Peronistas entusiasmados, la flor de Gioja y los celulares en custodia

La llegada de Cristina alteró la rutina de Matheu 130, sede olvidada por años
La llegada de Cristina alteró la rutina de Matheu 130, sede olvidada por años Crédito: Google Maps
Lucrecia Bullrich
(0)
15 de mayo de 2019  

La presencia de Cristina Kirchner sacudió la rutina de las citas en la sede del PJ nacional, casi siempre relajadas y alejadas del protocolo. Por pedido de los encargados de la seguridad de la expresidenta, los participantes del encuentro debieron dejar sus celulares en el tercer piso, donde se gestó una suerte de "previa" entusiasta entre los convidados, que luego bajaron al quincho, en el segundo piso, donde transcurrió la reunión. Los teléfonos quedaron guardados en sobres individuales, identificados con los nombres de sus dueños.

Apenas llegó al edificio de Matheu 130, Cristina agradeció la invitación y se reivindicó como "profundamente peronista". Lejos quedaron sus años como presidenta, en los que abjuró del partido de Juan Domingo Perón y del propio general, aunque no así de Evita.

Enseguida, y después de decir que les da "mucha importancia a las fechas", volvió a exponer su interés por las efemérides. Lo había hecho ya el jueves pasado, en la Feria del Libro, cuando contó que había elegido ese día para presentar su libro Sinceramente porque coincidía con el 44º aniversario de su casamiento con Néstor Kirchner. Ayer recordó que un 14 de mayo, pero de 2008, el expresidente había asumido como presidente del PJ.

La participación de Cristina en la reunión peronista de ayer empezó a tomar forma hace poco más de un mes y comenzó a circular como rumor a fines de la semana pasada, después del paso de la expresidenta por el predio de La Rural.

La idea surgió durante una conversación entre Alberto Fernández y José Luis Gioja. El exjefe de Gabinete y el jefe del PJ nacional coincidieron en que era una buena idea. Fernández se lo transmitió a la expresidenta, que estuvo de acuerdo. Hubo varias conversaciones posteriores, a las que se sumó el diputado camporista Eduardo "Wado" de Pedro, para acordar la fecha.

"La hemos visto muy lúcida, segura y entusiasta", contó Gioja una vez terminada la reunión. "La futurología no es lo mío, chango", soltó, risueño, cuando le preguntaron por el futuro de Cristina.

Eso sí, cuando la consulta apuntó sobre el escenario que imagina como ideal de cara a octubre, no dejó dudas: "Si nos ponemos de acuerdo, flor: cantamos la marcha peronista, cantamos el Himno y nos ponemos a laburar". Traducción: Cristina candidata única y a trabajar para volver al poder.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.