Carlos Caserio confirmó la división en el Senado: el PJ no se fusiona con el bloque de Cristina

Carlos Caserio
Carlos Caserio Fuente: Archivo
El jefe de la bancada justicialista dijo que sus legisladores responden a los "gobernadores y a Alberto", y el otro grupo, "exclusivamente" a la expresidenta
Gustavo Ybarra
(0)
20 de noviembre de 2019  

En medio de la puja entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner por el reparto del poder en el futuro gobierno del Frente de Todos, el jefe del Bloque Justicialista del Senado, Carlos Caserio (Córdoba), volvió a afirmar que el peronismo tendrá dos bloques en la Cámara alta y marcó claras diferencias con la expresidenta y los senadores kirchneristas.

"Tengo un profundo respeto por Cristina, pero nunca trabajé para ella; así pasa con muchos de los senadores", afirmó en declaraciones radiales Caserio, quien ratificó que en el Senado hay "dos bloques: uno tiene una referencia basada en los gobernadores y en Alberto, y hay otro, que es el de Unidad Ciudadana, que responde exclusivamente al mandato de Cristina".

Para que no quedaran dudas, el senador cordobés redobló la apuesta y trazó una clara línea de separación entre la bancada que preside y la del Frente para la Victoria. "No somos dirigentes que hemos trabajado bajo la tutela de Cristina; venimos de las provincias, y la jefatura está expresada en los gobernadores", sentenció. Las palabras de Caserio no hacen más que confirmar la fuerte tensión interna que existe en el peronismo en la Cámara alta, y que refleja las tensiones por la división del poder que subyacen entre Fernández y Cristina Kirchner.

Tal vez para quitarles algo de voltaje a sus afirmaciones, Caserio negó que existan diferentes proyectos políticos y calificó como "una cuestión organizativa" la separación del peronismo en dos bloques. "No estamos desunidos, estamos unidos y la unión la demostramos trabajando para el mismo proyecto político", dijo. Las palabras del cordobés resonaron con más fuerza, ya que se produjeron apenas unas horas después de que, en la tarde de anteayer, el presidente y la vicepresidenta electos mantuvieron una reunión después de 18 días sin contacto personal.

Ayer, tanto desde el peronismo como desde el kirchnerismo seguían sin tener una definición sobre cómo se vertebrará el futuro oficialismo en el Senado. Sin embargo, las escasas versiones que se filtraron después de la cumbre del binomio del Frente de Todos indicaban que Cristina Kirchner y su hijo Máximo habrían ejercido presión para que Fernández pusiera en caja a los legisladores que se resisten a ser conducidos por el kirchnerismo. A la polémica se sumó ayer el tucumano José Alperovich, quien realizó una enfática defensa del derecho de la expresidenta a conducir a los senadores y a elegir las futuras autoridades del bloque. "Cristina es la que ganó y a ella le corresponde poner a las autoridades", dijo. El exgobernador y senador por Tucumán se alineó así en la vereda contraria a Caserio y sus seguidores, que se resisten a someterse a los mandatos de Cristina. Alperovich se escindió del Bloque Justicialista en diciembre, en disidencia con la conducción de Miguel Pichetto y como parte de su enfrentamiento con Juan Manzur por la gobernación.

Tratan los títulos de los senadores

La Comisión de Asuntos Constitucionales se reunirá hoy, a partir de las 13, para analizar los títulos de los 24 senadores electos en la elección del 27 de octubre.

Como todos los años impares, la Cámara alta renueva un tercio de sus integrantes. En este turno les tocó a las provincias de Río Negro, Salta, Neuquén, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Chaco y Santiago del Estero y a la Capital Federal.

Resuelto el conflicto por una banca en Neuquén, se espera que la reunión sea un trámite y que todos los diplomas sean aprobados sin conflicto, excepto que el radicalismo decida hacer un planteo por el lugar que la Justicia le reconoció a la representante del Movimiento Popular Neuquino, Lucila Crexell.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.