Los piqueteros ensayan una tregua en las calles y apuestan a un triunfo kirchnerista

La movilización del 26 de junio, por los asesinatos de Kosteki y Santillán
La movilización del 26 de junio, por los asesinatos de Kosteki y Santillán Fuente: Archivo - Crédito: Ignacio Sánchez
Las organizaciones reconocen el cambio de estrategia: protestas acotadas por reclamos puntuales y no movilizaciones masivas
María Paula Etcheberry
(0)
1 de julio de 2019  

Aunque las consecuencias de la crisis económica se sienten con fuerza, en las calles reina una llamativa calma. O al menos brillan por su ausencia las grandes movilizaciones piqueteras que abundaban hace unos meses. Algunas organizaciones sociales admiten que este cambio de estrategia se debe a la apuesta por un posible triunfo electoral de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner. Otros señalan que las protestas se enfocan en reclamos puntuales, mientras en el plano de la construcción política se prioriza un armado más integral.

"Los movimientos populares observamos el proceso electoral como un momento crucial, con posibilidades de generar un cambio de gobierno y canalizar hacia allí nuestros reclamos y demandas. Hay un deterioro social grande, con comedores colapsados, aumento de precios y pérdida de puestos de trabajo. Hay condiciones para expresar malestar. Pero hay una situación de expectativa. Vemos a un gobierno en retirada, que ya está en un fin de ciclo", explicó a LA NACION Daniel Menéndez, líder de la fracción de Barrios de Pie referenciada en la diputada Victoria Donda, que junto a Felipe Solá conformó el partido Somos, hoy alineado con la fórmula kirchnerista.

Las últimas cifras del Indec reflejan con una desmejora en los principales indicadores socioeconómicos. El desempleo ascendió al 10,1%, lo cual implica un punto de aumento con respecto al año anterior. El PBI tuvo una caída de 5,8% interanual con respecto al mismo trimestre del año pasado. Y la inflación, aunque decrece, todavía se mantiene alta: el índice de precios al consumidor aumentó 3,1% mensual en mayo.

"Con cualquier compañero de la economía popular que hables te va a decir que está peor que el año pasado. Los conflictos son más aislados, pero sigue habiendo efervescencia en la calle. Hicimos movilizaciones en los últimos días, pero no en el centro de la ciudad", señaló Nicolás Caropresi, referente del MTE (Movimiento de los Trabajadores Excluidos) y la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular). Ambas agrupaciones están encabezadas por Juan Grabois, quien apoya al kirchnerismo.

"En estos cuatro años de Macri nos hemos movilizado más de 200 veces. En el último tiempo hemos sido muy cautos. No se puede estar todo el tiempo en la calle. No hubo movilizaciones grandes últimamente, pero sí pequeñas, por cuestiones más puntuales. Nosotros queremos que el gobierno de Macri termine el 10 de diciembre. Tenemos la expectativa de que un opositor gane", afirmó Gildo Onorato, dirigente del Movimiento Evita y CTEP, en diálogo con LA NACION.

"Teníamos dos posibilidades: seguir movilizados en la calle o hacer un planteo más integral, con distintos partidos políticos, intelectuales y empresarios. Decidimos avanzar con eso: con una política más integral. La idea es que todos los sectores se hagan cargo del problema del hambre", completó Esteban "Gringo" Castro, también referente del Movimiento Evita y secretario general de la CTEP. Encabezado por Emilio Pérsico, el Evita también apoya al peronismo kirchnerista.

En algunos casos, los reclamos a nivel local, provincial o regional prevalecen frente a los nacionales. Esa es la estrategia que adoptó la CCC (Corriente Clasista Combativa) luego de abandonar las movilizaciones a gran escala. "Nos estuvimos enfocando en lo regional. Nos movilizamos a todas las oficinas provinciales de la Anses. Hicimos convenios con varias provincias. Queremos cambiar la política del gobierno, por eso apoyamos a la fórmula Fernández-Fernández. La gente va a llegar a diciembre muy herida", afirmó Juan Carlos Alderete, líder de la CCC.

La próxima gran movilización se dará el 7 de agosto, fecha en la que se conmemora a San Cayetano. El Movimiento Evita, Barrios de Pie, la CTEP y la CCC participarán de esta marcha, que realizan en conjunto todos los años. También habrá una manifestación de la CCC a mediados de este mes. "Vamos a ir a un movimiento masivo el 15 de julio. Después, vamos a jugar con todo para el 7 de agosto. Queremos meter 400.000 compañeros en la Plaza de Mayo", expresó Alderete.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.