Los intendentes del PJ piden más espacio y vetan a Scioli

Se reúnen hoy gobernadores y jefes comunales, tres días antes del cierre de las listas
Jesica Bossi
(0)
5 de abril de 2016  

Fuente: Archivo

Los intendentes bonaerenses del PJ pretenden llevar hoy a una cumbre decisiva para la nueva conducción partidaria su pliego de condiciones: siempre con la unidad como meta, quieren tallar en el reparto de cargos y rechazan a Daniel Scioli como vicepresidente, sillón para el que impulsan a un soldado propio.

El ex candidato presidencial del Frente para la Victoria apareció como virtual segundo de una lista encabezada por el histórico José Luis Gioja, una opción que intenta amalgamar a los sectores más tradicionales y al kirchnerismo duro. Todo, claro, para evitar una competencia que la mayoría imagina costosa y pesada.

Un grupo selecto de gobernadores, jefes comunales y dirigentes se reúne hoy en el hotel Conte, convertido en un búnker peronista. Allí se aloja cuando viene a Buenos Aires el formoseño Gildo Insfrán, operador en las sombras del sello, que goza de mejor reputación entre sus pares que lo que cotiza su imagen pública.

El "veto" a Scioli se analizó ayer, en un encuentro de intendentes en Esteban Echeverría, tierra de Fernando Gray. La jugada tiene su riesgo: la bolilla de Scioli apareció impulsada por La Cámpora como una versión "superadora" de Gioja, del que recelan, y de Jorge Capitanich, una expresión con tono K y poca chance de aceptación de los caciques. De hecho, el chaqueño ya se bajó.

Incluir a Scioli en un lugar privilegiado fue la carta de la que echó mano el sanjuanino para desactivar el frente kirchnerista. Ahora, emerge un nuevo actor en la pelea: el pelotón de intendentes peronistas que sin gobernador del mismo color político quieren hacer valer su caudal de votos. La provincia de Buenos Aires es el principal bastión electoral, representa un tercio del padrón nacional, y el peronismo, aun en su peor derrota, conserva 55 de los 135 distritos.

Ayer, en la cumbre, estuvieron Marín Insaurralde (Lomas de Zamora), Verónica Magario (La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo), Juan Zabaleta (Hurlingham), Eduardo Bucca (Bolívar), Ariel Sujarchuk (Escobar), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa).

"La prioridad es garantizar la unidad, más allá de los nombres", dijo Zabaleta a LA NACION.

El pulgar hacia abajo para Scioli se entiende en el marco de la pulseada para colar de su cosecha más que como un repudio a su figura. "Intendente o intendenta", decían ayer, enigmáticos. En la variable femenina, circuló la alternativa de Magario, dama de La Matanza, poderoso distrito en que timonea también su antecesor, Fernando Espinoza, presidente del PJ bonaerense.

"Tiene que mandar el territorio", explicó ayer un intendente a LA NACION. Eso, argumentan, no sólo debería reflejarse en la integración de los 75 casilleros para el nuevo Consejo del PJ, sino también en el armado de listas para los comicios legislativos del año que viene. De todas las butacas, las más importantes son las cuatro vicepresidencias que suelen dar espacio a una mujer, un sindicalista y un referente de la juventud.

¿Por qué les importa la renovación de autoridades? Los mandatos vencen en mayo, y como la Justicia ya objetó el último recambio, si no completan los pasos formales están a tiro de intervención.

Los gremios van al Senado por Ganancias

  • Como sucedió la semana pasada en Diputados, las cinco centrales obreras irán mañana a la Cámara de Senadores para exponer su preocupación por el desempleo, la inflación y los alcances del impuesto a las ganancias. Pedirán la sanción de un proyecto de ley para declarar la emergencia ocupacional, entre otras demandas.
  • Los referentes de las tres CGT y de las dos CTA se reunirán con los legisladores de distintos partidos. La estrategia, coordinada con los bloques de la oposición, es presionar al Gobierno para acelerar el debate de Ganancias y para tomar medidas contra los despidos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.