Los arrepentidos abren nuevas líneas de investigación