Moyano abre una negociación con la CGT para intentar avanzar con otro paro

La protesta que activó el camionero despertó un fuerte debate interno en la cúpula cegetista
La protesta que activó el camionero despertó un fuerte debate interno en la cúpula cegetista Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Nicolás Balinotti
(0)
30 de abril de 2019  • 15:04

El paro no fue indolente, como intentó mostrar el Gobierno, pero tampoco fue contundente, como vociferaron los impulsores. Se sintió con fuerza en los sectores donde tallan los organizadores de la protesta: transporte de cargas y recolección de residuos, bancos, escuelas públicas y privadas, aeronáuticos y estatales. Así, el desafío de Hugo Moyano y sus aliados de exhibir que una huelga puede ser exitosa sin la adhesión del transporte ni de los principales gremios de la CGT se logró a medias.

La dificultad de hacerse con esa postal de país paralizado empujó a Moyano y a las tres vertientes de la CTA a montar un gran acto en la Plaza de Mayo. Ante miles de manifestantes, advirtieron desde allí que mantendrán la guardia en alto hasta forzar un viraje del plan económico que desplegó la gestión del presidente Mauricio Macri .

Pero también apuntaron sus cuestionamientos a la conducción de la CGT por eludir el conflicto contra el Gobierno y no activar un reclamo general y unificado. Pablo Moyano dio una pista sobre las negociaciones con la cúpula cegetista: "En 20 días nos juntamos y vamos a decidir las medidas que haya que tomar si no hay respuestas del Gobierno". Y evitó, a diferencia de otras veces, críticas con nombre propio.

Hugo y Pablo Moyano fantasean con repetir una jugada que el año pasado le dio rédito. El 14 de junio de 2018 dispuso un paro sectorial de los camioneros que sirvió finalmente como factor de presión y puntapié de la huelga general que la CGT activó 11 días después. Le marcó la cancha al entonces triunvirato de mando.

Algo de eso volvió a suceder ahora. Puertas adentro de la CGT se debate la hoja de ruta a seguir y surgen cada vez más voces que piden endurecer su postura ante Macri. No está previsto por ahora convocar al consejo directivo, aunque la mesa chica, integrada por "los Gordos", los autodenominados "independientes" y el barrionuevismo, se reunirá la semana próxima. Los gremios del transporte, en tanto, presionarán para convocar directamente a un plenario general y abrir la discusión.

"Hay necesidad de hacer un paro general por parte de la CGT, no podemos ir atrás de la CTA. Coincidimos con el reclamo del paro de hoy", dijo el ferroviario Omar Maturano en FM La Patriada.

Otro dirigente jerárquico de la central obrera dijo a LA NACIÓN que no tienen pensado avanzar con un paro general para "no complicar la gobernabilidad en un contexto de desconcierto macroeconómico". La misma interpretación tiene por ahora el binomio Carlos Acuña-Héctor Daer, que lidera la CGT. Ninguno de ellos está convencido de activar una huelga y afirman que "trabajan" para vencer al Gobierno en las urnas.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.