El desalojo de Guernica frenó la multiplicación de tomas, pero las que ya estaban se consolidaron

Los intentos de toma en el territorio bonaerense continúan estables, aunque bajaron los incentivos luego del desalojo de Guernica
Los intentos de toma en el territorio bonaerense continúan estables, aunque bajaron los incentivos luego del desalojo de Guernica Fuente: LA NACION - Crédito: Julian Bongiovanni
Inés Beato Vassolo
(0)
19 de enero de 2021  • 02:09

El desalojo de Guernica marcó un antes y un después en el curso de las tomas de tierras. Según coinciden funcionarios de la provincia de Buenos Aires, los intentos de usurpación fueron paulatinamente desalentados luego del mega operativo policial que el Ministerio de Seguridad bonaerense desplegó a fines de octubre pasado en el partido de Presidente Perón. El consenso no es absoluto, sin embargo: en el municipio de La Matanza afirman desactivar usurpaciones a diario.

El fenómeno parece haberse cristalizado en las tomas que precedían a la de Guernica -que inició en julio de 2020, en un descampado de 100 hectáreas, y fue desalojada tres meses después-, sin aumento ni disminución de los casos.

"Las tomas son algo que existía [antes de Guernica] y sigue existiendo. La problemática era sostenida en la Provincia, pero se puso de manifiesto por usurpaciones grandes, en un formato organizado, que tomaron repercusión mediática y generaron incentivos", dijo a LA NACION el director de Atención Inmediata bonaerense, Santiago Fidanza, en referencia a la toma del descampado bonaerenses, en la que llegaron a participar alrededor de 2000 familias oriundas de distintos distritos del conurbano.

En la toma de Guernica participaron alrededor de 2000 familias; fue desalojada tras un operativo policial liderado por el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, tres meses después de haber iniciado
En la toma de Guernica participaron alrededor de 2000 familias; fue desalojada tras un operativo policial liderado por el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, tres meses después de haber iniciado Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

"Hubo una promoción de esas prácticas entre grupos organizados. Incluso, gente vinculada a nuestra fuerza política veía a la toma como un camino para la solución habitacional", detalló Fidanza, y agregó: "Nosotros promovimos que el camino era otro, y que no íbamos a permitir que avancen este tipo de conflictividades". En este sentido, el funcionario bonaerense afirmó que la cantidad de intentos de ocupación "han bajado luego de la experiencia de Guernica".

Según números de la Dirección de Atención Inmediata -perteneciente al Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, conducido por Andrés Larroque-, hay 55 ocupaciones activas en la Provincia, 24 de las cuales se encuentran judicializadas. La mayoría de las tomas están consolidadas en el conurbano bonaerense.

Sin embargo, el número que facilitó la Provincia dista mucho del registro que se comunicó a LA NACION en septiembre del año pasado, que indicaba un total de 71 tomas judicializadas y un pico de 315 intentos de usurpación entre los meses de julio y agosto de 2020. Incluso, fuentes vinculadas al municipio de La Matanza hablaron de más de 30 tomas activas solamente en ese distrito, y voceros del intendente, Fernando Espinoza, dijeron a LA NACION que actualmente son diarios los intentos de usurpación. "Todos los días hay intentos de tomas nuevas, pero la policía los disuade y no logran efectivizarse", indicaron.

"Lo que pasa es que algunas ocupaciones se reportan judicializadas, pero al constatarlas en el territorio no existen más. Otras en realidad no son tales, sino que ya están dentro de planes de urbanización o son barrios populares", explicó Fidanza, en respuesta a aquellos números.

En el Ministerio de Seguridad, que lidera Sergio Berni, también aducen una baja en los intentos de toma luego del desalojo de Guernica. "No hay casi denuncias después del operativo de Guernica. Se debe a la firmeza con la que se tomó el tema. Fue simbólico. A partir de ahí, hubo un cambio muy profundo", sostuvieron voceros del ministro.

"Después del operativo bajaron todos los índices y se profundizó el diálogo en otros lugares, normalizando las demás tomas", agregaron. Sin embargo, aún son muchas las usurpaciones que se mantienen activas y llevan meses consolidándose, sin desalojo previsto. En general sucede en tierras fiscales, en las que no existe un privado que reclame su posesión.

Tomas en tierras fiscales, cada día más afianzadas

En La Matanza, una de las tomas más importantes es la del Barrio Los Ceibos, detrás del Hospital Simplemente Evita, en el kilómetro 32 de González Catán. El 23 de agosto pasado, unas 400 familias -con alrededor de 600 menores- tomaron viviendas a medio construir, que fueron parte de un plan nacional paralizado desde hace más de diez años. Con el tiempo, los ocupantes compraron puertas, ventanas y chapas y avanzan en la terminación de sus casas.

La usurpación más grande de la Provincia no está bajo jurisdicción de Espinoza, sino en terreno opositor: en el municipio de La Plata, que gobierna el intendente de Cambiemos, Julio Garro. La toma se gestó en donde solía funcionar el Club de Planeadores La Plata, en el barrio Los Hornos. Son tierras de la Agencia de Bienes del Estado (AABE), en las que intervienen varios actores: la Nación, el gobierno bonaerense y el municipio platense, que ahora coordinan un proyecto de urbanización en el lugar. Desde que comenzó, en febrero de 2020, no hay orden de desalojo y se suman ocupantes nuevos, mes a mes. Hoy, el gobierno de la Provincia calcula que son 800 familias las que habitan el predio.

En La Plata, 800 familias ocupan terrenos fiscales en donde funcionaba el Club de Planeadores; la toma lleva casi un año
En La Plata, 800 familias ocupan terrenos fiscales en donde funcionaba el Club de Planeadores; la toma lleva casi un año Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford

Aún con la toma de Los Hornos establecida, en La Plata también reconocen que la experiencia de Guernica desalentó la vorágine de las usurpaciones. "El año pasado tuvimos más de 60 intentos de tomas, pero ahora mermó un poco el tema en el municipio. Está mejor articulado", dijo a LA NACION el director platense de Tierras y Viviendas, Augusto Sciarretta.

"A partir del fenómeno del año pasado fueron tomando razón distintos actores y se fue articulando el fenómeno de manera más fluida. Ante la flagrancia, están la policía y el Poder Judicial encima. Se desactivan rápido", explicó el funcionario, y concluyó: "Lo que pasó el año pasado sirvió muchísimo para que esto tome estado público y nadie se haga el distraído".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.