La pelea entre Berni y Frederic tensa la relación entre Nación y provincia

El ministro bonaerense pidió por carta el retiro de las fuerzas federales por falta de coordinación; Fernández y Kicillof intentaron bajar el tono de la polémica
El ministro bonaerense pidió por carta el retiro de las fuerzas federales por falta de coordinación; Fernández y Kicillof intentaron bajar el tono de la polémica Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Gabriel Sued
(0)
11 de febrero de 2020  

La pelea entre el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, y la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, volvió ayer a escalar y tensó la relación entre los gobiernos de Axel Kicillof y de Alberto Fernández.

Aunque el gobernador y el Presidente intentaron bajar el tono de la disputa y emitir señales de sintonía, la discusión abierta sobre la política de seguridad expuso diferencias entre las dos administraciones que no quedaron saldadas, al menos en público.

La polémica se disparó esta vez por una carta que Berni envió el miércoles pasado a Frederic para solicitarle, en duros términos, que retirara de la provincia a los efectivos de fuerzas de seguridad federales destinados a asistir a las fuerzas bonaerenses.

La Casa Rosada informó ayer que no hará lugar al reclamo. "El gobierno nacional decidió mantener el despliegue de las fuerzas federales", dijo a LA NACION el secretario de Comunicación Pública y vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. Se trata de 6800 efectivos de la Policía Federal, la Gendarmería, la Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Hoy están a cargo del secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba.

En la carta, publicada ayer por el diario Clarín, Berni argumenta que un mes después de la reunión que mantuvo con Frederic la Nación no había enviado información solicitada por la provincia respecto del despliegue de las fuerzas federales. "A la falta de información mencionada cabe añadir que el proyecto de convenio enviado por autoridades del ministerio a su cargo resulta inviable en los términos que se propone la intervención conjunta de las fuerzas de seguridad, redundando todo ello solo en reglamentarismos que agravan aún más la situación en que se encuentra la provincia de Buenos Aires en materia de seguridad pública", dice el texto, del 5 de febrero, firmado por Berni.

¿Sabía Kicillof del contenido de la carta? En el entorno del gobernador no responden a esa pregunta. Circunscriben la disputa a una discusión puntual de gestión y prometen "trabajo mancomunado" con el gobierno nacional. "Como dijo Alberto, lo importante es trabajar mancomunadamente para que los bonaerenses vivan tranquilos. No nos interesa polemizar", dicen, y aseguran que la difusión de la carta no fue obra de Berni.

El gobernador cruzó mensajes telefónicos con el Presidente y con el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, detallaron en el entorno de Kicillof, para dar cuenta de que el diálogo con la Casa Rosada permanece abierto.

Enojo presidencial

Consultado por el reclamo de Berni, Fernández también procuró salvar al gobernador, pero no ocultó el enojo con el ministro. "Hablé con Axel [Kicillof] el sábado. Todos queremos trabajar para que los bonaerenses vivan en paz y la inseguridad no sea un problema. Si el ministro de Seguridad de la provincia tiene un método propio, que lo aplique. Es su responsabilidad, no es mía", dijo Fernández en declaraciones a Radio Continental, y cerró: "No hay un 'cortocircuito' de nuestra parte. Estamos para ayudar, no para polemizar".

El Presidente ya había quedado el mes pasado en medio del primer capítulo de la pelea entre Frederic y Berni. Fue después de que el ministro descalificó a la ministra por su posición sobre el uso de las pistolas Taser. En ese momento, los voceros de la Nación y la provincia también se apresuraron a dar por superado el episodio.

Si bien ayer le bajaron el tono a la polémica, en la gobernación bonaerense no desautorizaron el contenido de la carta de Berni a Frederic. Es más: en el entorno del ministro profundizaron la queja. "Desde la provincia no sabemos ni cuántos efectivos hay desplegados ni de qué fuerzas; no sabemos qué trabajo están haciendo, no sabemos a quiénes detienen ni adónde los entregan", dijeron, y puntualizaron que no hubo participación de efectivos federales en el Operativo Sol ni en el recital de la banda Divididos en Mar del Plata.

Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación atribuyeron la pelea a un intento de Berni de quedar a cargo de las fuerzas de seguridad federales desplegadas en la provincia. Esas pretensiones tensaron las conversaciones para que los efectivos quedaran a cargo de un comando unificado, tal como funciona en otra provincias, dijeron en el ministerio nacional.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.