La Justicia ordenó indemnizar por daño moral a un militar echado de la Armada por Cristina Kirchner

El capitán de fragata Marcelo Toulemonde junto a su esposa
El capitán de fragata Marcelo Toulemonde junto a su esposa Fuente: Archivo
Mariano De Vedia
(0)
3 de noviembre de 2019  • 21:19

Para el capitán de fragata Marcelo Toulemonde el fallo judicial que reconoció un reclamo por daño moral y que ordenó al Estado indemnizarlo, fue como una reivindicación. A fines de 2012, por una decisión del gobierno de Cristina Kirchner, lo echaron de la Armada y lo pasaron a retiro, en represalia por una actitud de su mujer.

Su esposa, Mónica Liberatori, le gritó "¡Larrabure!" a la entonces Presidenta, en un acto oficial en el Colegio Militar, como un gesto de reparación del coronel Argentino del Valle Larrabure, que había sido secuestrado y asesinado por el ERP luego de un año de cautiverio, en 1975, en pleno gobierno constitucional. En el momento del incidente en el Colegio Militar, Toulemonde se desempeñaba como jefe del Arsenal Naval Mar del Plata.

"Cuando vi el fallo no lo podía creer, es una satisfacción muy grande", declaró el marino, desde Mar del Plata, donde reside.

El incidente con la esposa de Toulemonde ocurrió el 20 de diciembre de 2007 y desde entonces su marido recibió represalias de la conducción política del área de Defensa

La sentencia, que reconoce el daño moral, fue dictada por la jueza federal en lo contencioso administrativo N° 11, doctora Cecilia Gilardi de Negre, y se suma a la reivindicación que han logrado por vía judicial unos 30 militares que fueron pasados a retiro durante el gobierno kirchnerista por "portación de apellido". Todos esos casos se registraron durante la gestión de Nilda Garré en el Ministerio de Defensa, que cortó abruptamente la carrera de militares de distintas fuerzas que mantenían parentescos de sangre con oficiales que actuaron durante la última dictadura.

La jueza accedió al reclamo por daño moral presentado por Toulemonde, pero no hizo lugar a la pretensión de reincorporarlo en el servicio activo. De todos modos, su ascenso retroactivo fue pedido hace unos meses por el actual jefe de la Armada, almirante José Luis Villán, como ocurrió con los militares que habían sido dados de baja por portación de apellido. Actualmente el pedido del militar ahora reivindicado por la Justicia está siendo analizado en el Ministerio de Defensa.

La sentencia se suma a la reivindicación que han logrado por vía judicial unos 30 militares que fueron pasados a retiro durante el gobierno kirchnerista por "portación de apellido"

En noviembre del año pasado, el gobierno de Mauricio Macri declaró "ilegítima y nula" la resolución 1581 de Garré, que aplicaba castigos a los "portadores de apellido", y aunque los pasó a retiro debido al largo tiempo transcurrido, dispuso sus ascensos retroactivos y los premió con el cobro de una reparación económica. El caso Toulemonde se encamina a una medida similar.

El incidente con la esposa de Toulemonde ocurrió el 20 de diciembre de 2007 y desde entonces su marido recibió represalias de la conducción política del área de Defensa. Pasado a retiro cinco años después, el oficial pasó a dedicarse a la actividad en la Marina Mercante, hasta 2016. Dos de sus hijos, Agustín y Matías, siguieron la carrera naval, pero luego del hostigamiento contra su padre pidieron la baja.

El polémico pase a retiro del capitán Toulemonde fue el corolario de otras sanciones disciplinarias que el gobierno de Cristina Kirchner aplicó al marino por "no controlar debidamente a su señora esposa respecto de las normas de comportamiento a seguir".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.