Los impulsores del paro amenazaron con más medidas de fuerza

Pablo Moyano advirtió que si "en 20 días" no tienen una respuesta del Gobierno definirán nuevas protestas

02:00
Video
Nicolás Tosi
(0)
30 de abril de 2019  • 14:26

Los gremios disidentes de la CGT, las tres vertientes de la CTA y los movimientos sociales advirtieron que mantendrán sus protestas. "Si no tenemos respuestas del Gobierno, en 20 días definiremos cómo seguimos y tomaremos las medidas que haya que tomar", dijo el camionero Pablo Moyano , uno de los impulsores de la protesta.

Además, desafió al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, por su intento de neutralizar la huelga con sanciones. "Que se metan las multas en el culo", dijo el hijo de Hugo Moyano.

Miles de manifestantes comenzaron a marchar hacia la Plaza de Mayo antes de que se cumplieran las 12, hora estipulada para el inicio de la movilización. Una marea humana se desplazó en masa y en gran cantidad desde los puntos de encuentro hacia el escenario montado de espaldas a la Casa Rosada, donde realizaron sus discursos los principales líderes sindicales que convocaron el paro.

Varias columnas no esperaron el inicio y empezaron el recorrido desde las zonas de reunión, por Avenida de Mayo y Diagonal Sur, hacia la plaza. Una multitud desbordó ambas avenidas y avanzar desde la 9 de Julio hacia el escenario se hizo cada vez más difícil.

Cientos de pecheras y camperas resultaron fundamentales para identificar a cada uno de los sindicatos durante el trayecto. De esta manera, pudo comprobarse que la columna más nutrida fue la del gremio de los Moyano, Camioneros.

El paro nacional fue organizado por el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FreSiMoNa) que agrupa a diversas organizaciones sindicales críticas de la conducción de la CGT, a la que consideran demasiado dialoguista. Entre los sindicatos que lideran FreSiMoNa y encabezaron la manifestación, estuvieron Camioneros, la Asociación Bancaria de Sergio Palazzo y los mecánicos de Smata de Ricardo Pignanelli. Acompañaron la convocatoria alrededor de 80 organizaciones gremiales, las dos CTA que dirigen Pablo Micheli y Hugo Yasky, el sindicalismo combativo y las agrupaciones de izquierda.

Una gran cantidad de banderas con distintas consignas cubrieron el frente del edificio histórico del Cabildo. Pero todas ellas coincidieron en sus reclamos contra el Gobierno, el FMI, el desempleo y el hambre.

También se vieron otras consignas por fuera de las banderas sindicales. "Yo soy la lucha", decía la pancarta de un trabajador que no se identificó con ninguno de los gremios convocantes pero que decidió marchar para adherir con las exigencias de los manifestantes.

El acto central contó con los discursos de los líderes gremiales que convocaron el paro. Estaba programado para las 13 y que fuera breve porque los organizadores pretendían liberar la Plaza de Mayo para que las Madres pudieran realizar su caminata habitual de las tres de la tarde.

Pablo Moyano de Camioneros subió a las 13.58 al escenario para dirigirse a los manifestantes. Lo hizo luego de los discursos de Pablo Micheli y Hugo Yasky. El acto finalizó cinco minutos más tarde y comenzó la desconcentración de manera muy lenta por la cantidad de asistentes que se acercaron hasta Plaza de Mayo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.