Pospandemia. El Gobierno busca reflotar su propuesta para federalizar la gestión

Fernández insiste en que trabajará en conjunto con los gobernadores.
Fernández insiste en que trabajará en conjunto con los gobernadores. Fuente: LA NACION
Gabriela Origlia
(0)
16 de julio de 2020  • 16:31

CORDOBA.- En el plan pospandemia que diseña la Casa Rosada,la reivindicación de las economías regionales tendrá un rol protagónico, aseguran desde el oficialismo. Ya el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, les adelantó a sus pares provinciales el lanzamiento de las Mesas Regionales (un esquema similar al que existía en la administración de Mauricio Macri) y, en paralelo, en el Senado intentarán avanzar con el proyecto para crear capitales alternas, que incluye la descentralización de algunos organismos públicos.

Respecto de una nueva ley de coparticipación federal, aunque hay consenso sobre su necesidad, oficialistas y opositores coinciden en que será muy complejo que avance. Todo indica que seguirá siendo la gran deuda pendiente desde la reforma de la Constitución en 1994. Antes de que se desatara la pandemia, el presidente Alberto Fernández dijo que reduciría un punto lo que recibe CABA.

Durante la campaña, Fernández prometió a los gobernadores que serían una parte clave de su gestión. La relación con ellos tiene altos y bajos. En los momentos más complicados los convoca para que aparezcan refrendando decisiones que -la mayoría de las veces- desconocen hasta el momento del anuncio, como fue el caso de la propuesta de reperfilamiento de la deuda. La idea de una "liga de gobernadores" que hace un años barajaban Omar Perotti y Juan Schiaretti no se llegó a concretar y la necesidad de recursos de las provincias actúa como incentivo para el disciplinamiento.

Desde el Ministerio del Interior, indicaron a LA NACION que la iniciativa de las capitales alternas en una "situación normal" ya hubiera tenido media sanción del Senado o estaría a punto de salir. "Había un acuerdo básico; algo más se avanzó durante los viajes del Presidente a las provincias que hace unas semanas debieron suspenderse y hay una asignación presupuestaria mínima en el proyecto para 2021", describió aunque aclaró que los recursos son para "cuestiones de escala pequeña ya que todavía no está definida ninguna relocalización de áreas con su correspondiente evaluación de costos". Las posibilidades se analizarán con las provincias que, incluso, podrían ceder espacios.

El secretario de Interior, José Lepere, fue quien presentó la propuesta al plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda del Senado en marzo. Las fuentes insisten en que fue aceptada "bien" en general y que el programa de trabajo incluye reuniones de gabinete en las ciudades que sean designadas capitales alternas. "No de todos, sino de aquellos con agendas más vinculadas a esa provincia que intercambiarán también con representantes de la sociedad civil y de los sectores de la producción además de sus contrapartes provinciales. El Presidente sería el encargado del cierre, pero se busca ir más allá de una visita", apuntan.

Los ejemplos a seguir en la descentralización de organismos son los de los institutos nacionales de Desarrollo Pesquero en Mar del Plata; el de la Yerba Mate en Misiones y el de Vitivinicultura en Mendoza. "Puede haber cabeceras o sedes en las provincias, eso se verá con los propios sectores", agregó.

IMPUESTOS Y REPARTO

A poco de asumir y antes de que la pandemia y la cuarentena se adueñaran de la agenda de gobierno, Fernández habló de modificar el esquema de coparticipación. El tema no es menor porque en la mayoría de las provincias entienden que el modelo actual las perjudica. Esa posición se debe compatibilizar con lo que el Presidente dejó en claro: ninguna modificación impositiva puede implicar una caída en la recaudación del Estado nacional.

"Estamos muy atentos a las necesidades de las provincias, porque lo necesitan y porque en las provincias viven argentinos y necesitan del auxilio del gobierno nacional y vamos a seguir dándolo", planteó Fernández.

Cuatro ministros de Hacienda de provincias importantes consultados por este medio coincidieron en que ven "lejana" la posibilidad de discutir un nuevo régimen de reparto de recursos sino va acompañado de cambios más estructurales del sistema tributario e incluso del previsional. Aseguraron que, hasta el momento, en los contactos que mantienen con funcionarios nacionales ninguno les planteó la posibilidad de ir en esa dirección.

Por ahora, la Nación asiste a las provincias por fuera de la coparticipación con dos fuentes principales, los créditos fiduciarios para los que se destinaron $60.000 millonesy el reparto de $60.000 millones de ATN.

En esa línea, los giros arbitrarios crecieron en su conjunto pero, en los casos de los "socios políticos" más cercanos al Presidente aumentaron más. Buenos Aires pasó de una participación del 20,31% en 2019 al 51% ahora. Esas transferencias son las que siempre generan reclamos cuando la tensión política crece; en anteriores administraciones del kirchnerismo fue el mecanismo que se utilizó para generar alianzas en el interior. Incluso también se aplicó el modelo de enviar dinero directamente a los intendentes, sin pasar por los gobernadores.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.