas fiscales para calmar al mercado, donde cunde la desconfianza en que el Gobierno logre las metas fiscales derivadas del acuerdo con el Fondo. El ministro del Interior habló incluso con el jefe político del Frente Renovador, Sergio Massa, que habitualmente mantiene tensiones con Macri.

"Necesitamos que quede claro que vamos al 1,3% en 2019 y al equilibrio en 2020", les señaló Frigerio a sus interlocutores, palabras más palabras menos. Se buscó un mensaje de unidad política hacia los mercados. "No hay duda de que vamos a cumplir. Y la dirigencia política está comprometida. Después veremos la letra chica y el acuerdo por dónde pasara. Lo que no hay dudas, es que vamos hacia el equilibrio de las cuentas públicas", señalaron a La Nacion en la Casa Rosada.

El chaqueño Peppo aseguró que está "dispuesto a dar herramientas como el Presupuesto y a trabajar como se hizo con el consenso fiscal". Y subrayó que "el espíritu no es generar trabas, sino trabajar para que no existan las sorpresas y haya equidad".

El entrerriano Bordet señaló que "cumplir con las metas está fuera de discusión" y pidió "buscar consensos para determinar cómo aplicar las correcciones para llegar a esa meta del 1,3%". Destacó, además, la "agenda en común" de trabajo con el Gobierno.

El jujeño Morales, de Cambiemos, confió en que se cumplirá la meta de déficit fiscal. Dijo que "están abiertos los espacios de diálogo para consensuar el mejor camino a seguir, privilegiado equidad e intereses de los sectores expuestos a situación de vulnerabilidad". De ese modo, todos unificaron un mensaje de confianza a los mercados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.