"Se montó una operación mediática", se defendió Ramón Puerta