Ante la Justicia, Héctor Méndez y Juan Chediack relativizaron sus dichos sobre coimas en las obras públicas

Héctor Méndez, ex titular de la UIA
Héctor Méndez, ex titular de la UIA Fuente: Archivo - Crédito: Mariana Araujo / LA NACION
Los titulares de la UIA y de la Cámara de la Construcción, aseguraron en la Justicia que no les consta el pago de sobornos durante el kirchnerismo; en declaraciones a la prensa, habían dicho que existieron pagos irregulares
(0)
27 de junio de 2016  • 14:42

Héctor Méndez, ex titular de la Unión Industrial Argentina, y Juan Chediack, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, aseguraron ante la Justicia que no les consta que se hayan pagado coimas durante el kirchnerismo para obtener contratos de obra pública. Dieron marcha atrás, así, con sus dichos a la prensa, ya que en distintos medios habían admitido la existencia de sobornos y pagos adelantados a Lázaro Báez.

Consultados por el fiscal federal Federico Delgado, a cargo de la investigación por enriquecimiento ilícito contra el ex secretario de Obras Públicas José López, ambos respondieron "no me consta" cuando los indagaron sobre su conocimiento de pagos de coimas a funcionarios mientras López fue parte del gobierno. Hablaron con Delgado en una declaración testimonial.

Méndez admitió, días atrás en declaraciones periodísticas, que los sobornos eran "vox pópuli". Chediack había afirmado que Cristina Kirchner sabía de los sobornos.

Juan Chediack, titular de la Cámara Argentina de la Construcción
Juan Chediack, titular de la Cámara Argentina de la Construcción Crédito: CAMARCO

"Lo que he dicho en las declaraciones radiales es que queda en claro que a las empresas del grupo Austral o de [Lázaro] Báez se les pagaba en forma distinta que al resto de los contratistas en términos más cortos y aparentemente con anticipo", testificó Chediack.

Méndez avisó que hizo "declaraciones en un tema que era de dominio público", y puntualizó que no formó parte "de ningún negocio con el Estado".

El ex titular de la UIA había afirmado también que él mismo fue "cómplice de muchas cosas". Ante Delgado, indicó que se refería "al destrato de los funcionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández" que debió "soportar como presidente de la UIA, mirando hacia otro lado, para que mis representados no se vean perjudicados".

"El pacto de silencio era tácito porque nadie investigaba ni preguntaba cómo era la relación entre cada uno de los empresarios con los funcionarios públicos. Cada compañía maneja su silencio con el Estado", redondeó.

Agencia DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.