Otro ministro de Evo Morales se refugia en la embajada argentina en Bolivia

Carlos Romero, el ministro de Gobierno de Evo Morales, se encuentra refugiado en la embajada argentina en La Paz
Carlos Romero, el ministro de Gobierno de Evo Morales, se encuentra refugiado en la embajada argentina en La Paz Crédito: DPA
Santiago Dapelo
(0)
11 de noviembre de 2019  • 13:49

En medio de la crisis institucional que atraviesa Bolivia, el gobierno argentino recibió en su embajada en La Paz a dos exministros del gabinete de Evo Morales. Se trata de Mariana Prado Noya (Planificación) y Carlos Romero (Gobierno), que quedaron "al resguardo" para evitar "eventuales represalias" luego de la renuncia del presidente Morales en medio de presiones de las Fuerzas Armadas y sectores de la oposición.

Romero, hombre clave de Morales y cercano a movimientos sociales e indígenas, llegó a la sede diplomática argentina, que lidera el embajador Normando Álvarez García, anteanoche. Mientras que Prado Noya, que renunció anteayer a su cargo, llegó a la embajada en horas de la tarde de ayer. Hasta el momento, según confirmaron fuentes oficiales, ningún otro funcionario de Morales solicitó asilo.

En medio de la crisis política, el gobierno nacional decidió reforzar la seguridad de la embajada. Para eso, el Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, envió un equipo de gendarmes, al igual que hizo hace unos días en Chile tras el ataque a la representación diplomática en la capital trasandina.

En este escenario, el gobierno de México, liderado por Andrés Manuel López Obrador, informó ayer que concedió el asilo político a Evo Morales, algo sobre lo que debatieron en las últimas horas el presidente Mauricio Macri y el mandatario electo, Alberto Fernández, vía WhatsApp. En medio de una transición que no avanza, se trató del segundo contacto en menos de 24 horas entre ambos líderes. Y, al igual que en la primera comunicación, no hubo acuerdo entre ambos sobre la crisis boliviana. Mientras que para el representante del Frente de Todos se trató de un "golpe de Estado", para el gobierno nacional "no están los elementos para definir esto como un golpe de Estado".

Tanto Romero como Prado Noya hicieron en las últimas horas un pedido formal para ingresar a la embajada argentina.

"Romero pidió ponerse a seguro dentro de la embajada", confirmaron altas fuentes de la cancillería argentina. Y explicaron que de acuerdo con la "tradición de hospitalidad" con los países vecinos se le concedió un lugar, aunque técnicamente no se trata de un asilo.

"Para que ello ocurra, tiene que haber una contraparte que lo solicite, y eso no ocurrió", contó un jerárquico de la Cancillería, que no descartó que otros dirigentes del oficialista MAS o del gobierno de Morales puedan sumarse con un pedido similar.

Desde la Cancillería también aclararon que la situación de Romero y Prado Noya "será evaluada" con el correr de las horas y que en breve se definirá si pasan a la condición de asilados políticos. En ese escenario, el canciller Jorge Faurie recibió ayer a diputados nacionales de la oposición -estuvieron presentes Leopoldo Moreau, Andrés Larroque y Mayra Mendoza- que le pidieron por la seguridad personal de Evo Morales y le reclamaron que el Gobierno "condene el golpe de Estado".

"Fue un encuentro muy cordial", definieron fuentes cercanas al ministro de Relaciones Exteriores.

Mariana Prado Noya
Mariana Prado Noya Fuente: Archivo

Tema central en el gabinete

Más temprano, el Presidente encabezó una reunión de gabinete en la que la renuncia de Evo Morales fue el tema central. "Está muy preocupado por la desestabilización de la región", afirmó un miembro del gabinete que estuvo en la reunión. El Presidente conversó durante el fin de semana con varios "presidentes de la región" y lo mismo hizo Faurie con los cancilleres, afirmaron fuentes del Gobierno.

En la conferencia de prensa posterior, Faurie dejó una vez más en claro la postura oficial: reiteró que para el Gobierno no se trata de un golpe de Estado. Afirmó que la democracia en Bolivia tiene las herramientas para lograr una salida institucional sin violencia del conflicto.

"Tenemos en la mente los golpes de Estado de la historia latinoamericana y ninguno de los gobiernos de la región quiere reeditar un mecanismo que tuvo trágicas consecuencias para todas nuestras naciones. Eso lo tenemos condenado y apartado de la historia. Bolivia tiene los mecanismos en su vida política e institucional para encontrar entre todos los bolivianos", sostuvo el canciller.

Y agregó: "Es un tema al que le asignamos especialísima importancia. El momento que estamos viviendo es de una gran fluidez política y nos parece sumamente importante que quede claro que nosotros enfatizamos que son los propios bolivianos, a través de los mecanismos institucionales, los que van a permitir defender esta cuestión".

En la Casa Rosada creen que el MAS, que tiene mayoría en la Asamblea Legislativa, está en condiciones de "designar a un dirigente no irritativo para la oposición" para alcanzar un acuerdo que permita "descomprimir" la crisis.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, también compartió la misma visión con varios ministros en las últimas horas. "Es una situación muy delicada, y las Fuerzas Armadas le dijeron a Evo que no iban a reprimir, para luego retirarse. Técnicamente no es un golpe de Estado", afirmó un ministro a LA NACION.

"Hay que esperar y tratar de que esto se resuelva en paz y por las vías institucionales que existen, que haya una elección y que haya una definición de quiénes son los que tienen que administrar los destinos de Bolivia en los próximos años", dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en declaraciones radiales luego de la reunión de gabinete.

¿Quiénes son los ministros?

Mariana Prado Noya (ministra de Planificación)

  • Una experta en gestión: En 2017 se convirtió en la ministra más joven del gabinete de Evo Morales. Se enfocó en el respaldo del Estado a iniciativas para el desarrollo. Antes de llegar al gobierno cursó una maestría en Gobernabilidad y Gestión Pública del Instituto de Investigación Universitaria Ortega y Gasset de la Universidad Complutense de Madrid en España. En 2005 obtuvo un diplomado en Lengua y civilización francesa de la Universidad de París IV Sorbonne.
  • Cargos previos al gabinete: Antes de convertirse en ministra, Prado Noya fue presidenta del directorio de la empresa aérea estatal Boliviana de Aviación. A partir de noviembre de 2012, fue jefa de Gabinete de la vicepresidencia de Bolivia, cargo que ocupó hasta octubre de 2014. Luego se desempeñó como directora de Relaciones Institucionales del Fondo de Fomento de la Cuenca del Plata.

Carlos Romero (ministro de gobierno boliviano)

  • Cercano a Morales: Carlos Romero, el funcionario alojado en la embajada argentina en La Paz, es el ministro de Gobierno de Evo Morales. El abogado, de 53 años y vinculado a movimientos sociales e indígenas, ocupó lugares en el gobierno de Morales desde su primera gestión, iniciada en 2006, pero fue en 2008 cuando comenzó a acumular poder y a escalar en la jerarquía del gabinete.
  • Paso por ministerios: Ese año, Romero asumió como ministro de Desarrollo Rural Agropecuario y Medio Ambiente; cinco meses después fue designado ministro de Autonomías, y a mediados de 2010 llegó a ser ministro de la Presidencia. En 2012 pasó a ser ministro de Gobierno, cargo que ocupa hasta la actualidad, con una breve pausa en 2014, cuando renunció para postularse como candidato a senador, escaño que ganó, pero que abandonó en 2015.

Con la colaboración de Jaime Rosemberg

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.