En el cuarto oscuro. Soher El Sukaria, la candidata que puede convertirse en la primera diputada musulmana

Soher El Sukaria durante una sesión de la legislatura cordobesa
Soher El Sukaria durante una sesión de la legislatura cordobesa Crédito: Facebook Soher El Sukaria
María Paula Etcheberry
(0)
12 de julio de 2019  • 11:12

"Profeso la religión islámica, pero me considero absolutamente argentina. Bailo la chacarera y el tango, como empanadas y también soy musulmana. Suena raro mi nombre y no saben si soy hombre o mujer", dice Soher el Sukaria, con tono risueño y un marcado acento cordobés. Además de ser legisladora de Córdoba y presidenta de PRO en Córdoba Capital, Soher es la segunda en la lista de candidatos a diputados nacionales por el oficialismo que encabeza Mario Negri .

Mujer y musulmana. De tener éxito en las elecciones, podría convertirse en la primera diputada con estas características. Nacida en el Líbano, Soher es la hija del sheik Mounif El Sukaria, quien fue un imán (líder religioso musulmán) en la provincia de Córdoba. "Al mes de vida yo ya estaba acá. Mi madre es argentina y mis abuelos vivieron acá también", agrega Soher. No usa el velo islámico en su vida cotidiana, aunque su madre sí lo hace. "El velo es una opción", indica.

Ver esta publicación en Instagram

Acá está el equipo de Córdoba!!!!! [R]

Una publicación compartida de Soherelsukaria (@soherelsukaria) el

Pero hay algo que la une al resto de los políticos. Soher es abogada, como la mayoría de los dirigentes argentinos. Estudió en la Universidad Nacional de Córdoba. "Aprendí a valorar la educación gratuita. Mientras estudiaba, trabajaba para mantenerme", relata. También consiguió una beca para realizar un posgrado en Relaciones Internacionales en España, que terminó en 2009. Cuando volvió de España, se acercó a Pro e inició su carrera política. Antes, había trabajado en ONGs.

Se autodefine como una defensora de los derechos de las mujeres, aunque duda en calificarse como feminista. "Me encantaría incentivar a las mujeres a participar de la política. El liderazgo de mi padre fue absolutamente igualitario en cuanto a la educación de hombres y mujeres. Él me incentivó en todo momento a formarme. Decía que lo que viene es el siglo de las mujeres", reflexiona.

"De cualquier hijo se espera un poco. Pero de la hija de. se espera mucho más", agrega Soher en referencia a su padre, a quien no duda en calificar como una inspiración.

Soher junto a su madre, que también profesa la fe islámica
Soher junto a su madre, que también profesa la fe islámica Crédito: Facebook Soher El Sukaria

En tiempos en los que cierta islamofobia crece en algunos países, Soher destaca que nunca se sintió discriminada y que la Argentina es un país con mucha tolerancia. "La discriminación es algo transversal, que no viene solo por la religión. Viene también por ser mujer. Nosotras tenemos más obstáculos. Pero el diálogo intercultural e interreligioso es como un faro en nuestro país", agrega.

Soher también forma parte del Comipaz (Comité Interreligioso por la Paz), organismo que fundó su padre junto a un rabino, un obispo y un pastor evangélico en 1998.

Cree que ese es el diferencial que puede sumarle a la política argentina: ser producto de un cruce de culturas, en un país marcado por la inmigración. "El inmigrante siempre vive en un limbo. Tomás lo mejor de cada una de las culturas. Argentina es un poco eso, ¿no?", concluye.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.