La viuda de Muñoz confesó que el juez Rodríguez les sugirió vender las propiedades en el exterior

Fuente: Archivo
Iván Ruiz
Candela Ini
(0)
10 de febrero de 2019  • 16:39

"Plo me dijo que el juez Rodríguez nos había indicado que teníamos que vender todo", aseguró Carolina Pochetti. Su marido, el exsecretario privado Daniel Muñoz , ya estaba muy enfermo y Plo, su abogado, mantenía un estrecho contacto con el juez Luis Rodríguez, que los investigaba en la causa por su aparición en los Panama Papers .

Después del consejo del juez, el entorno de Muñoz procedió con la venta de las 16 propiedades que tenían a través de sus testaferros en Estados Unidos y se invirtieron US$ 30 millones en el lujoso archipiélago del Oceano Atlántico, Turks & Caicos.

Allanamientos acordados de antemano, consejos financieros, un sospechado sobreseimiento y más beneficios judiciales dejaron de nuevo al juez Rodríguez bajo la lupa después de que se conocieran algunos extractos de la confesión de Pochetti.

Los meses posteriores a la derrota del kirchnerismo en las últimas elecciones presidenciales fueron tan frenéticos como devastadores para Daniel Muñoz y su entorno. La derrota electoral, el avance de su enfermedad y los Panama Papers lo dejaron expuesto como nunca antes desde la muerte de Néstor Kirchner .

"Después de que falleció mi marido, le pedí a Plo que necesitaba tiempo, que no quería saber nada de la situación para mi iba a empeorar. Ellos me dijeron que no y articularon de manera rápida con Municoy la venta de las sociedades. En una de esas conversaciones, Plo me dijo que el señor Rodríguez, el juez, nos había indicado que teníamos que vender todo. Con esas directivas, se comenzó a vender todas las propiedades con ayuda de Ortiz Municoy", explicó Pochetti ante el fiscal Carlos Stornelli .

En ese momento comenzaron entonces las maniobras para alejar el dinero de su punto de origen y borrar la ruta del dinero. Se vendieron las 16 propiedades en Estados Unidos que tenían Muñoz y Pochetti a nombre de testaferros y se procedió a la compra de tierras en las islas de Turks and Caicos.

El juez federal Luis Rodríguez investigaba a Muñoz y Pochetti por el presunto lavado de US$ 60 millones de dólares. Pero el magistrado benefició en reiteradas ocasiones a los acusados, como cuando se negó a congelar sus fondos en el exterior y cuando concedió la eximición de prisión para Pochetti.

La viuda de Muñoz -detenida en Ezeiza desde octubre- explicó como se gestó la relación con el juez: "[Muñoz] me dijo que unos abogados amigos, con llegada a un juez, nos podían dar una mano. El juez es Rodríguez, quien había intervenido en una denuncia previa de mi marido. En esa causa, Plo, luego de que interviniera otro abogado, lo había representado a mi marido y había conseguido un sobreseimiento. Cuando salió lo de los Panamá Papers, mi marido les pagó a Plo y al juez Rodríguez una suma importante de dinero. Me dijo que le había pagado 10 millones de dólares para arreglar al juez y a los abogados para que ellos me defiendan".

Entre los beneficios, Pochetti se refirió en su confesión al allanamiento que -sostuvo- no la tomó por sorpresa: "El primer allanamiento en mi casa fue pactado entre Plo y el Juez Rodríguez, me dijo que no iba a ser violento. A mí me llamó Plo y me dijo mañana vas a recibir visitas quédate tranquila todo va a ser normal".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.