La muerte de Diego Maradona: cómo fue la despedida privada, reservada a un selecto grupo de invitados

Claudia Villafañe y sus hijas, Dalma y Gianinna Maradona
Claudia Villafañe y sus hijas, Dalma y Gianinna Maradona Crédito: Captura de TV
Maia Jastreblansky
(0)
26 de noviembre de 2020  • 10:26

Lágrimas, gritos, cánticos, reverencias, nenes sobre los hombros. Y una lluvia de camisetas y flores. Una fila incesante de argentinos traspasó, a partir de las 6, las puertas de Balcarce 50 para darle el último adiós a Diego Maradona . Fue un loop infinito de miles de personas frente a la capilla ardiente que se montó en el primer hall de ingreso de la Casa Rosada.

El espacio más cercano al féretro solo fue reservado para Claudia Villafañe, Dalma, Gianinna y el círculo íntimo del astro del fútbol, que recibieron el saludo de deportistas, artistas y periodistas deportivos.

El Gobierno también tuvo su momento de protagonismo. Alberto Fernández llegó poco antes del mediodía y, para homenajear al astro del fútbol, vistió su féretro con la camiseta de Argentinos Juniors (el club del que es hincha el mandatario) y un pañuelo blanco de las Madres de Plaza de Mayo. Estuvo acompañado por su pareja, Fabiola Yáñez, y un grupo de funcionarios y escoltado por un grupo del equipo infantil de los "Cebollitas".

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y los ministros Matías Lammens (Turismo), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Felipe Solá (Cancillería) también se acercaron a saludar a la familia. Lo propio hizo el ministro de Salud, Ginés González García, en una ceremonia que intentó cuidar los protocolos sanitarios pero se vio desbordada por momentos.

Ceremonia privada

Durante toda la madrugada, el entorno de Maradona hizo una ceremonia privada en el salón de los Pueblos Originarios, un recinto amplio que está en la planta baja de la sede de gobierno. Fue a cajón abierto y solo para un selecto grupo de invitados autorizado por la familia. En esa intimidad, se despidieron Guillermo Cóppola,varios jugadores de la Selección del 86; el presidente de la AFA, Claudio "Chiqui" Tapia; el conductor y dirigente Marcelo Tinelli; los jugadores de Boca, Carlos Tevez, Wanchope Abila; y los exjugadores Oscar Ruggeri, Gabriel Heinze, Javier Mascherano, Martín Palermo, Carlos Pachamé, Cristian "Kily" González. También Miguel Di Lorenzo, "Galíndez", el histórico masajista, y utilero amigo de Maradona.

Verónica Ojeda asistió a la ceremonia íntima con su hijo, Dieguito Fernando, y también participó Jana, la hija menor del Diez. Pasadas las 3, Rocío Oliva, expareja de Maradona, llegó a la Casa Rosada con la intención de incorporarse a la despedida íntima y despedir al jugador. Visiblemente quebrada, tuvo que abandonar el lugar porque no fue autorizada a ingresar.

Durante la ceremonia privada, en tanto, también llegaron novedades desde Roma. El embajador argentino en Italia, Roberto Carlés, le hizo llegar a la familia un rosario del Papa Francisco. Se lo dio en mano a Villafañe.

Medidas

La familia de Maradona fue intransigente respecto a los horarios, las pautas de seguridad, las personas autorizadas a ingresar y la cobertura periodística. Pidieron que el velatorio público no se extendiera más allá de las 16, para trasladar a las 16.30 los restos de Maradona al cementerio de la Bella Vista. Colaboradores del Gobierno intentaban convencer al entorno del jugador de extender el horario, ante una multitud que se llegó a extender por 30 cuadras y la dificultad de interrumpir el homenaje.

Por eso, pasada la medianoche, el subsecretario de la Presidencia, Miguel Cuberos, y otros colaboradores oficiales adelantaron la apertura de las puertas a las 6, para garantizar, por lo menos, una despedida de diez horas con la gente.

Cuberos fue, del Gobierno, quien mantuvo el contacto permanente -y ultimó los detalles de la despedida- con Villafañe, las hijas mayores de Maradona y Maxi Pomargo, el asistente personal del Diez que vivía con él en la casa de San Fernando y que fue el primero en llegar a la Casa Rosada.

Una vez que se abrieron las puertas al público -que ingresaba por la entrada de Balcarce 50, pasaba frente al féretro y se retiraba por Balcarce 25 pasando por Casa Militar- se habilitó una pasarela especial para que deportistas, artistas, políticos y otras figuras públicas quisieran pasar a despedirse, ingresando por la explanada.

Por allí pasaron: Luciano Pereyra, Nito Artaza, Cecilia Milone, Enzo Francescoli, Marcelo Benedetto, Titi Fernández, "Pato" Fillol, Diego Brancatelli y Víctor Stinfale. Acompañando a Villafañe, durante un largo tiempo, estuvieron el exjugador Claudio "Turco" García, "El Polaco" (sus compañeros de Master Chef) y el abogado Fernando Burlando.

En la coordinación de la puesta en escena trabajó Ignacio "Nacho" Saavedra, el productor e ideólogo de muchos de los actos de Fernández durante la campaña. La transmisión, en tanto, a cargo de La Corte, y fue especialmente cuidada. Se emitió una imagen cenital, que mostró solo el cajón y la despedida de la gente, pero sin poner el foco en la familia del jugador.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.