Ocampo renunció a la fiscalía de la ciudad y lo reemplazará Mahiques

Crédito: Ministerio de Seguridad de la Ciudad
Santiago Dapelo
(0)
20 de marzo de 2019  • 19:40

El exministro de Justicia y Seguridad porteño Martín Ocampo presentó su renuncia como fiscal general de la Ciudad al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , que propondrá para ocupar ese cargo a Juan Bautista Mahiques, número tres del Ministerio de Justicia y representante del Poder Ejecutivo ante el Consejo de Magistratura.

Como en un juego a tres bandas, la salida de Ocampo provocó varios movimientos. Según confirmaron fuentes del gobierno nacional y del porteño, además de Mahiques, también se irá de Justicia el número dos de Germán Garavano , Santiago Otamendi, que recaerá en el Superior Tribunal de Justicia de la Ciudad.

En el máximo tribunal porteño hay dos vacantes por cubrir por las renuncias de Ana María Conde y Osvaldo Casas. Para la otra silla, Rodríguez Larreta presentará a la camarista Marcela de Langhe.

"Los tres son excelente candidatos", dijo a LA NACION Garavano.

Igualmente, la salida de Mahiques del Consejo de la Magistratura, pieza clave del oficialismo en ese órgano e integrante de la mesa judicial que se reúne en Casa Rosada cada quince días, no será inmediata. Recién en agosto podría dar el salto, según adelantaron fuentes oficiales. Desde el Gobierno aseguraron que aún no tienen reemplazante para Mahiques.

"Como mínimo tenemos cinco meses. No nos vamos a apurar, tenemos tiempo", describió uno de los encargados de preparar la terna de nombres que le llevarán al Presidente.

El escándalo de la fallida final de la Copa Libertadores en el estadio de River Plate marcó su final. Ese día, el futuro de Ocampo quedó sellado. Según pudo saber LA NACION, el impacto por el fracaso del superclásico fue determinante. Tanto es así que tras su renuncia al Ministerio de Seguridad porteño -área que quedó a cargo del vicejefe de gobierno, Diego Santilli-, el mensaje que recibió Ocampo fue que su vuelta a la fiscalía de la ciudad no era bien vista en el macrismo.

En un escueto comunicado de prensa, Ocampo escribió que decidió apartarse "bajo la absoluta convicción de participar activamente desde la Unión Cívica Radical (UCR) para que el espacio de Cambiemos siga siendo la mejor opción para conducir los destinos de la ciudad".

La elección de Mahiques como reemplazante de Ocampo tuvo la aprobación de toda la línea de mando. El presidente Mauricio Macri valora mucho el trabajo que hizo como delegado de la Casa Rosada en el Consejo de la Magistratura. Los esfuerzos de Mahiques valieron como protección frente al intento de la diputada Elisa Carrió, quien intentó sacarlo.

Y si bien llegó a ese lugar de la mano del presidente de Boca, Daniel Angelici, desde hace tiempo que ya se sacó de encima ese cartel y es aceptado como uno más dentro de la mesa judicial, que integran algunos de los históricos rivales internos de Angelici en el macrismo como el jefe de asesores del Presidente, José Torello, y Fabián Rodríguez Simón.

"La fiscalía es un lugar central en la lucha contra el delito y Mahiques es un número uno", destacaron fuentes del gobierno porteño.

La última actuación de Mahiques ante el Consejo de la Magistratura fue la presentación del pedido de juicio político por "mal desempeño" contra el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien investiga presuntas maniobras de espionaje ilegal en casos judiciales que involucran al falso abogado Marcelo D'Alessio.

Por pedido de Garavano, Mahiques pidió que se avance contra el magistrado porque consideró que tuvo "manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucradas".

Tanto Juan Bautista Mahiques, en la fiscalía, como Santiago Otamendi y Marcela de Langhe, en el Superior Tribunal de Justicia, deberán ser votados por la Legislatura porteña, donde Pro tiene mayoría.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.