El Presidente eligió a la fundadora de Justicia Legítima para investigar la gestión macrista en el Servicio Penitenciario Federal

De larga carrera judicial, María Laura Garrigós de Rébori se jubiló como camarista de Casación; fue presidenta de Justicia Legítima y coordinadora del equipo de Administración de Justicia del Instituto Patria
De larga carrera judicial, María Laura Garrigós de Rébori se jubiló como camarista de Casación; fue presidenta de Justicia Legítima y coordinadora del equipo de Administración de Justicia del Instituto Patria
Paz Rodríguez Niell
Santiago Dapelo
(0)
11 de junio de 2020  • 00:00

El presidente Alberto Fernández dispuso la intervención del Servicio Penitenciario Federal (SPF) y designó al frente de la nueva gestión a la exjueza María Laura Garrigós de Rébori, expresidenta de Justicia Legítima, agrupación que ofició de aval académico-judicial para las leyes de "democratización de la Justicia" que impulsó Cristina Kirchner. La decisión del mandatario se oficializó hoy en el Boletín Oficial, a través del decreto 539/2020.

El Presidente le ofreció el cargo a Garrigós el martes en una reunión en la quinta presidencial de Olivos, según confiaron fuentes cercanas al jefe del Estado. Ambos se conocen desde hace cuatro décadas, cuando trajinaban los pasillos de tribunales. "La respeta mucho", confió una integrante de gabinete al tanto de la conversación.

Además de poner orden, el Presidente le pidió que investigue las supuestas irregularidades que se habrían cometido en los últimos años. En el Gobierno apuntaron contra la gestión macrista al frente del Servicio Penitenciario Federal, que lideró hasta hace dos semanasEmiliano Blanco, y del exsubsecretario de Asuntos Penitenciarios Juan Bautista Mahiques, hoy jefe de los fiscales porteños.

La pandemia del coronavirus motivó motines en varias cárceles del país
La pandemia del coronavirus motivó motines en varias cárceles del país Crédito: twitter @HolaCatamarca

Según fuentes oficiales, el detonante para decidir la intervención fueron las presuntas escuchas a presos en la cárcel federal de Ezeiza, penal que fue allanado este miércoles." Se están investigando estas escuchas ilegales -dijo una fuente del Gobierno a LA NACION-. Pero era un Servicio que arrastraba problemas."

Garrigós asumirá como interventora del Servicio Penitenciario Federal por seis meses, pero además se hará cargo de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios. "Es la persona ideal para ordenar todo el sistema. Es sólida y honesta", resaltaron fuentes del Ministerio de Justicia.

Garrigós se jubiló en 2018, después de una larga carrera en el Poder Judicial. Su último cargo fue de jueza de la Cámara Nacional de Casación. El año pasado, cuando había dejado ya los tribunales y la presidencia de Justicia Legítima, se incorporó al Instituto Patria, la fundación política que responde a Cristina Kirchner, como coordinadora del equipo de Administración de Justicia.

A pesar de que Garrigós viene de trabajar en el Instituto Patria, Alberto Fernández la definió como alguien elegida por él y de su confianza. Cuando todavía no se había hecho público el nombre de la nueva interventora, el Presidente dijo: "Es alguien que conozco desde mis 20 años; una persona impoluta en la Justicia". Lo mismo sostenían esta tarde cerca de la ministra Marcela Losardo.

"La eligió Alberto, esto no tiene nada que ver con Cristina Kirchner. Es kirchnerista, pero nada tiene que ver, es una especialista en un área en la que se destaca muy poca gente", se defendieron fuentes oficiales en la Casa Rosada. Pese a la cerrada defensa, lo cierto es que, ante un cambio de funcionarios, nuevamente se impuso una persona cercana a la vicepresidenta.

Motín en la Cárcel de Devoto
Motín en la Cárcel de Devoto Fuente: LA NACION

Garrigós reemplazará a Emiliano Blanco, quien renunció en medio de una disputa de poder dentro de Justicia entre la ministra Marcela Losardo y Juan Martín Mena, su segundo, hombre de máxima confianza de la expresidenta. La pertenencia política de Garrigós no es un dato menor, ya que Blanco dejó su cargo en medio de fuertes internas con el kirchnerismo más duro, que lo tenía en la mira por su paso por el macrismo.

Blanco incluso tenía la promesa de Losardo de que ocuparía la subsecretaría de Asuntos Penitenciarios, pero nunca lo pudo imponer por la presión que ejerció el kirchnerismo duro por hacerse de ese lugar de poder.

"Vamos a ocuparnos de intervenirlo [el Servicio Penitenciario] y de ciertas cosas que nunca más quiero que ocurran", aseguró Fernández en diálogo con Radio 10. Y dijo que tenía una "enorme preocupación" ante las denuncias de presunto espionaje en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.