Quebracho negó participar de los incidentes frente a la embajada británica

El líder de la agrupación, Fernande Esteche, aseguró que la organización no causó los hechos de violencia de ayer; justificó el método de protesta
Mauricio Caminos
(0)
3 de abril de 2012  • 12:21

Los incidentes de ayer frente a la embajada de Inglaterra fueron duramente criticados por el propio gobierno británico y hasta un juez de garantías de La Plata afirmó que "dan ganas de romperle la cara" a los militantes de Quebracho. Pero Quebracho negó haber participado de los desmanes, que dejaron a varios policías heridos, destrozos en la vía pública y empañaron con violencia el recuerdo del 30° aniversario del inicio de la guerra de Malvinas.

"Nosotros no participamos de la violencia de ayer", afirmó hoy a LA NACION el líder de Quebracho, Fernando Esteche, quien admitió comprender lo que ocurrió. "Alguna vez nosotros participamos con formas similares, son compañeros militantes populares, pero ayer no lo hicimos. Si nos hubiera parecido hacerlo, lo hubiéramos hecho", señaló. "Fue en general una jornada de manifestaciones. Lo destacable es eso", opinó.

La sede diplomática del barrio porteño de Recoleta fue escenario de varias manifestaciones donde organizaciones de izquierda prendieron fuego banderas del Reino Unido, repudiaron la presencia de empresas inglesas en el país y lanzaron críticos discursos al gobierno de David Cameron. Durante todo el lunes se sucedieron protestas, además de Quebracho, del Partido Obrero, del Frente Amplio Progresista, la CTA y de la Corriente Clasista Combativa, (CCC) entre otras organizaciones.

La violencia comenzó cerca de las 16, cuando militantes identificados con banderas del Partido Comunista Revolucionario (un brazo de la CCC) se enfrentó con la policía.

En un comunicado difundido a la prensa, el principal dirigente de la CCC, Juan Carlos Alderete, acusó a las fuerzas de la Federal de lo que ocurrió. "Nos esperaba como era de esperar un fuerte dispositivo de seguridad y vallas, luego de entonar el Himno Nacional y mientras se quemaba banderas inglesas y un muñeco del "principito" pirata, llegaron las provocaciones represivas que no se hicieron esperar, a los carros de asalto, hidrantes motos e infantería que se desplegaban inminentemente sobre la gente, se le sumaron los gases lacrimógenos, contra la manifestación hasta ese entonces pacifica", relató Alderete en el escrito, y agregó: "A partir de ese instante todo fue represión, enfrentamientos y resistencia durante varias cuadras, con varios heridos entre varones y mujeres".

Esteche también repudió el accionar de los efectivos de seguridad: "La Policía Federal se pone a defender a la embajada que ocupa nuestro territorio". Ayer hubo por lo menos cuatro policías heridos.

Y consultado sobre cómo cree que la opinión pública puede tomar los hechos de violencia registrados, expresó: "Seguramente los pibes que sufren la represión policial lo ven de una manera y la gente de clase media de otra. La gente como colectivo no creo que tenga una posición unilateral".

Hoy, el Ministerio británico de Asuntos Exteriores condenó lo que ocurrió ayer y pidió a la Casa Rosada que cumpla con sus obligaciones internacionales sobre la protección de los edificios diplomáticos. "Esperamos que el Gobierno argentino siga cumpliendo con estas obligaciones en virtud de la convención y aplique la ley contra cualquier manifestante que participe en actos criminales", dijo la administración de David Cameron en un comunicado oficial.

"Las declaraciones del gobierno inglés calificando de 'criminal' a esos hechos resulta de un cinismo canalla", concluyó Alderete en el documento de la CCC.

A su vez, el juez de Garantías de La Plata, César Melazo, opinó a través de su cuenta de Twitter que "dan ganas de romperle la cara a los quebrachitos".

"No mezcle cuestiones personales. Está bien que nos odie por cosas hogareñas. No nos haga contar cosas que no da", le respondió Esteche desde su propia cuenta en la red social.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.