Se agrava la crisis en Chubut por la demora en el pago de los sueldos

Los gremios instalaron piquetes en Comodoro Rivadavia
Los gremios instalaron piquetes en Comodoro Rivadavia Crédito: Twiiter
El gobernador Arcioni se negó a tomar deuda por las altas tasas y la volatilidad del mercado
Ana Tronfi
(0)
14 de agosto de 2019  

RAWSON.- La crisis de los mercados activó un nuevo frente de conflicto en Chubut, donde los gremios estatales se mantienen en pie de guerra por las demoras en el pago de sueldos a empleados públicos.

Con cortes de rutas, movilizaciones y los servicios cortados en la obra social Seros como telón de fondo, el gobernador Mariano Arcioni sostuvo que la "volatilidad financiera" que existe impide "tomar créditos a corto plazo como nos gustaría" para pagar los sueldos a los estatales.

Según aseguró el propio mandatario, el jueves último -previo a las PASO-, "llegó la notificación del Banco Central respecto de que fuimos autorizados para la toma de deuda. Pero es imposible hoy, por la volatilidad que existe y que hizo disparar la tasa de interés".

La expectativa apuntaba a la colocación de letras de tesorería para obtener $1500 millones y lograr "pagar los sueldos de los estatales, que no comenzaron a cobrar julio", dijo. Pero la crisis hizo disparar la tasa de interés y evaporó la esperanza del gobierno provincial de desactivar la escalada de conflictos.

"Yo no estoy dispuesto a tomar un endeudamiento a corto plazo a tasas superiores al 70%, porque eso es aumentar la deuda y así no saldremos adelante", sostuvo Arcioni.

El gobernador se quejó porque, a pesar de "haber pedido la debida autorización hace tiempo, recién nos respondieron el jueves pasado, en vísperas de una elección, cuando no teníamos tiempo material de concretar la operación, y ahora menos con la volatilidad del mercado".

Arcioni firmó paritarias con aumentos que promedian el 40% con los gremios estatales a comienzos de año. Tras su reelección, el 9 de junio, comenzó la debacle: Chubut enfrenta un déficit en sus cuentas públicas que se disparó con el último aumento salarial.

El gobierno provincial suspendió la aplicación de la "cláusula gatillo" por inflación que había pactado con los gremios y debió congelar los retroactivos pautados.

En medio de la crisis, el ministro de Economía, Luis Tarrio, dejó el gabinete intempestivamente, en medio de rumores de supuestos intereses desestabilizadores por parte del intendente de Puerto Madryn y futuro vicegobernador, Ricardo Sastre. Los gremios instalaron ayer piquetes en las principales ciudades. En Comodoro Rivadavia complicaron los principales accesos a los yacimientos petroleros.

Arcioni instó a los trabajadores a utilizar "racionalidad y coherencia para salir juntos de esta coyuntura en lo inmediato". Más temprano, había resaltado que "la plata no aparece con paros y cortes de ruta".

"Estamos tratando de ordenar las cuentas y cumplir con nuestras obligaciones lo antes posible", dijo el mandatario. Denunció, en ese sentido, que el gobierno central les negó "herramientas financieras".

"Vamos a cumplir con todos los acuerdos firmados, como lo venimos haciendo. Chubut no escapa a la coyuntura nacional y debemos entender que los cortes de rutas perjudican a los ciudadanos y los ingresos de la provincia. Se sale adelante con diálogo y con respeto al otro", exclamó. Y alertó sobre "el impacto de los piquetes en las cuentas públicas", dado que "impiden el normal funcionamiento en los yacimientos".

Los cortes se realizan en la cordillera y en las localidades de la costa atlántica para "visibilizar" el reclamo y que el gobierno "entienda la situación" que están atravesando, describió el dirigente de la CTA Tomás Montenegro.

Por: Ana Tronfi

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.