Los planes de Katopodis para reabrir los obradores

El ministro de Obras Públicas apunta a reactivar, en principio, 150 proyectos que están paralizados
El ministro de Obras Públicas apunta a reactivar, en principio, 150 proyectos que están paralizados Fuente: Archivo
Diego Cabot
(0)
20 de enero de 2020  

Hay dos palabras que Gabriel Katopodis , el ministro de Obras Públicas de la Nación, pronuncia cada vez que explica cuáles son los planes para un área clave de la política argentina: prioridades y territorio.

La primera tiene que ver con una realidad. Como no hay plata, ni cree que la haya en el corto plazo, habrá que elegir las obras más importantes para cada interlocutor que llega con carpetas llenas de proyectos. La segunda, territorio, resume cómo procederá su ministerio con la gestión, el control y la realización de las obras.

El ministro considera que sus excolegas (fue intendente de la localidad bonaerense de San Martín antes de asumir en la Nación) son quienes deberían adjudicar y licitar las obras que se financian desde el poder central.

"Son los que tienen conocimiento del terreno, de las necesidades, de lo que quieren los vecinos. Y no hay ninguna obra que no esté localizada en una intendencia", le han escuchado decir sus interlocutores.

La palabra prioridad ya le ha dado algún que otro dolor de cabeza. En alguna entrevista dijo que la construcción del metrobús no será un eje de su gestión. Los usuarios le recriminaron la respuesta. Él responde que cuando el dinero no alcanza para todas las obras, ganan las prioritarias.

Katopodis guarda para sí un recuerdo amargo con el metrobús de San Martín. De aquellos días seguramente se recuerda esa cara de pocos amigos en el palco cuando inauguró una obra junto a la entonces gobernadora María Eugenia Vidal y el presidente Mauricio Macri. Cuentan que su rostro serio se debía a que él había pedido algunos jardines de infantes y el financiamiento de otras obras, como dos pasos bajo nivel, y que la Nación le dijo que sí, pero que también harían el metrobús sobre la ruta 8. Según su equipo, esta obra se hizo; aquellas, no.

Ahora bien, ¿cuáles serán esas prioridades? Lo resolverán con los intendentes, que, como su credo, "conocen el territorio". A cada uno que recibe -en su despacho hay un peregrinaje constante de gobernadores y jefes comunales- le dice que haga la lista pequeña.

"Este ministerio va a salir a la calle para estar en contacto con la gente, por eso vine con todo mi gabinete a recorrer Quilmes junto a Mayra [Mendoza] para ver de cerca las prioridades de la ciudad", dijo no bien asumió en una visita al conurbano bonaerense. "

Tenemos un equipo formado en la gestión e integrado por intendentes de ciudades importantes de Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires, que va a recuperar el rol federal de la obra pública en la Argentina, promoviendo el desarrollo con inclusión y generando empleo", agregó. Una síntesis de lo que será el sello de su gestión.

Pero, más allá de su identificación con los municipios, sabe que no será posible esa delegación de la obra pública nacional en las comunas. Un porcentaje de municipios no tienen capacidad para construir ni para licitar ni, mucho menos, para controlar. La transparencia suele ser un bien escaso en el mundo de la obra pública.

Las obras a reactivar

En el corto plazo, Katopodis ha decidido iniciar algunas obras. Dentro de su ministerio quedó Vialidad Nacional. Las rutas ya no serán dominio de la cartera de Transporte, hoy a cargo de Mario Meoni. Por ahora, el exintendente de San Martín espera un informe de las obras que están en marcha, paralizadas la gran mayoría, para abrir los obradores.

En Vialidad colocó a otro viejo conocido de la política bonaerense: Gustavo Arrieta. El exintendente de Cañuelas por tres períodos, que también fue ministro de Asuntos Agrarios durante el gobierno de Daniel Scioli, prepara un listado de obras que podrían ponerse en marcha en el corto plazo.

"Buscamos hacer un listado de unas 150 obras que están frenadas por temas presupuestarios para poner en marcha inmediatamente. La idea es poner algo de dinero para que las empresas puedan arrancar de vuelta", dicen en su entorno.

Por lo bajo, reconoce que los proyectos iniciados por la administración Dietrich son los necesarios. De ahí que serán esas las obras que iniciarán.

"Nada de esto va a pasar en menos de dos o tres meses", reconocen en su entorno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.