Ritondo: "El mensaje de los prófugos es sentirse impunes"

Para el ministro de Seguridad, hay un "alto nivel de complicidad" de algunos policías
Ramiro Sagasti
(0)
5 de enero de 2016  

LA PLATA.- "Se sienten impunes", dijo ayer el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, en referencia a los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, que escaparon de la cárcel de máxima seguridad de General Alvear hace nueve días y aún continúan prófugos. Es más, el funcionario cree que el objetivo del ataque a los policías en la localidad de Ranchos fue, justamente, dar ese mensaje: mostrar la impunidad que creen tener. Es que, según sospechan en el gobierno y en el Poder Judicial, los homicidas gozan de la complicidad de miembros de la policía, lo que les permitió estar un paso adelante y evitar ser detenidos.

"Hay sectores de la policía de la provincia que están trabajando bien y otros sectores que no están dispuestos a colaborar o tienen algún cierto grado de complicidad", aseguró Ritondo. También informó que "la DDI de Quilmes no ha sido colaborativa. Necesitamos la colaboración, y hemos decidido los reemplazos".

Concretamente, desplazó al jefe de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, Roberto Di Rosa, y designó en su lugar a Daniel Cantarini, que estaba a cargo de la DDI de La Plata.

Además, Ritondo separó de la pesquisa al comisario general Néstor Adolfo Larrauri, director de Investigaciones de la fuerza, que tiene a su cargo todas las DDI de la provincia.

Pero los cambios acaso no terminarán allí. Donde haya dudas, sostuvo el ministro, habrá cambios. "Venimos diciendo que vamos a ir contra las mafias y dar pelea -dijo-. Cambiamos la cúpula de policía cuando asumimos y elegimos al comisario general Pablo Bressi, y descabezamos a la cúpula del Servicio Penitenciario. Esto tiene consecuencias."

En efecto, un día después de la fuga, debido a estas presuntas complicidades, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, desplazó a toda la plana mayor del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) e intervino la unidad penal N° 30 de General Alvear.

Ayer, Ritondo insistió en que la fuga "era imposible sin la complicidad del Servicio Penitenciario Bonaerense".

Para el ministro de Seguridad de la provincia, en tanto, fue por la impunidad que sienten los prófugos que dispararon contra el suboficial Fernando Pengsawath y la agente ayudante Angelina Lucrecia Yudati, el jueves pasado, en la ruta 20, a la altura de Ranchos.

"No le encontré sentido al ataque. Fue un acto absolutamente irracional. Era un control donde pudieron haber seguido. El único sentido era mostrarse, porque en una fuga uno trata de aparecer lo menos posible. Algún tipo de mensaje hay, y yo creo que es que se sienten impunes", dijo Ritondo en un diálogo con Radio Mitre.

Ese jueves del ataque de los prófugos a la policía, Ritondo aseguró que tenían cercados a los tres autores del triple crimen de General Rodríguez. Los jefes policiales le habían informado que habían sido captados por cámaras de seguridad en el sur del conurbano, primero a las 15 y luego a las 17, en Bosques, cuando -según la policía- incendiaron la camioneta Ford Ranger en la que circulaban y se pasaron a la Renault Kangoo que le robaron a la ex suegra de Cristian Lanatta, de acuerdo con la denuncia de esta mujer.

Desde entonces la policía bonaerense y las fuerzas federales concentraron la búsqueda en Florencio Varela, Berazategui y Quilmes. El ministro dijo que ese jueves transmitió "lo que me iban pasando los policías", y admitió que "quizás fue un error mío transmitir que estábamos a punto de agarrarlos".

Ahora a Ritondo le parece "imprudente hablar de plazos. La verdad es que todo el equipo nuestro hace una semana que no duerme, y vamos a seguir trabajando y seguir dando esta pelea que hay que dar en todo el país y en la provincia de Buenos Aires contra estas mafias organizadas, contra el narcotráfico", expresó.

Denuncia de HUA

  • La abogada de Hinchadas Unidas Argentinas, Débora Hambo, insinuó ayer que Víctor Schillaci y los hermanos Martín y Christian Lanatta podrían haber sido ayudados por el ex jefe la agrupación Marcelo Mallo, en los días posteriores a la fuga de los condenados por el triple crimen.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.