Perros políticos: Balcarce, la cábala de la campaña del Pro, pasó del sillón presidencial al anonimato

Las mascotas de los políticos

17:30
Video
(0)
23 de febrero de 2019  • 00:36

Balcarce es un perro que fue adoptado por los dirigentes del Pro antes de que Mauricio Macri asuma la presidencia. En junio de 2015, abrieron su cuenta de Twitter y, en enero del año siguiente, se sentó en el sillón de Rivadavia. Según Jaime Durán Barba, "es más importante que el Fondo Monetario Internacional".

Este perro, que rescataron de un refugio de animales de Castelar, fue un hito de la campaña del Pro. De todos modos, tal como contaron en Modo Verano , ya no vive más en la Quinta de Olivos junto a Mauricio Macri porque lo adoptó Agustina Bonnecarrere, que se desempeña como productora multimedia de las redes sociales de la presidencia y rescataba perros de la calle.

La sede donde los dirigentes del Pro se reunían antes de llegar al poder está en Balcarce al 200. Se cree que esa es la razón por la que el perro se llama de esa manera.

Balcarce, en el sillón presidencial
Balcarce, en el sillón presidencial Fuente: Archivo

Cristina, fanática del mundo canino

De todos modos, Balcarce no es el único perro político. De hecho, la funcionaria más vinculada con el mundo canino es la expresidenta Cristina Kirchner , quien tiene seis perros: Simón es de raza mucuchí y fue un regalo del hermano del expresidente de Venezuela Hugo Chávez; Lolita, es un caniche toy; Kala, una golgen retriever; Martita y Rosita, boxers; y Vito, es el pug de Florencia Kirchner.

Urtubey-Macedo, amantes de los perros

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey , y su esposa, la actriz Isabel Macedo , crearon el programa "Tu casa, tu perro" para rescatar a los perros de la calle, y adoptaron a Cachita.

LN+, ahora también en Cablevisión (19 analógico y digital, 618 HD y Flow), Telered, DirecTV, TDA, Telecentro Digital, Antina y Supercanal

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.