Los aeropuertos ya tienen dueño

Con una oferta que superó los 171 millones, el grupo liderado por Ogden y Eurnekian obtuvo la concesión por 30 años
(0)
24 de enero de 1998  

El Estado percibirá 171.121.000 pesos anuales durante los próximos 30 años en concepto de canon por la explotación de las 33 estaciones aéreas que se concesionaron ayer.

El grupo Aeropuertos Argentina 2000 -integrado por los operadores del aeropuerto de Milán, el Multimedios América, del grupo Eurnekian; la norteamericana Ogden y la Constructora Riva- ganó la privatización.

El acto fue encabezado por el jefe de Gabinete, Jorge Rodríguez, y estuvieron presentes el ministro de Economía, Roque Fernández; el titular de la cartera de Defensa, Jorge Domínguez; el secretario de Turismo, Francisco Mayorga, y el titular del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos, Adolfo Ensink, entre otros.

En realidad, la oferta económica que se conoció ayer fue la segunda de la licitación. El 8 del actual, tres de los cuatro competidores empataron en torno de los $ 117 millones, razón por la que debían mejorar su ofrecimiento monetario.

Ayer, a las 12, el escribano general de la Nación leyó la primera oferta. Era la del consorcio ganador, que coincidentemente había ofertado la cifra más alta en la oportunidad anterior.

Luego se informó que el grupo encabezado por la italiana Impregilo, que se había ubicado antes en la tercera posición, proponía $ 162 millones.

"La oferta del consorcio Aeropuertos de la Argentina -formado por el grupo Macri, The Exxel Group y los operadores del aeropuerto de Francfort- es de $ 152 millones", dijo el escribano.

Sin ocultar la sorpresa que les causó, los integrantes de Aeropuertos Argentina 2000 comenzaron a festejar su triunfo.

Con la misma energía con la que hubieran gritado un gol del Milan o de Boca, o algún home run de un equipo de béisbol, los socios italianos, argentinos y norteamericanos dieron rienda suelta a su alegría en el Salón Colón de la Casa Rosada.

Sin embargo, la celebración se prolongaría hasta bien entrada la tarde. La única diferencia fue el marco del encuentro: "Un magnífico parque, una gran piscina y un espectacular asado en la quinta que Eduardo Eurnekian tiene en Del Viso", según describió uno de los participantes de la comida.

Alegría compartida

Pero la euforia no sólo fue un estado anímico de los empresarios que ganaron la licitación. Los integrantes de la jefatura de Gabinete, área que piloteó el proceso, estaban exultantes.

Aseguraron que es la privatización más exitosa de la gestión de Menem. Calculadora en mano comentaron que durante los 30 años que dure la concesión el Estado recibirá algo más de cinco mil millones de pesos y que la oferta recibida cuadriplicó el monto que había sido fijado como base.

Una de las cuestiones que se considera central en esta privatización es la seguridad.

Al respecto, el ministro de Defensa sostuvo ayer que "la inversión privada significará más tráfico aerocomercial en el país, más frecuencias, y la Fuerza Aérea estará a la altura de esas exigencias con el equipamiento que se requiere".

Paralelamente a la concesión de las aeroestaciones, el Gobierno tiene en marcha un plan de radarización que contempla el mantenimiento, la mejora y la ampliación del sistema de radares guía. A fines del próximo mes se abrirán los sobres con las ofertas económicas.

La iniciativa es un programa de dos años cuya adjudicación se producirá en la primera semana de marzo.

Domínguez aseguró que "los primeros radares en las zonas más importantes se empezarán a instalar entre este año y el próximo".

El titular de la cartera de Defensa recordó que, a partir del pase a manos privadas de los aeropuertos, la Fuerza Aérea tendrá la responsabilidad del control del espacio aéreo, mientras que el resto será "compromiso" del sector privado.

Compensaciones

Domínguez agregó que el canon anual que pagará Aeropuertos Argentina 2000 permitirá el desarrollo de todos los aeropuertos que quedaron fuera del sistema nacional y adelantó que las reuniones entre la Fuerza Aérea y el grupo ganador comenzarán "de inmediato".

Ambicioso proyecto para "Nuevo Ezeiza"

El Aeroparque será trasladado a Ezeiza. El dato surge de la propuesta que Aeropuertos Argentina 2000, el grupo que ganó la licitación para explotar 33 aeropuertos nacionales durante los próximos 30 años, le realizó al Gobierno.

La política de inversión del consorcio que integran los operadores del aeropuerto de Milán, el grupo Eurnekian, la norteamericana Ogden y la Constructora Riva, está dividida en dos segmentos: el sistema aeroportuario de Buenos Aires, por un lado, y las otras 31 terminales aéreas, por el otro.

"Nuevo Ezeiza" es el nombre con el que los empresarios bautizaron el proyecto para unificar la actividad aérea de Buenos Aires.

La reformulación del aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza prevé:

  • Trazado de nuevas pistas, ampliación de las ya existentes y rediseño de las calles de rodaje.
  • Renovación de las terminales de pasajeros y de carga.
  • Nueva playa de estacionamiento vehicular.
  • Transformación de toda la infraestructura de seguridad y servicios.
  • La ampliación de Ezeiza apunta a que la aeroestación quede en condiciones de recibir todo el tráfico de pasajeros y de carga, y de cabotaje e internacional, de manera de poder pasar de los actuales 4,5 millones de pasajeros anuales a los más de 30 millones previstos hacia el final de la concesión.

    Las inversiones se completarán como máximo el 18º año de la concesión. Entonces, se proyecta disponer de una terminal nacional de 90.000 metros cuadrados y de tres áreas internacionales de 120.000, 50.000 y 30.000 metros cuadrados, respectivamente.

    Las terminales existentes serán sustituidas por las nuevas. Su demolición está prevista para el quinto año de la concesión en el caso del espigón de Aerolíneas Argentinas, y en el noveno, en el del espigón internacional.

    El área de terminal de carga también se desarrollará durante los primeros años y abarcará una superficie de por lo menos 70 hectáreas. Además, está prevista la construcción de una nueva estación de bomberos.

    Con relación a las actividades complementarias, la propuesta de Aeropuertos Argentina 2000 prevé que además de las áreas comerciales ubicadas en el interior de las terminales de pasajeros, se habilitará una zona de 150.000 metros cuadrados para el desarrollo comercial.

    Obras para el interior

    Para las 31 estaciones aéreas restantes, el consorcio contempla, entre otras, las siguientes obras:

  • Repavimentación de pistas y de calles de rodaje.
  • Colocación de alambrados de protección, cuestión que se considera dentro del rubro "seguridad pasiva".
  • Redes de desagüe cloacal y plantas de depuración.
  • Renovación de sistemas luminosos de asistencia al vuelo.
  • Reparación de edificios, estacionamientos vehiculares y renovación de mobiliarios.
  • Instalación de grupos electrógenos.
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.