Recta final para la elección que define el clima de octubre

Suárez, delfín de Cornejo, es el favorito en Mendoza; Fernández Sagasti apuesta a la visita de Alberto Fernández; se vota en una semana
Pablo Mannino
(0)
22 de septiembre de 2019  

MENDOZA.- Mendoza vuelve a asomarse a la escena política nacional con las elecciones a gobernador del próximo domingo. En las próximas horas quedarán expuestos sobre la mesa las baterías discursivas finales y los ajustes de propuestas de campaña de los candidatos para llegar al sillón de San Martín.

El frente oficialista Cambia Mendoza, con la mayoría de las encuestas a favor, cree tener asegurado el triunfo tras ganar en las PASO con el actual intendente de la capital, Rodolfo Suárez. Pero mira de reojo al justicialismo, que hace fuerza para descontar y acercarse. El PJ jugará con su última carta antes de los comicios: el martes llega a la provincia el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, para darle un empujón final a su postulante, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti. Bendecida por Cristina Kirchner, en las primarias se alzó con la interna y quedó a 8 puntos de la alianza radical.

Suárez, el elegido del actual gobernador, Alfredo Cornejo, se entusiasma con sucederlo y se muestra confiado, aunque no deja de pensar en la estrategia que desplegó el justicialismo, que apostó a visitas de peso nacional. El cacique capitalino descansa en un sondeo hecho por Reale Dallatorre Consultores (RDT), que lo ubica vencedor con una diferencia superior a los 15 puntos.

"Venimos muy bien, recorriendo la provincia. Los mendocinos saben qué votar en cada elección, como ocurre también en las municipales, confiando en todo lo que se ha hecho en Mendoza. Por eso, estamos convencidos de que se valoran la gestión y la continuidad", expresó a LA NACION Rodolfo Suárez. "La provincia está ordenada, el Estado funciona bien, con obras públicas por todos lados. Estamos muy confiados", agregó.

En tanto, el gobernador Cornejo, titular de la UCR nacional, no deja de mostrarse cerca de Suárez en cada acto y en cada reunión con los diversos sectores económicos y productivos de Mendoza, con el objetivo de potenciar el frente radical, aunque caiga el presidente Mauricio Macri en las generales del 27 de octubre. En las PASO nacionales el primer mandatario también perdió en Mendoza, aunque por menos diferencia que en el resto del país.

Visita y anuncio

En el justicialismo, en tanto, ponen todas las fichas a la llegada de Fernández, soñando con un envión final hacia las votaciones del domingo. Sagasti quiere demostrar que puede dar el batacazo en tierra cuyana.

"Hay muchas expectativas y tenemos esperanzas de dar el batacazo. Sabemos que no será fácil, pero los números nos están dando alegrías, sobre todo por la fuerza que hoy significa Alberto Fernández, que volverá a nuestra tierra para potenciar a Anabel en el tramo final, con el mensaje de la necesidad de encender la economía", explicó a este medio una fuente kirchnerista, que se entusiasma con la reciente encuesta de Analogías, que plantea un escenario casi de paridad, con una leve ventaja a favor del candidato radical. Cerca de Sagasti ponen los ojos en el 20% de indecisos y recorren todos los rincones de la provincia.

El optimismo solo se ve moderado por la sorpresiva derrota en uno de los bastiones claves del PJ en la provincia, el municipio de San Martín, que quedó en manos del radicalismo en los comicios del 1° de setiembre.

Durante la campaña, que ya ingresó en la etapa de veda de inauguraciones oficiales, pasaron por Mendoza distintos referentes del PJ: el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y los gobernadores Sergio Uñac (San Juan) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis). Todos destacaron la "necesidad" de que Sagasti gane para "lograr más apoyo nacional" para Mendoza, sobre todo en el sector de las economías regionales. En el PJ apuestan a un "anuncio" especial que hará Fernández para la región.

Luego de la visita de Fernández, se espera el debate televisivo final, en la pantalla de Canal 9 Televida, el próximo jueves a la noche, antes de la veda. Allí no solo estarán cara a cara Suárez y Sagasti, sino que participarán los otros dos candidatos a la gobernación, José Luis Ramón, del partido Protectora, y Noelia Barbeito, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). El jueves pasado se realizó un cruce de candidatos, organizado por las cámaras empresarias, donde todos expusieron sus perspectivas económicas para la región.

En las PASO provinciales, Suárez se quedó con la interna frente a Omar De Marchi y Fernando Armagnague, logrando el 29,46% de los sufragios. Por su lado, Fernández Sagasti, con el 18,33%, le arrebató la candidatura al intendente de Maipú, Alejandro Bermejo.

De esa manera, como alianzas, el Frente Cambia Mendoza obtuvo 43% de los votos, mientras que el Frente Elegí se quedó con el 35% de las voluntades. Los otros dos candidatos, Ramón y Barbeito, quedaron muy por debajo, con 7,2% y 3,6%, respectivamente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.