Parrilli: "No encubrí ni oculté a nadie"

El ex jefe de la AFI negó los datos del testigo que alertó sobre el paradero de Pérez Corradi en 2015
(0)
19 de julio de 2016  

El jefe de la AFI, Oscar Parrilli
El jefe de la AFI, Oscar Parrilli Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION / Fernando Massobrio

El ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli rechazó ayer haber encubierto a Ibar Pérez Corradi, imputación por la que el juez federal Ariel Lijo lo citó a declarar como sospechoso.

"Yo no oculté ni encubrimos información sobre Pérez Corradi. Hemos trabajado muy bien, nuestro trabajo formó parte del objetivo de las actuaciones judiciales para finalmente ubicarlo y detenerlo", dijo Parrilli, en referencia a la búsqueda del presunto ideólogo del triple crimen de General Rodríguez, detenido hace un mes en Foz de Iguazú, Brasil.

"Es probable que ellos hayan continuado lo que iniciamos y felizmente les permitió poder encontrarlo y detenerlo", agregó, en declaraciones a Radio del Plata, consignadas por la agencia Télam.

La sospecha del juez Lijo parte de que está probado que la AFI contaba desde agosto del año pasado, durante la gestión de Parrilli, con datos sobre el paradero de Pérez Corradi. De hecho, esa misma información usó el organismo de inteligencia para encontrar al prófugo más importante de la Argentina.

Desde que lo extraditaron a la Argentina, Pérez Corradi declaró en varias causas judiciales e hizo imputaciones contra funcionarios del gobierno kirchnerista. En especial, apuntó contra Aníbal Fernández. Afirmó que Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen, le había dicho que Fernández era "la Morsa", el hombre detrás del negocio de la efedrina (ver aparte).

Según informó anteayer Luis Majul en el programa de TV La cornisa, los datos sobre Pérez Corradi los había aportado el 4 de agosto de 2015 un testigo de identidad reservada, que declaró ante la Gendarmería en Eldorado, Misiones. El fiscal que investigaba el triple crimen, Juan Bidone, le requirió al Gobierno la detención de Pérez Corradi. Pero la captura no se produjo. El ex secretario de Seguridad Sergio Berni deslindó la responsabilidad en el fiscal.

En plena campaña electoral, Parrilli se tomó hasta el 13 de noviembre para chequear la veracidad de los datos aportados por el testigo de identidad reservada. La imputación indica que el entonces titular de la AFI no aportó a la Justicia la información pedida por el fiscal.

Ayer Parrilli sostuvo que la investigación la llevó a cabo "con la participación de los fiscales y los jueces" que estaban a cargo de esta causa. "No ocultamos ni encubrimos absolutamente a nadie", insistió.

El ex titular de la AFI negó además cualquier vínculo con Pérez Corradi. "Yo no lo conozco, no sé quién es, nunca lo vi, no tengo ni tuve ninguna relación con él ni con nadie de su entorno. Lo que le puedo decir es que su acusación fue a un muerto, eso es todo lo más importante que ha dicho", remarcó.

En ese sentido, Parrilli opinó que "están tratando de usar a esta persona [por Pérez Corradi], que es un delincuente, que ha traficado y que merece su pena judicial, no solamente por el tráfico de sustancias ilegales, y mucho más si se comprueba que fue el instigador de ese triple crimen".

"Me parece que a Pérez Corradi están intentando utilizarlo con fines políticos -agregó Parrilli-, vinculándolo con algún funcionario o funcionaria del gobierno anterior. Esto es lo que hace que se desdibuje que se lo haya detenido."

Las declaraciones de Parrilli vienen a cuenta de la causa que se abrió por una denuncia de Graciela Ocaña, quien advirtió que se contaba con información sobre el paradero de Pérez Corradi, pero que no se lo capturó en Paraguay para proteger, supuestamente, al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández. En sus extensas declaraciones, Pérez Corradi señaló a Aníbal Fernández como quien daba protección y consentimiento para el ingreso ilegal de efedrina al país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.