Luego de denuncias cruzadas y reclamos por deudas, IOMA cortó vínculo con una entidad médica que atiende a 300.000 platenses

Las entidades provinciales asociadas a IOMA afirman que la obra social bonaerense les debe más de dos meses de prestaciones
Las entidades provinciales asociadas a IOMA afirman que la obra social bonaerense les debe más de dos meses de prestaciones Fuente: Archivo
Inés Beato Vassolo
(0)
12 de julio de 2020  • 17:15

Tras semanas de denuncias cruzadas, marchas y huelga de servicios, el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) cortó su convenio con la Agremiación Médica Platense (AMP), luego de 60 años de vinculación.

La decisión, formalizada el miércoles, deja a 5000 médicos -que atienden 300 mil afiliados a IOMA- sin entidad para interpelar ante el gobierno provincial. Se da en el marco de un conflicto generalizado entre la obra social bonaerense y los organismos asociados, dado el retraso en los pagos y la falta de actualización de los honorarios médicos, entre otros motivos.

En diálogo con LA NACION, el presidente de la obra social bonaerense, Homero Giles, sostuvo que "se baja a la agremiación como pagadora y administradora, pero seguirá reconociéndose su representatividad para negociar en nombre del personal médico".

Es decir, desde la institución estarían dispuestos a discutir asuntos con la AMP -como el valor de los honorarios-, pero, de ahora en más, cada médico deberá gestionar sus pagos y facturaciones directo con IOMA.

La medida causó el rechazo de la mayoría de los asociados de la AMP. "En la AMP nos encargamos de facturar, pagar y resolver los temas administrativos. Los médicos no pueden perder tiempo de trabajo en toda esa burocracia", explicó a LA NACION Gastón Quintans, secretario de la agremiación platense.

A fines de junio, IOMA había denunciado a la AMP por mala administración, ante una presunta defraudación, de hasta ocho millones de pesos, en la que estarían involucrados 12 profesionales asociados. "Una denuncia disparatada -según Jorge Cruz Varallo, presidente de la entidad platense-, en la que algunos pacientes ni siquiera dicen recordar quién los atendió".

Temor a una posible "pamización"

A la denuncia se sumó el fantasma de una posible "pamización" de IOMA, en la que se impediría al afiliado la libre elección del médico y el lugar de atención.

El conflicto desencadenó en una manifestación masiva encabezada por la AMP -el 30 de junio, en la que participaron 6000 autos-, seguida por dos instancias fallidas de negociación, dos días de huelga y, finalmente, la abolición del convenio, por decisión unilateral de IOMA.

"Para llevar a cabo esta reforma estructural, IOMA necesita romper con las entidades intermedias y generar un listado propio de prestadores directos. Se suma la situación crítica que están atravesando las clínicas privadas, de la cual la provincia podría aprovecharse, comprando sus paquetes accionarios", argumentó Varallo.

El presidente de IOMA, Homero Giles, anunció la ruptura del convenio con la Agremación Médica Platense en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán
El presidente de IOMA, Homero Giles, anunció la ruptura del convenio con la Agremación Médica Platense en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán Crédito: Fuente: Facebook

El rumor acerca del cambio de eje de la obra social bonaerense se desató al darse a conocer que IOMA adquirió una clínica en la localidad de Temperley y que habría iniciado negociaciones para comprar el Instituto de Diagnóstico de La Plata, hitos que de inmediato causaron revuelo en el sector de la salud.

"Se quedan con clínicas fundidas y ponen médicos propios. Los pacientes eligen atenderse ahí, por sobre otros lugares, porque no se les exige un copago. Esto pauperiza el mercado de IOMA, que tiene dos millones de afiliados en la provincia", indicó una fuente del círculo médico bonaerense.

Sobre este punto, el presidente de IOMA dijo a LA NACION: "El sanatorio de Temperley se alquiló para dar respuesta a la pandemia, ya que necesitábamos camas; pero nadie está obligado a atenderse ahí".

Respecto a la posible adquisición de otras clínicas, Giles dijo que recibieron varias ofertas "de palabra", pero "la institución no tiene recursos para invertir en centros propios; de tener las herramientas, desde ya que estaríamos dispuestos".

Por su parte, Marcelo Cardelli, actual jefe de gabinete de IOMA y exsubdirector de PAMI durante el kirchnerismo, repudió la estigmatización de la obra social de jubilados: "Se habla de que venimos a pamizar, como si PAMI fuese una mala palabra", dijo, días atrás, en diálogo con Radio Provincia.

Respuesta de la oposición

Hace dos semanas, los legisladores bonaerenses de Juntos por el Cambio emitieron un comunicado para poner freno a la supuesta intención de IOMA de impedirle a sus afiliados el derecho a la libre elección del profesional.

"Lo que se está mencionado es un beneficio garantizado por ley, que solo es posible modificarlo si se presenta en la Legislatura, cosa que, por el momento, no ocurrió", sostuvieron.

El senador Juan Pablo Allan explicó a LA NACION que el mensaje "fue anticipatorio, para que sepan que por acá no van a pasar". Sin embargo, Allan advirtió que "si siguen tomando atajos y comprando clínicas, no vamos a poder hacer nada".

Deuda con prestadores

En medio de la polémica entre la AMP y IOMA, la Asociación Argentina de Cirugía (AAC) envió, el viernes pasado, una carta a las autoridades provinciales en la que se declara "en conflicto laboral" con IOMA.

"Hace seis meses que IOMA paga con retraso. Debe las prestaciones realizadas en abril y meses anteriores. Incluso, adeuda prácticas de julio de 2019", dice el comunicado, firmado por Roberto Cerutti y Enrique Ortiz, presidente y vicepresidente de la AAC.

Otra fuente vinculada a entidades intermedias del sector de la salud, indicó a LA NACION que "el último mes pagado fue marzo y estamos a julio. IOMA comenzó con el discurso de ponerse al día, pero aún no lo ha hecho". Además, la fuente agregó: "Esto empeora con la falta de actualización de los honorarios, que no se revisan desde octubre de 2019".

A pesar de lo manifestado por los prestadores, Giles sostuvo que "IOMA está al día con todos los pagos" y "solo resta la actualización de valores". El único retraso, según indicó, es con la AMP y se debe al conflicto mediante.

El presidente de la obra social bonaerense afirmó: "Hay caja e, incluso, un poco de saldo positivo; pero por la pandemia estamos al 30% de la capacidad productiva en términos burocráticos".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.