La UIA le pidió a Fernández bajar impuestos y cambiar los convenios laborales

El candidato presidencial del Frente de Todos se reunió con los empresarios industriales, que le presentaron su "plan productivo 2020-2023"
El candidato presidencial del Frente de Todos se reunió con los empresarios industriales, que le presentaron su "plan productivo 2020-2023" Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Gabriel Sued
(0)
2 de octubre de 2019  • 22:00

La cordialidad y buena sintonía política no impidieron que, en su primera reunión formal con Alberto Fernández, la Unión Industrial Argentina (UIA) marcara la cancha: el comité ejecutivo de la entidad llevó al candidato del Frente de Todos un reclamo enérgico para reducir de manera urgente la carga impositiva para el sector.

Los industriales también propusieron por escrito avanzar en una "modernización" de las "relaciones laborales". Según dijo a LA NACION el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, el pedido no apunta a una "reforma laboral" que modifique la ley de contrato de trabajo, sino a cambios en los convenios. El candidato se encargó de subrayar que el tema no había sido parte de la reunión, de más de dos horas.

Cuando enfrentaron a la guardia periodística, Fernández y Acevedo solo mostraron coincidencias. "Tenemos un mismo ideal y la vocación de recomponer la industria", dijo el candidato. Además de Acevedo, estuvieron los vicepresidentes de la UIA Daniel Funes de Rioja, Cristiano Rattazzi, Guillermo Moretti, Eduardo Nougués, Adrián Kaufmann Brea, Carlos Garrera y Alberto Sellaro, entre otros. "La industria hay que ponerla de pie de vuelta en la Argentina, hay que dejar de maltratarla como se la maltrató durante estos años", agregó Fernández, que llegó acompañado de Santiago Cafiero, Cecilia Todesca y Matías Kulfas.

"Tenemos que consolidar una macroeconomía previsible, y para eso la generación de consensos es indispensable. Los espacios políticos deben generar las instancias propicias para que estos consensos se consoliden", señaló Acevedo. Antes de la reunión mantuvo una conversación reservada con el candidato, señal de la buena sintonía. El mes pasado se habían mostrado juntos en Tucumán, con el sindicalista Héctor Daer, uno de los jefes de la CGT. Fue una suerte de ensayo para el acuerdo de precios y salarios que promueve Fernández.

Al inicio del encuentro, los empresarios le entregaron al candidato un resumen de su "plan productivo 2020-2023". Fernández destacó el papel que a su juicio debería tener el sector en la reactivación de la economía y se mostró dispuesto a trabajar de manera coordinada.

Ante el reclamo de los textiles por la apertura de importaciones, prometió una revisión del esquema arancelario para proteger a la industria nacional. También se comprometió a desarrollar medidas diferenciadas para las industrias asentadas en el interior y les adelantó que si llega a la presidencia la Cancillería reforzará su papel como agente de colocación de los productos argentinos en el mundo.

Los industriales se fueron conformes y prometieron colaborar con un pedido del candidato para que participen de una suerte de "acuerdo social", en el primer tramo del próximo gobierno. Fernández les pidió seguir tendiendo puentes con los sindicatos.

La entidad resumió sus reclamos en un documento que les presentará a todos los candidatos. Hoy será el turno de Juan José Gómez Centurión, y el lunes, el de Roberto Lavagna. El encuentro con el presidente Mauricio Macri todavía no tiene fecha. Después de plantear un plan de desarrollo productivo para los próximos cuatro años, la UIA enumeró una serie de medidas "prioritarias" y de "mediano plazo". Entre las primeras figuran, además de la reducción de las retenciones a las exportaciones, la baja de las tasas de interés y una disminución de la presión impositiva, tanto a nivel nacional como provincial y municipal.

Los reclamos de "mediano plazo" son tres. Una reforma tributaria que "fomente el agregado de valor, potencie la producción de bienes transables y las exportaciones"; una mayor inserción internacional, "basada en el plan productivo y articulada con el sector privado en la búsqueda de nuevos mercados", y una nueva ley industrial, que impulse el avance científico y la "incorporación de nuevas tecnologías en todo el entramado productivo".

El reclamo está planteado, de manera más sutil, en un apartado del documento que la UIA le entregó al candidato. "La Cuarta Revolución Industrial está cambiando de raíz los procesos productivos y genera incrementos de productividad, mutaciones en las formas de trabajo y en modelos de negocios", dice el apartado, que después recomienda trabajar en las "relaciones laborales, para actualizarse a las nuevas formas de trabajo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.