Reforma judicial: el oficialismo acusó a Juntos por el Cambio de "paralizar" el Congreso por no prorrogar las sesiones remotas

Sin una prórroga del protocolo de funcionamiento remoto, podrían paralizarse las sesiones en la Cámara de Diputados
Sin una prórroga del protocolo de funcionamiento remoto, podrían paralizarse las sesiones en la Cámara de Diputados Crédito: Maximiliano Vernazza / HCDN
Laura Serra
(0)
11 de agosto de 2020  • 14:20

La plana mayor de los diputados nacionales del Frente de Todos acusó a Juntos por el Cambio de paralizar la actividad de la Cámara baja con su decisión de no prorrogar el protocolo de funcionamiento remoto de las sesiones para exigir que la reforma judicial del Gobierno se discuta de manera presencial.

Un coro de voces del oficialismo, encabezado por Sergio Massa -presidente del cuerpo-, Cecilia Moreau, vicejefa del bloque y Cristina Alvarez Rodríguez, secretaria parlamentaria, arremetieron contra el principal bloque opositor al advertir que "no cerrarán el Congreso" y que igualmente convocarán a sesionar.

Desde Juntos por el Cambio rechazaron las críticas y replicaron que no hay "ninguna voluntad de paralizar el Congreso". "Lo que se pide es una modificación del protocolo de funcionamiento remoto para que, en lugar de ser prorrogado por 30 días, se lo prorrogue semana a semana, en cada reunión de Labor Parlamentaria. Lo pedimos como garantía para no se traten de manera remota temas de alto voltaje institucional como la reforma judicial".

"Si Juntos por el Cambio aceptara ahora habilitar el protocolo tal como está, en los próximos 30 días la reforma judicial podría tener sanción exprés en las dos cámaras", advirtieron.

El conflicto entre el oficialismo y la oposición se suscitó porque el protocolo que habilita las reuniones de comisión y las sesiones de manera virtual venció el viernes pasado; ergo, no solo la reforma judicial -actualmente en debate en el Senado- sino todas las demás iniciativas que quedaron pendientes de tratamiento en la Cámara baja quedaron congeladas hasta que el oficialismo y la oposición arriben a un acuerdo sobre el funcionamiento del cuerpo.

"La oposición actúa por capricho y nosotros no vamos a cerrar el Congreso -arremetió la diputada Moreau, vicejefa del bloque del Frente de Todos, que preside Máximo Kirchner-. Hay temas importantes que están pendientes, muchos de ellos elaborados por la oposición. Por eso nosotros vamos a seguir convocando a las comisiones y, eventualmente, a una sesión especial para prorrogar el protocolo de funcionamiento remoto con los bloques opositores que estén de acuerdo."

La legisladora insistió que, dada la evolución de la pandemia y el pico de contagios en la zona metropolitana, las sesiones presenciales del Congreso son por ahora inviables. "No hay vuelos y muchas provincias imponen cuarentenas estrictas a quienes vuelven de la Capital", advirtió Moreau. "Nosotros queremos mantener activa la Cámara bajo las pautas de orden y funcionamiento que establece el protocolo, por eso buscamos prorrogarlo. Hasta ahora no hubo dificultades para sesionar, aún con proyectos polémicos y complejos", insistió.

Máximo Kirchner, jefe de bloque del Frente de Todos en Diputados
Máximo Kirchner, jefe de bloque del Frente de Todos en Diputados Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

En la misma línea se expresó Cristina Álvarez Rodríguez, secretaria parlamentaria del bloque. "Juntos por el Cambio se opone a sacar dictámenes o a tratar temas como, por ejemplo, Internet gratuito y conectividad para las escuelas públicas porque no quiere debatir la reforma del Poder Judicial", cuestionó. "Fueron pésimos gobernando y son una pésima oposición. No hicieron ninguna autocrítica sobre el país que dejaron y ahora se dedican a poner palos en la rueda", sostuvo, y cuestionó su posición de rechazo al proyecto de reforma judicial.

"Quieren mantener el Poder Judicial en el estado calamitoso en el que está porque les conviene. No asistieron a la presentación que hizo el presidente Alberto Fernández, no leyeron el proyecto e intentan instalar consignas falsas: el número de integrantes de la Corte Suprema o que se cambiarían causas que hoy están en ciertos juzgados. Algo que quedó aclarado, porque las causas seguirán con el juez natural", enfatizó.

También Massa, en declaraciones televisivas, cuestionó anoche la actitud de la oposición. "Yo creo en la oposición que propone, no en la que obstruye -sostuvo-. Lo que no puede pasar es que cerremos el Congreso para no resolverle el problema de justicia a los argentinos."

"Si no asumimos que la Justicia en la Argentina es un desastre, que tenemos que hacer reformas y que de los tres poderes es el poder que menos ha evolucionado en los últimos 30 años, estamos pifiando y no entendiendo lo que pasa en la Argentina", aseveró.

Los legisladores de Juntos por el Cambio, al igual que otras voces de la oposición, sostienen que una iniciativa del calibre político como la reforma judicial debe debatirse de manera presencial para evitar eventuales problemas y "picardías". "El sistema exhibe fallas: en la última sesión la propia Fernanda Vallejos, miembro informante del proyecto sobre deuda local, no pudo votar pese a los esfuerzos del personal de la Cámara para conectarla a la sesión virtual. Por esa razón no se puede someter a votación una ley como la reforma judicial, donde los votos van a estar peleados", aseveran en la oposición.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.