Un aliado de Barrionuevo se queda con el gremio de espías, vigiladores y patovicas

El ministro Sica levantó la intervención de Upsra y Leónidas Requelme lidera la lista única para las elecciones del 20 de noviembre
El ministro Sica levantó la intervención de Upsra y Leónidas Requelme lidera la lista única para las elecciones del 20 de noviembre Crédito: Facebook
Sica levantará después de tres años la intervención en el sindicato que reúne a vigiladores, espías y patovicas
Nicolás Balinotti
(0)
15 de octubre de 2019  

Cuando falten 20 días para el probable final de la gestión de Mauricio Macri, el ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, levantará después de casi tres años la intervención de la Unión del Personal de Seguridad de la República Argentina (Upsra), un gremio que reúne a vigiladores privados, espías, patovicas y policías exonerados y que tiene un particular interés para el poder.

El delegado normalizador de la Upsra, Rodolfo Alonso, convocó a elecciones para el 20 del mes próximo y habilitó como lista única a la agrupación que impulsa a Leónidas Requelme como secretario general. Requelme es hoy un dirigente que respondería a Luis Barrionuevo, el influyente jefe de los gastronómicos, que articula con el macrismo.

La Upsra está intervenida desde fines de 2016. Por entonces, el entonces ministro de Trabajo Jorge Triaca no avaló el proceso electoral interno y desbancó de la conducción a Ángel García, un exaliado de Barrionuevo. Ubicó allí a Patricio Lombilla como interventor hasta que, a principio de este año, Sica resolvió reemplazarlo por Alonso.

¿Las razones del cambio? Voceros del funcionario no dieron una respuesta. Lombilla, en tanto, sospecha que su desplazamiento fue porque denunció en la Justicia muchas de las irregularidades detectadas en el sindicato, sobre todo en lo relativo al manejo de las cuentas bancarias de la obra social, cuya administración recae en Celeste Ferrara, la pareja de García, el viejo líder de la Upsra. Las denuncias de Lombilla se unificaron en el juzgado federal de Ariel Lijo, pero jamás prosperaron.

Sí, en cambio, se conoció que la Cámara Federal porteña reabrió la semana pasada una investigación contra Triaca por una supuesta defraudación del orden de los 15 millones de pesos durante la intervención de la Upsra, según publicó Tiempo Argentino.

Triaca había sido denunciado por presunto desvío de fondos, extorsión y cohecho en la Upsra. El denunciante fue Cristian Raúl Felice, un empresario que habría brindado servicios de limpieza y seguridad en el gremio y que presentó como prueba una cámara oculta.

"Ojos y oídos en todos lados"

El atractivo político del gremio de los vigiladores no es la recaudación de la cuota sindical ni la caja de aportes a la obra social. Cuenta con 14.000 afiliados, aunque sus directivos y los funcionarios de la Secretaría de Trabajo reconocen que podría tener muchísimos más porque hay "300.000 trabajadores en la actividad".

Pero el verdadero interés es la información que recolectan sus afiliados, muchos de ellos diseminados en sitios oscuros y secretos. "Tenemos ojos y oídos en todos lados", se jactaron de su influencia dentro del gremio. El artículo 3 del estatuto de la Upsra muestra la variedad de tareas de sus representados: desde patovicas a espías.

Requelme reconoce que en el gremio hay afiliados que reportan a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). "Hay gente de la AFI en algunas empresas, como en todos los rubros, como en el periodismo", naturalizó las tareas de espionaje el probable secretario general de Upsra a partir del 20 de noviembre.

Requelme rechazó haber sido apadrinado por Barrionuevo y el operador radical Enrique "Coty" Nosiglia, aunque les reconoció su "peso en la política". Y caminó con pies de plomo sobre las gestiones de los interventores designados por Triaca y Sica. "Metieron gente por la ventana y embarraron todos los procesos judiciales. Lombilla inventó candidatos como Patricio Castro o Julio Gutiérrez, que no figuraron nunca en los padrones. El gremio es hoy un kiosco vacío con una potencialidad enorme", argumentó el sindicalista.

En la Secretaría de Trabajo no todas las voces coinciden sobre la normalización de la Upsra. Hay funcionarios de jerarquía que afirman que hubo una maniobra de Sica, Nosiglia y Barrionuevo para que Requelme no tenga oposición y se quede con el gremio. A Gutiérrez, uno de los contrincantes, lo identifican con el kirchnerismo porque se forjó como gremialista en Santa Cruz.

Ni Sica ni el interventor Alonso respondieron las consultas de LA NACION.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.