Mendoza: un golpe para las aspiraciones del gobernador Cornejo

Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar
Pablo Mannino
(0)
12 de agosto de 2019  • 01:15

MENDOZA. Las PASO nacionales culminaron aquí con sorpresas y las cartas empiezan a mostrar un complejo y sombrío escenario para el oficialismo rumbo a los comicios generales de octubre: el presidente Mauricio Macri cayó por 3 puntos de diferencia contra Alberto Fernández, según indicaron desde ambos partidos, a la espera de los números oficiales, que finalmente confirmaron la ventaja, con el 96% de las mesas escrutadas.

Es un fuerte mensaje de las urnas, que podría impactar en la carrera hacia la gobernación en los comicios provinciales definitivos del 29 de setiembre, tras las PASO que se realizaron en junio. Es que el gobernador y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien va por una banca como diputado nacional, tampoco logró este domingo superar a la lista opositora, que quedó arriba por un punto de diferencia.

"Es un empate técnico en la categoría legislativa", expresó el mandatario provincial, visiblemente preocupado, y poniendo también el foco en lo que será la elección provincial, ya que ha estado al frente de todas las campañas electorales de este año para potenciar a su candidato, el intendente de la Capital, Rodolfo Suárez.

"Podemos tener un ajuste de estrategia, pero no veo por qué deberíamos cambiar. Esperamos que los mendocinos nos vuelvan a acompañar", agregó el mandatario.

Mientras, en otro lado de la ciudad, desde su bunker, la candidata kirchnerista a la gobernación, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, junto a los candidatos a diputados nacionales, encabezados por su "delfina", Marisa Uceda, celebraba la victoria del Frente de Todos.

"Son más de tres puntos de diferencia a nivel nacional; es un contundente triunfo. Mendoza salió fortalecida. Argentina se quiso poner de pie en esta vuelta de página. Estamos muy contentos, de cara a la gobernación estamos con más fuerza que nunca. Vamos a ampliar la ventaja en las elecciones generales", indicó la legisladora nacional.

Comicios tranquilos

Se trató de una jornada eleccionaria pacífica y colorida. En Mendoza sufragó el 79% de los 1.420.000 ciudadanos habilitados (16.000 más que los que votaron en las primarias locales). El porcentaje es menor que el registrado en las PASO de 2015 (80%), pero se encuentra en el promedio histórico local, que va del 78% al 83%. En total hubo 576 escuelas abiertas, 4159 mesas y 8318 autoridades de mesa. Asimismo, se colocaron escáneres en 496 establecimientos educativos para el envío digital de datos al centro nacional de cómputos.

Tras las elecciones primarias provinciales de junio, donde el triunfo quedó en manos de Suárez -el elegido de Cornejo para sucederlo-, puertas adentro del oficialismo no se venían mostrando totalmente confiados de que el 29 de setiembre retendrían el Sillón de San Martín, principalmente por la "amenaza" que representa Fernández Sagasti, el "brazo" de Cristina Fernández de Kirchner en la provincia cuyana, quien viene subiendo en los sondeos.

Por tal motivo, Cornejo decidió dar su apoyo a Macri, más allá de sus críticas, y liderar la lista de candidatos a diputados nacionales del oficialismo. Pero los resultados de este domingo no fueron los esperados.

Del otro lado, el kirchnerismo jugó sus cartas con Marisa Uceda, una candidata "tapada", impuesta por Sagasti. Por eso, con los resultados en la mano, ahora la pelea se acrecienta para ambos comicios decisivos.

En tierra cuyana, de las diez fórmulas presidenciales solo cuatro precandidatos llevaron postulantes al Congreso: Macri a Cornejo, con el sello Cambia Mendoza; Alberto Fernández a Uceda; Roberto Lavagna al senador mendocino Marcelo Romano, con la firma de Protectora, y Nicolás del Caño, del FIT, al senador provincial Lautaro Jiménez.

En Mendoza se renovarán cinco diputados nacionales, de las cuales tres pone en juego la actual gestión. Por el frente oficialista Cambia Mendoza, además de Cornejo como cabeza de lista, figuran la abogada y titular del Ente Provincial Regulador Eléctrico, Jimena Latorre, y el intendente de Luján y líder de Pro en la provincia, Omar De Marchi. En tanto, por el justicialismo, bajo el sello del Frente de Todos, además de Uceda está el intendente de Maipú, Alejandro Bermejo, quien perdió en las PASO ante Sagasti.

Fue una campaña tranquila hasta la última semana, cuando comenzaron los dardos violentos. Así, mientras el gobernador tiraba munición gruesa contra la "amenza K" que suponen Fernández Sagasti y sus candidatos al Congreso, asegurando que la senadora nacional díficilmente llegue a ser gobernadora mendocina en los comicios del 29 de setiembre porque "jamás manejó ni un quiosco", desde la otra vereda salieron a acusarlo de "maltratador" y de estar "muy nervioso" y "dolido porque el PJ logró la unidad".

Según los datos de la Dirección Nacional Electoral, en las PASO nacionales del 2015 la victoria aquí fue para Macri, quien le sacó casi 30.000 votos de diferencia a Daniel Scioli. Así, frente contra frente fue 36% Cambiemos y 33% Frente para la Victoria. Luego, en los comicios generales de ese año, Macri finalmente logró en Mendoza más de 100.000 votos de ventaja (40% de los sufragios) sobre la fórmula Scioli-Zanini (31%), que fue la más votada en todo el país, aunque debió ir a balotaje, donde finalmente cayó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.