Los comerciantes chinos denuncian que los saqueos fueron coordinados

Los supermercadistas orientales aseguraron que los ataques de diciembre pasado en Rosario se concentraron casi exclusivamente en sus negocios
Alfredo Sainz
(0)
10 de enero de 2013  

Los supermercadistas chinos denunciaron que los saqueos en Rosario estuvieron focalizados en forma casi exclusiva en sus comercios y precisaron que uno de cada cinco de sus locales en la ciudad santafecina fue víctima de algún ataque durante la noche del jueves 20 de diciembre pasado.

Con impactantes fotos que muestran cómo quedaron arrasados sus autoservicios, los comerciantes orientales aseguraron que los saqueos estuvieron coordinados y se concentraron en un rango de cuatro horas entre la noche del jueves 20 y la madrugada del viernes 21.

En un encuentro con LA NACION, la comisión directiva de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos (Casrech) aseguró que en total fueron saqueados 40 de los 200 supermercados de ese origen que funcionan en la ciudad de Rosario y alrededores, aunque precisó que la peor parte se la llevaron los locales ubicados en Villa Gobernador Gálvez, una de las localidades que conforman el Gran Rosario.

"No sabemos si hubo un móvil político, y tenemos muy buena relación con todas las autoridades. Lo único que podemos decir es que los saqueos los inició gente que no era del lugar, aunque después muchos vecinos se sumaron. Lo más raro fue que sólo atacaron a los supermercados chinos. En cuadras donde también funcionaban una carnicería o una verdulería de otro dueño, a nuestros supermercados los arrasaron y los otros negocios quedaron intactos. Es como si hubiera habido una orden de atacar a los chinos", afirmó el supermercadista Huang Ming, director de la filial rosarina de Casrech.

Los comerciantes chinos precisaron que de los 40 supermercados saqueados, 10 directamente fueron arrasados y en estos casos las pérdidas superaron largamente el millón de pesos por local. "Arrasaron con todo. Hubo supermercados que quedaron totalmente destruidos porque la gente que entraba se llevaba hasta las chapas de los techos. Y lo peor es que como en muchos casos los comerciantes vivían en una casa pegada al supermercado, también entraron en las viviendas y les robaron los televisores, las computadoras y las camas. Es gente que no sólo se quedó sin su comercio, sino que ahora tampoco tiene una casa donde vivir y quedaron completamente endeudados", se lamentó Chan Yu Hui, otro comerciante chino que fue víctima de los saqueos.

De acuerdo con su relato, los saqueos se iniciaron después de las 21 del jueves 20 de diciembre, es decir, unas horas después de los ataques a los supermercados de Bariloche , y a la una de la mañana del viernes la situación se empezó a tranquilizar . "Lo peor se vivió en Villa Gobernador Gálvez, donde estamos con supermercados en muchas zonas muy peligrosas, aunque también tuvimos un local que fue saqueado que estaba a menos de una cuadra de la municipalidad de Gálvez", precisó Huang Ming.

Presencia extendida

Los comerciantes chinos destacaron que si bien algunos vecinos participaron de los saqueos, en la mayoría de los casos recibieron muestras de solidaridad y de apoyo por parte de la población local. "Al otro día del saqueo en muchos barrios se organizaron colectas para ayudarnos porque la gente sabe que los chinos estamos en lugares a los que no quieren ir las grandes cadenas de supermercados", explicaron en Casrech.

Los comerciantes chinos llegaron a la ciudad de Rosario hace menos de cinco años, pero rápidamente se supieron ganar una importante participación en el comercio minorista de alimentos.

En la actualidad, se calcula que funcionan 200 supermercados de dueños orientales, que en la mayoría de los casos provienen de la ciudad de Putian, una de las principales localidades de la provincia china de Fujian. Su presencia en Rosario forma parte de un plan de expansión que hoy abarca a todas las ciudades medianas y pequeñas del país. Se calcula que a nivel nacional los autoservicios chinos ya superaron la barrera de los 10.000 locales, de los cuales sólo la mitad se encuentran en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

"Después de tantos años en la Argentina, seguimos con nuestra intención de ayudar a las autoridades y a los consumidores, pero también nos gustaría que se refuercen las medidas de seguridad para evitar que se repitan estos hechos, y restablecer la confianza de los empresarios que están invirtiendo en nuevos supermercados", explicó Chen Da Ming, presidente de Casrech.

Orientales en la mira

  • 40

    Autoservicios


    Fueron los supermercados chinos saqueados en Rosario en apenas cinco horas de la noche del 20 de diciembre
  • 1

    Millón de pesos


    Fue la pérdida promedio en los supermercados que fueron completamente arrasados
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.