El Presidente despidió a su padre: "Predicó con el esfuerzo y el trabajo"

Fue en un entierro íntimo con familiares y amigos; asistieron pocos funcionarios; "gracias Franco", dijo el jefe del Estado
Fue en un entierro íntimo con familiares y amigos; asistieron pocos funcionarios; "gracias Franco", dijo el jefe del Estado Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Alan Soria Guadalupe
(0)
3 de marzo de 2019  • 18:14

En una jornada envuelta por el hermetismo, el presidente Mauricio Macri despidió ayer en el Jardín de Paz los restos de su padre, Franco, que murió anteayer por la noche, a los 88 años.

Tras enterarse de la noticia, el mandatario volvió en un vuelo privado de San Martín de los Andes, a donde había viajado para pasar el fin de semana largo junto a su esposa, Juliana, y su hija menor, Antonia.

Macri llegó al aeroparque Jorge Newbery ayer después del mediodía y se trasladó en helicóptero hacia la quinta de Olivos, donde permaneció hasta que, a las 17, se trasladó al cementerio de Pilar. Allí se encontró con sus parientes más cercanos en una íntima ceremonia de entierro.

El lugar estuvo acordonado por un fuerte operativo de seguridad que impidió la libre circulación desde las 15.30. Poco después, cinco vehículos de la policía bonaerense y de la Infantería bloquearon la visión en la entrada del predio para preservar la privacidad el mandatario. La Policía Federal y la Gendarmería también formaron parte del operativo.

Macri llegó por vía terrestre al cementerio privado junto a la primera dama y sus hijas Antonia, Gimena y Agustina. Su hijo Francisco fue por su cuenta. La ceremonia de entierro comenzó instantes después.

La llegada de los primeros asistentes al entierro de Franco Macri
La llegada de los primeros asistentes al entierro de Franco Macri Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Ante la posibilidad de que se acercara gente a manifestarle sus condolencias al Presidente, Macri agradeció las muestras de afecto, pero pidió que lo dejaran atravesar el momento en soledad junto a su familia.

"Entiendo que en el día de hoy mucha gente quiere acercarse a manifestarme su cariño y apoyo. Pero queremos que sea un día de intimidad familiar. Por eso les pido a todos que nos permitan a mi familia y a mí la soledad que estos momentos requieren", escribió el mandatario ayer en su cuenta de la red social Twitter.

Al pedido del primer mandatario se sumó el amplio operativo de seguridad, que bloqueó cualquier tipo de acercamiento varios centros de metros a la redonda del Jardín de Paz.

"Gracias de corazón por los mensajes, llamados, tuits y comentarios que recibí desde anoche. No llego a responder todos, pero sepan que su afecto y apoyo son la energía que necesito para seguir adelante. Gracias a todos", agregó. La ceremonia de entierro se llevó a cabo una vez que el mandatario y su familia se congregaron en el predio, donde asistieron a una misa breve, que comenzó pasadas las 17. Antes de que los restos de Franco fueran trasladados a la parcela, los hijos lo despidieron en soledad. Minutos después, las 50 personas que asistieron a la ceremonia escucharon las palabras del sacerdote; del empresario Cristiano Rattazzi, y del presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Julio César Crivelli. El Presidente habló al final: "Se va una persona que predicó con el ejemplo del esfuerzo y del trabajo", dijo. Y agregó: "Despedimos a una persona que fue muy generosa con sus amigos y disfrutó de la vida hasta el último momento. Gracias Franco".

A las 18, el mandatario abandonó el cementerio y se dirigió a su quinta Los Abrojos, donde permanecerá hasta el miércoles, cuando retomará la actividad. Entre quienes acompañaron la ceremonia estuvo el primo del Presidente, el empresario Ángelo Calcaterra. Gianfranco, uno de los hermanos de Mauricio Macri, viajó desde Uruguay para asistir a la ceremonia. Además de la madre del Presidente, Alicia Blanco Villegas, también estuvieron Mariano y Florencia Macri.

El mandatario se mostró dolido y emocionado. En línea con el tono íntimo y familiar de la ceremonia, no hubo participación de funcionarios de la administración nacional, salvo el vicejefe de Gabinete y exempleado de Socma Andrés Ibarra y su vocero, Iván Pavlovsky.

El Presidente despidió así a quien fue uno de los empresarios más poderosos del país, con quien mantuvo una relación tensa durante toda su vida, desde que en su juventud trabajó con él en Socma hasta que se dedicó a tiempo completo en la política, tiempos en los que su padre manifestó su rechazo a que Mauricio se postulara a la presidencia e incluso defendió las políticas del kirchnerismo.

Franco Macri falleció el sábado por la noche en su domicilio de Barrio Parque, donde permaneció los últimos meses luego de que empeoró su estado de salud. En una entrevista reciente, el propio Presidente había dicho que su padre estaba "postrado" hacía un año y que tenía momentos de lucidez.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.