María Eugenia Vidal pidió lugar para "otros liderazgos"

Vidal destacó el rol de Macri, pero dijo que es tiempo de "ser generosos" en el armado opositor
Jaime Rosemberg
(0)
4 de diciembre de 2019  

Sin mencionar al jefe de Gabinete, Marcos Peña, ni hablar de las causas de su derrota electoral, María Eugenia Vidal dejó en claro que trabajará dentro de Juntos por el Cambio, una coalición opositora a la que ve con "distintos liderazgos", más allá de Mauricio Macri.

"Cambiemos no hubiera sido lo que es sin la generosidad de Mauricio, de Ernesto Sanz y de Elisa Carrió", afirmó la gobernadora cuando la consultaron por el futuro rol de Macri luego de dejar el poder. "Siempre hubo distintos liderazgos, el que va a tener Mauricio como expresidente, pero también hay otros líderes", explicó, y agregó que "es momento de generosidad, de unidad". Su postura va en línea con lo que expresan -en público o en privado- dirigentes del espacio como Horacio Rodríguez Larreta, Martín Lousteau, Alfredo Cornejo y Emilio Monzó, de quien Vidal está distanciada y que anunció que recorrerá la provincia de cara a las próximas citas electorales.

"La provincia no es de nadie, es de los bonaerenses, todos los dirigentes que la quieran recorrer pueden hacerlo, me parece válido", dijo Vidal en referencia a Monzó, y minutos después de aclarar que ella misma recorrerá "los barrios una vez por semana".

Tal vez para aventar rumores de mudanza a la ciudad de Buenos Aires (un deseo reservado de Rodríguez Larreta), Vidal reiteró que la provincia seguirá siendo el terreno en el que hará política, más allá de "buscar un trabajo", porque no quiere vivir de la política, dice, y de las clases que dará -según comentan en su entorno- en universidades privadas.

Vidal anticipó que mañana se reunirá con dirigentes y referentes legislativos de la UCR, la CC-ARI de Elisa Carrió y del peronismo en Cambiemos para reafirmar: "Vamos a seguir (juntos) en la provincia". Dejó para otro momento el análisis de la derrota y su enojo por el "veto" de Macri y Peña a su deseo de separar las elecciones bonaerenses de las nacionales. "Todos los debates que teníamos que tener los tuvimos. Para mí, ya están saldados", destacó, con tono bajo y firme.

Sin dar pistas sobre sus objetivos electorales, Vidal respondió a LA NACION que "hay que acompañar en la gobernabilidad" a Kicillof y se negó a afirmar si volverá intentar gobernar la provincia. Sin embargo, eligió adelantar los trazos gruesos de su declaración de bienes, que presentará antes de dejar el cargo.

"Llegué con una casa, un auto y ahorros que declaré. Me voy con un departamento, un crédito y ahorros muy bajos", afirmó la gobernadora, sin dejar de mencionar que la subdivisión de bienes por su divorcio de Ramiro Tagliaferro afectó su situación económica.

"No me voy con el bolsillo pesado, sino con la convicción de haber dado lo mejor de mí", dijo Vidal, que prometió "pasar más tiempo" con sus hijos y descansar antes de volver a meterse de lleno en la vorágine política.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.