Pérez Corradi explicó su vínculo con Aníbal

Afirmó que le pagó a cambio de protección; Villordo fue su intermediario
Iván Ruiz
(0)
19 de julio de 2016  

Pérez Corradi volvió a declarar ayer ante la jueza Servini
Pérez Corradi volvió a declarar ayer ante la jueza Servini Fuente: Archivo

Tuvieron que pasar más de 30 horas de audiencias judiciales para que Ibar Pérez Corradi elevara la precisión de su información para comprometer directamente a ex funcionarios kirchneristas. El imputado sostuvo ayer ante María Romilda Servini de Cubría que, acosado por amenazas dentro de la mafia de la efedrina, acudió a la protección que supuestamente brindaba Aníbal Fernández a través de un intermediario político. Y puso una cifra: pagó más de US$ 3 millones en apenas un semestre de 2007, informaron fuentes judiciales.

El acusado por el triple crimen brindó ayer el testimonio más potente desde su extradición de Paraguay. Durante siete horas, Pérez Corradi ofreció detalles sobre su vinculación indirecta con Fernández, con nombres y apellidos. Recordó que en 2007 se reunió más de una vez con Sergio Villordo, en ese momento intendente de Quilmes, que se erigía como intermediario del entonces ministro del Interior.

Según el testimonio de Pérez Corradi, el ex intendente de Quilmes y nexo con Aníbal Fernández era a quien le entregaba el dinero a cambio de la protección, lo que incluía el permiso para operar y también seguridad.

Ayer, Pérez Corradi relató que incluso pidió dos veces reunirse con Aníbal Fernández, dijeron fuentes que presenciaron la audiencia. Pero el encuentro nunca se concretó, según dijo.

Sergio Villordo, hombre del entorno de Aníbal Fernández, fue intendente de Quilmes entre 2003 y 2007. Poco tiempo después se distanciaron políticamente por las pujas internas dentro del Partido Justicialista.

El presunto autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez y pieza clave en el tráfico de la efedrina aseguró que mantenía relación con un oficial de la Policía Federal de apellido Mondragón, que respondía directamente a Carlos Gorosito, un comisario que -sostuvo- era cercano a Aníbal Fernández. A ellos les pagaba para operar mensualmente, lo que en la jerga se conoce como "cortar boleto".

El imputado en la causa del triple crimen sostuvo que el primer pago mensual era de alrededor de 5000 pesos, el "canon" que pagaban todos los que operaban en la mafia de los medicamentos. Pero esa cuota mensual llegó hasta los $ 100.000 en el negocio de la efedrina.

Acorralado por discusiones entre narcotraficantes -según pudo reconstruir este diario-, el imputado preguntó a los policías cómo podía recibir más protección. Ellos -relató- le dijeron que tenía que hablar con Villordo, a quién señalaron como la persona de Aníbal Fernández para solucionar este tipo de asuntos.

¿A quién le tenía miedo? ¿Por qué pedía protección? Pérez Corradi apuntó contra un ex miembro de la SIDE apodado "el Gallego".

Pese a que el imputado elevó la precisión, fuentes judiciales consultadas por LA NACION ayer empezaron a observar algunas contradicciones en el relato, que continúa el orden lógico que propuso desde su primera declaración.

Perez Corradi señaló quien era su nexo con Aníbal Fernández

02:53
Video

Sólido, con información precisa y ordenado son las características que enumeran las fuentes que lo escucharon, aunque remarcaron que algunas afirmaciones "no cierran". Las fuentes consultadas por LA NACION sospechan que Pérez Corradi puede modificar su relato para evadir las responsabilidades del triple crimen y comprometer a otros jugadores del negocio de la efedrina.

Actor central

En sus declaraciones ante la Justicia, Pérez Corradi dio precisiones sobre el negocio de la efedrina, en el que se involucró como un importante jugador. También reconoció ante la Justicia haber traficado oxicodona a Estados Unidos, lo que le generó una pedido de extradición de ese país, que aún está vigente.

Fuentes judiciales consultadas por este diario insisten en que todavía falta contrastar el relato del imputado con pruebas documentales que podrían ser obtenidas con las distintas medidas de prueba que tomará Servini de Cubría cuando Pérez Corradi termine de declarar.

No es la primera vez que el acusado por el triple crimen involucra a ex funcionarios del kirchnerismo. En una de sus primeras declaraciones ante la Justicia apuntó contra Aníbal Fernández, cuando puso en boca de Sebastián Forza que él le había dicho que el ex jefe de Gabinete era "la Morsa".

Después apuntó contra el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, que además manejaba allá por 2007 la Aduana, por donde supuestamente ingresaban los cargamentos de efedrina provenientes de India. También cargó contra las ex autoridades de la Sedronar, a las que -sostuvo- les pagaba $ 50.000 para que autorizaran las compras de efedrina.

Pérez Corradi volverá a declarar recién pasado mañana, ya que mañana se someterá a exámenes médicos de rutina en el edificio Centinela, de la Gendarmería, donde permanece detenido tras haber sido incluido en el programa de protección de testigos.

La presentación del narcotraficante tendrá al menos cuatro capítulos más. Por ahora, la jueza Servini de Cubría y el fiscal Juan Pedro Zoni se limitan a escuchar su relato detallado de todo el caso del triple crimen de General Rodríguez.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.