Lousteau, el elegido de Carrió, hace equilibrio

El diputado elogia a la líder de la Coalición Cívica, pero no quiere que digite su campaña
(0)
20 de noviembre de 2014  

En su corta carrera política, Martín Lousteau (Sumá +) aprendió a respetar a Elisa Carrió. Respeto que no quiere decir sometimiento a su forma avasallante de hacer política, aclaran quienes impulsan al joven diputado y ex ministro de Economía a competir por la Jefatura de Gobierno de la Capital el año próximo.

Las explicaciones no son ociosas: la líder de la Coalición Cívica, en sus diatribas contra los socios de UNEN, sólo rescató a Lousteau, a quien -dijo- va a respaldar en su campaña porteña. Ésa será su única participación activa en UNEN, advirtió Carrió, tras pegar el portazo. Ante el favoritismo público demostrado por Carrió, el dirigente de Sumá + buscó poner paños fríos, máxime después de la salida intempestiva de la diputada de la Coalición Cívica de la coalición de centroizquierda.

"Carrió hace política de manera franca y directa, y lo hace en desventaja, a costa de un gran esfuerzo, frente a estructuras partidarias más grandes -sostuvo ayer Lousteau-. Yo prefiero no hablar en términos personales, sino priorizar la construcción colectiva."

Así, de manera sutil, Lousteau marca sus diferencias de estilo con Carrió. El diputado de Sumá + no formaliza todavía su candidatura a jefe de gobierno porteño, aunque todos en su entorno dan por descontado que competirá con el macrismo en la ciudad.

"Todavía no sabemos cuál será la fecha de elecciones, por lo que por ahora no soy candidato -se defiende-. En la Capital, UNEN se mantiene en pie, cada fuerza interna decidirá sus candidatos y competiremos en las PASO como hicimos el año pasado. Yo realizaré mi aporte en función de lo que este grupo colectivo necesite."

En el entorno de Lousteau cunde el optimismo sobre la candidatura del dirigente en la ciudad. "Estamos en el ballottage", aseveran, confiados en que el Frente para la Victoria porteño se deshilachará frente a una eventual polarización electoral entre UNEN y Pro. El ex ministro de Economía recibió varias ofertas para abandonar la coalición de centroizquierda y sumarse al Frente Renovador, del candidato presidencial Sergio Massa. "No está en mis planes", aclaró Lousteau puertas adentro de la dirigencia.

Si bien su compromiso está en UNEN, el joven dirigente sigue con preocupación sus desavenencias internas, sobre todo las del radicalismo. Lousteau sostiene que la UCR debería resolver cuanto antes su candidatura presidencial, hoy disputada entre los mendocinos Ernesto Sanz -presidente del partido- y Julio Cobos. Parte de una premisa lógica: cuanto más tiempo se prolongue la indefinición, más votantes se perderán.

La posición de Lousteau es compartida por varias voces dentro del partido. Tras la reunión cumbre del lunes pasado, sus principales líderes celebraron que el radicalismo haya mantenido su unidad pese a las presiones internas para acordar con Mauricio Macri, líder de Pro, o con Massa. "Imposible negociar con otras fuerzas con un partido roto", deslizó un importante legislador radical.

Esto significa que el radicalismo no le cierra las puertas a un eventual acuerdo electoral con otras fuerzas, pese a que el lunes pasado confirmó su pertenencia a UNEN. "Eso lo vamos a revisar en marzo o en abril próximo. No queremos ser una fuerza testimonial", insistió la fuente.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.