La decisión busca elevar el piso electoral y explorar alianzas, según encuestadores

Para los analistas, la designación de Fernández reabrirá el diálogo en el peronismo
(0)
19 de mayo de 2019  

Los encuestadores consideraron el anuncio de la fórmula presidencial del kirchnerismo como un cambio rotundo de escenario electoral. La mayoría de ellos consideró que con el binomio Alberto Fernández-Cristina Kirchner, la expresidenta apuesta a mantener su piso electoral, su núcleo duro, y elevar su techo entre los independientes y los peronistas no kirchneristas, especialmente con miras a un eventual ballottage.

La expresidenta tiene un mínimo de 30% de intención de voto, según los encuestadores. Pero entre los independientes y los peronistas no K se le impone un "techo" muy cercano a ese número. La entronización de Alberto Fernández buscaría un candidato "limpio" de causas judiciales para mejorar el "techo" y reducir las resistencias para una segunda vuelta. También los encuestadores consideraron que Cristina buscaría obligar al peronismo no kirchnerista a sumarse a su espacio y unificar al PJ, como sucede en algunas provincias.

"Cristina ha tomado una decisión pensando en una fórmula con capacidades complementarias a las que podía ofrecer su candidatura presidencial", dijo el consultor Federico Aurelio. Por ello, dijo, la expresidenta destacó en su mensaje que la "Argentina necesita convocar a los más amplios sectores sociales, políticos y económicos".

La postal del tramo del video en el que Cristina anuncia a Alberto Fernández como candidato a presidente
La postal del tramo del video en el que Cristina anuncia a Alberto Fernández como candidato a presidente Crédito: Captura de video

Aurelio señaló que "consciente de las dificultades que tiene su posicionamiento, eligió un dirigente que conoce hace más de 20 años, que tuvo desavenencias, pero que mostró a lo largo de su trayectoria capacidad de diálogo aun con sectores enfrentados al kirchnerismo". Aurelio opinó que "la fórmula no pierde fuerza al estar integrada por Cristina". Consideró, además, que esto le abre una puerta a Sergio Massa y "la posibilidad de su retorno al peronismo", y una "incógnita con la decisión que tomarán otros, como Lavagna y Schiaretti".

Para Juan Mayol, de Opinaia, es una "decisión audaz de inciertos resultados". Y dijo que el objetivo es "ampliar el núcleo de apoyo en primera vuelta y, fundamentalmente, garantizar un triunfo en un eventual ballottage frente al presidente Mauricio Macri, de incierto resultado si Cristina liderara la fórmula".

Mayol aseguró que busca consolidar el 30% de voto kirchnerista y "expandir el apoyo lo más posible al amplio 40% que hoy se siente decepcionado con Cambiemos".

Mayol dijo que "su figura puede generar el mismo rechazo en núcleos ajenos que la de Carlos Zannini en 2015 con Scioli". Dijo que Alberto Fernández "presenta valores de imagen negativa cercanos al 70%" y en principio, "se relativizan los efectos de expansión buscada".

"El anuncio mueve el tablero político y es una operación política que recién comienza", opinó Hugo Haime. Consideró, además, que la expresidenta "necesitaba hacer una apertura política hacia otros sectores del peronismo y de la sociedad, y este anuncio no termina aquí".

"El anuncio -dijo Haime- ya generó adhesión de Massa y algunos gobernadores, y debemos esperar más novedades. Tendremos que ver cómo reaccionan dirigentes como Juan Urtubey y Juan Schiaretti y Roberto Lavagna". El consultor dijo que "el radicalismo continuará intentando replantear la formula oficialista y de allí debemos esperar novedades también".

Haime dijo que "al Gobierno se le abre el peor de los escenarios. La unidad del peronismo lo pone en una situación fuertemente comprometida. Y el golpe final podría ser que finalmente Cristina en pos de la unidad termine estando fuera de la fórmula".

Según Lucas Romero, de Synopsis, "esta elección se resuelve entre los moderados y hay una decisión de la expresidenta de correrse de la fórmula para poner un candidato que intente una fórmula más moderada para seducir a los moderados que tienen un sentimiento refractario hacia la expresidenta".

Agregó también que "se queda en la fórmula, porque necesita orientar sus propios votos y que en una primaria sus votos no se dispersen entre diferentes candidatos". Y aventuró que "posiblemente busque a Massa para esa oferta".

El consultor Raúl Aragón se preguntó: "¿Puede Alberto Fernández ser el próximo presidente o sería Alberto al gobierno y Cristina al poder?" También se interrogó si esta decisión no tiene "una correlación" con el conflicto de la Corte Suprema con su primer juicio oral.

"Es curioso que esta decisión se inscriba justo en este momento, cuando le hubiera convenido mantener la incógnita hasta el límite del cierre de listas", dijo Aragón. También señaló que "esto remueve hasta cierto punto el fantasma de Cristina, que asusta a algunos sectores de la economía y abre el diálogo con el peronismo".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.