Por la alta inflación, habilitarían paritarias cada tres meses

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sigue de cerca negociaciones clave y estaría ahora dispuesto a convalidar acuerdos "cortos"
El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sigue de cerca negociaciones clave y estaría ahora dispuesto a convalidar acuerdos "cortos" Crédito: Min. de Producción
Nicolás Balinotti
(0)
25 de abril de 2019  • 13:10

Con la inflación interanual de marzo en 54,7 por ciento y el dólar en alza, parece imposible trazar hoy una pauta salarial de referencia. En este contexto, y en un intento por exhibir cierto control y enviar a los mercados señales de previsibilidad, el Gobierno evalúa un giro en su política respecto a las paritarias : habilitaría finalmente acuerdos "cortos", trimestrales o semestrales, y le diría adiós a los pactos de largo plazo.

Si bien hubo algunos sindicatos que amenazaron con negociar salarios mes a mes, algo que técnicamente es casi inviable, la tendencia que se impone ahora en las negociaciones son los tratos por trimestre, con cláusula de revisión y un resarcimiento por la pérdida salarial de 2018. Hay cinco negociaciones en curso que el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sigue de cerca con especial interés, dispuesto a intervenir para forzar un acuerdo que escenifique cierto dinamismo paritario.

La paritaria más trascendente quizás es la del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), la más grande del sector privado y que abarca a 1.200.000 personas. Armando Cavalieri, el legendario líder sindical de los mercantiles, desistió de su reclamo inicial de aumentos mensuales y cláusula gatillo, con ajuste automático por inflación. El sindicalista dio marcha atrás ante la primera reacción del titular de la Cámara Argentina de Comercio, Jorge Di Fiori, quien advirtió sobre posibles despidos en las cadenas de supermercados.

Atento a este cruce, Sica y Cavalieri avanzaron en un borrador que podría sellarse en el corto plazo: un aumento en línea con la inflación entre abril y junio más un resarcimiento con suma fija (entre 1500 y 2000 pesos) por la pérdida del año pasado. Desde el Gobierno, sin embargo, minimizaron las expectativas y descartaron por ahora un acuerdo.

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) retomará mañana su negociación con un pedido de 20% por tres meses. Las cámaras empresarias ya lo rechazaron y ofertaron un 8%. El Ministerio de Producción y Trabajo ya intervino en este pulseada al dictar la conciliación obligatoria, que sigue vigente. "El básico del metalúrgico está en 17.000 pesos y la canasta básica es de 27.500 pesos. Ni los precios congelados ya nos sirven", dijo un jerárquico de la UOM, un gremio en el que Sica ofició como asesor durante años.

El gremio de la Alimentación, otro actor de peso en el rompecabezas, activa mañana su negociación con los empresarios con un planteo inicial: recuperar un 13,5% del acuerdo salarial de 2018. Y para 2019 prevén un mecanismo trimestral, con cláusula gatillo, idealmente, o de revisión, señaló el dirigente Héctor Morcillo.

Fue fugaz la tregua entre el Gobierno y la Asociación Bancaria (AB), el gremio que reúne a los trabajadores del sector. En tren de aplazar la paritaria hasta que se vislumbre mayor previsibilidad, se otorgó una suba de 7% más sumas de $1000 por enero y febrero. El sindicato exige ahora un ajuste automático mensual por inflación. Sergio Palazzo, el líder de la AB, es uno de los impulsores junto con Hugo Moyano del paro general del martes próximo que impulsan los gremios disidentes de la CGT y las tres vertientes de la CTA.

Por último, una de las paritarias que se anticipa como de las más calientes, será la de los camioneros, el gremio de Moyano. Si bien el acuerdo de 2018 vence en junio, desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Transporte de Cargas (Fadeeac) advirtieron hoy sobre las dificultades que atraviesa el sector. "Los costos no dejan de trepar para el autotransporte de cargas y superaron ampliamente la inflación, con una suba interanual de 66,2%", fijó postura la entidad que reúne a 51 cámaras del sector.

"Los costos no dejan de trepar para el autotransporte de cargas y superaron ampliamente la inflación, con una suba interanual de 66,2%", fijó postura la entidad que reúne a 51 cámaras del sector.

Sica comenzó el año con el desafío de dar previsibilidad y cerró con dos gremios (Utedyc y porteros de edificios) aumentos anuales de 23 por ciento. Al poco tiempo, la pauta salarial de referencia subió a 30%, con el trato de los petroleros. Hoy, esas referencias ya son imaginarias. En Chubut, otro de los gremios petroleros, podría romper esta semana el techo salarial con una suba de más de 50 por ciento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.