Fernández y Macri abren el diálogo entre sus equipos económicos

(0)
21 de agosto de 2019  • 01:10

Con el objetivo de reforzar la gobernabilidad, el presidente Mauricio Macri se comunicó anteayer con los dos principales candidatos de la oposición, Alberto Fernández y Roberto Lavagna, con los que habló de las últimas medidas que adoptó y les adelantó que el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, convocaría a sus asesores económicos.

A diferencia de la primera comunicación, en la que se impuso la desconfianza que arrastran desde hace décadas, en esta oportunidad cerca del Presidente resaltaron el "muy buen" diálogo que mantuvo con el candidato a presidente del Frente de Todos.

Fernández también resaltó el tono de la conversación. "Hay que sacarles el dramatismo a esas charlas. Son charlas que tienen que hacerse cotidianas, que tienen que ver con un momento difícil de la política y la institucionalidad argentinas. Fue una charla franca y de respeto", describió el candidato más votado en las PASO.

En una entrevista con Radio 10, Fernández contó detalles de la charla y le sugirió al Presidente que invite también a los equipos económicos del resto de los candidatos presidenciales.

"Fue una conversación correcta y amable. [Macri] Estaba preocupado por los mercados de Nueva York y yo compartí esa preocupación, y era razonable que se preocupe por lo que pasaba y yo le dije mi opinión. Me preguntó si podíamos hacer un encuentro de nuestros equipos económicos y le expliqué que no quería que se empiece a especular con nombres", detalló Alberto Fernández.

Según sostuvo, Macri le dijo que le "mande a uno" de los integrantes de su equipo económico. En esa instancia, Fernández le dijo al Presidente que la presencia de uno de sus colaboradores generaría especulaciones. "Le dije que no porque se iba a pensar que él iba a ser el futuro ministro y lo iban a desgastar", relató. Fue en esa instancia que el exjefe de Gabinete kirchnerista le recomendó al Presidente citar a los equipos técnicos de todos los candidatos.

"Si no aparece como que yo estoy cogobernando con vos. Fue una charla buena en verdad, porque le dije al Presidente que debemos preservar la institucionalidad y la investidura. Y tenemos que ver cómo la vamos llevando este tiempo, que sé que es largo y no quisiera estar en sus zapatos", añadió.

"El sistema institucional nos puso en una situación de mucho vértigo e incertidumbre. Entiendo la incomodidad de él [por el Presidente]; está en una situación difícil que no se la deseo a nadie. Es él quien tiene que decidir; si en algo podemos ayudar, bienvenido sea", manifestó el postulante kirchnerista.

Si bien hay canales abiertos con otros dirigentes, Macri será el encargado de llevar adelante la relación con Fernández y Lavagna. "Quedaron en hablar todas las veces que sean necesarias", resaltó un hombre con acceso al despacho presidencial.

En la Casa Rosada también destacaron el "tono" de la respuesta que tuvieron Alberto Fernández y sus espadas económicas. La decisión de reemplazar a Nicolás Dujovne por Lacunza recibió un guiño del kirchnerismo.

En ese sentido, el postulante del Frente de Todos declaró que "ayudará a la gobernabilidad en tanto esto signifique tranquilidad y mejores condiciones para la gente".

Y agregó: "Lo que más me preocupa es la tranquilidad de la gente. La gobernabilidad puede sonar abstracto, siempre un presidente tiene sobresaltos, la situación es compleja, pero cuando estás en el gobierno estás para resolver problemas. Si puedo ayudar, ayudo. Pero no soy yo el presidente, soy un candidato. El poder de resolver los problemas lo tiene Macri".

Llamadas y reuniones

El Presidente llamó a Fernández el último lunes, tras la reunión que mantuvo con Lacunza en la quinta de la familia Macri en Malvinas Argentinas. Después se comunicó con Lavagna, quien inmediatamente arregló para enviar a su hijo Marco Lavagna a una reunión con el nuevo titular del Palacio de Hacienda.

El encuentro con los colaboradores de Alberto Fernández aún no tiene fecha. "Estamos conversando", dijeron cerca del nuevo integrante del gabinete nacional.

En el Gobierno confían en que el diálogo con la oposición y con los equipos técnicos de Fernández servirá para mantener el precio del dólar en los niveles en los que operó en las últimas horas. Ayer, la divisa norteamericana abrió la jornada a $ 58,63 y cerró más de un peso abajo, a $ 57,37.

Lavagna también celebró la decisión del gobierno nacional. "De acuerdo con nuestra vocación por el diálogo y los consensos, hemos aceptado la invitación del ministro de Hacienda. Por lo tanto, nuestros técnicos están a disposición para contribuir con opiniones y propuestas al objetivo de la estabilización", dijo el exministro de Economía vía redes sociales.

Si bien el pedido de Fernández era incluir a todos los candidatos, el Gobierno cerró la convocatoria a los dos principales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.