Mauricio Macri: "No nos vamos a callar mientras nos roban el futuro"

Miles de rosarinos colmaron las escalinatas del Parque España, ayer, en el acto que encabezó Macri
Miles de rosarinos colmaron las escalinatas del Parque España, ayer, en el acto que encabezó Macri Crédito: Marcelo Manera
El Presidente llevó la marcha del "Sí se puede" a Rosario, donde advirtió sobre los riesgos de un "regreso al pasado"; Bullrich vinculó al kirchnerismo con el narcotráfico
Germán de los Santos
(0)
23 de octubre de 2019  

"No nos vamos a quedar callados mirando cómo nos roban el futuro", aseguró el presidente Mauricio Macri en un acto en Rosario, donde unas 15.000 personas respondieron a la convocatoria de la marcha del " Sí se puede", en la que el candidato de Juntos por el Cambio insistió una y otra vez en los cuidados y la atención que deben prestar los fiscales del oficialismo para controlar la elección del domingo.

Desde temprano, fue Hernán Lombardi quien primero subió al escenario para subrayar ese pedido y advertir a la gente que recién comenzaba a llenar las escalinatas del Parque España, en el centro de Rosario, que "no hay que caer en los errores que cometimos en las PASO". El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos fue por más: "No nos vamos a dejar robar, porque tenemos que fiscalizar a cara de perro".

Las diferencias entre el acto de ayer y el cierre de campaña que hizo Macri en Rosario antes de las PASO fueron enormes.

El mitin del 6 de agosto fue en un club del barrio Alberdi, en el norte de la ciudad, con muy poca capacidad y cerrado al público, ya que solo se podía entrar con acreditación. El escenario circular en medio de la cancha de básquet no medía más de dos metros de diámetro y los dirigentes locales de Cambiemos cometieron la torpeza -algo que generó pase de facturas entre los propios integrantes de Pro de Rosario- de acomodar a la gente humilde que había llegado en colectivos en un piso superior, separada del resto.

Anoche, con el río Paraná como una escenografía perfecta, se montó un escenario rectangular debajo de las escalinatas del Parque España, uno de los rincones más lindos de Rosario. Allí, Macri comenzó su performance política más de una hora después de lo anunciado, con un discurso enérgico, que apuntó a recargar de emotividad a la multitud que asistió al acto, en su mayoría con banderas argentinas.

A Macri le fue mal en las PASO rosarinas, peor que en el resto de la provincia de Santa Fe. La fórmula del Frente de Todos le sacó una ventaja del 20%, en un distrito en el que nunca gobernó el peronismo desde el retorno de la democracia.

Con este acto masivo al filo del cierre de la campaña, el Presidente buscó en Rosario recuperar el electorado que perdió en un distrito donde Pro aparece dividido y con serios problemas internos que, después de la elección, terminarán por quebrar el partido.

Como lo viene haciendo desde agosto, Macri redondeó un discurso intenso, cargado de frases que terminaban con la invocación del "sí se puede". El Presidente se mostró junto a su esposa, Juliana Awada, y su compañero de fórmula, Miguel Pichetto.

"Vamos a tener más desafíos por delante, pero no nos va a ayudar volver a traer a los mismos del pasado", aseguró Macri, para enfatizar: "No nos vamos a quedar callados mirando cómo nos roban el futuro".

"Demostramos que se puede gobernar sin necesidad de poner el miedo o los odios de por medio, sino poniendo rumbo hacia el futuro. Demostramos que podemos tener una política social sin clientelismo, devolviéndole la libertad y respetando a la gente", agregó el Presidente. Evaluó que la Argentina está "mucho mejor que hace cuatro años para empezar una nueva etapa de crecimiento, de empleo, de mejora en el salario, de alivio para todos los argentinos, que lo merecemos".

"Que nunca más nos digan que no se puede. Vamos que la damos vuelta", fue la arenga que eligió para despedirse, mientras el público iluminaba la plaza y las escalinatas con sus teléfonos celulares en alto.

En una suerte de prólogo al discurso de Macri, por el escenario pasó primero la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien no dudó en asociar al kirchnerismo con el narcotráfico. "Volver atrás es volver a la droga. Vinimos acá a Rosario a defenderlos porque los estaban matando. Y Macri fue el que más hizo por ustedes", afirmó.

A su turno, Pichetto enfatizó que "hay que apoyar a Macri, que es un líder moderno reconocido en el mundo". Y recalcó: "Somos los únicos que vamos a defender la paz".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.