Superjunio electoral

Willy Kohan
Willy Kohan PARA LA NACION

El análisis de Willy Kohan

10:41
Video
(0)
5 de junio de 2019  • 23:05

Escuchá la columna como podcast

A continuación, sus principales conceptos:

  • Comenzó el superjunio electoral y sigue aumentando la incertidumbre política y económica en la Argentina. Se registra un fenómeno de quíntuple embrujo para tratar de entender el futuro. Aún no se conocen las fórmulas ni los candidatos completos, tampoco las alianzas y mucho menos quién puede ganar. Y aún si se supiera quién será el presidente a partir de diciembre de 2019, nadie tiene muy claro en materia económica cómo seguirá el rumbo.
  • Observando al oficialismo, tampoco está claro cómo sería un segundo mandato de Mauricio Macri . Por lo pronto, hoy se está discutiendo lo mismo que se debatía cuando el Presidente ganó las elecciones en 2015. Igual que hace 4 años, se discute si existe o no una crisis económica de tal magnitud, la cual se debe enfrentar con un nuevo programa integral contra la inflación y la recesión, o si solamente hay incertidumbre política y una vez despejada, la economía retomará vigor.
  • De todas formas, llama la atención que una vez más, y a pesar del impacto que tuvo el dólar en los argentinos en 2018, cuando se disparó al doble; igual que en 2015 y contra la opinión de la mayoría de los economistas profesionales, el Gobierno sostenga que la crisis fiscal y monetaria están superadas.
  • El mismo argumento del equipo de Alfonso Prat Gay y Federico Sturzenegger, ahora es compartido por Nicolás Dujovne y Guido Sandleris. Básicamente, los actuales sostienen que han hecho el ajuste porque devaluaron y colocaron retenciones, aunque no dicen que el déficit crece cada vez más escondido en los intereses de la deuda, las tasas de las leliq, los subsidios dolarizados al transporte y la energía, y los pagos indexados por inflación de salarios, jubilaciones y planes asistenciales a cargo del Estado. Ahora ya no están los bancos y bonistas para financiarse, pero está el FMI.
  • Sin embargo, el Palacio de Hacienda argumentó que la parte más dura del ajuste ya está hecha, y que sólo cabe esperar el triunfo de Macri. Pero, si los impuestos van a tener que seguir subiendo para equilibrar las cuentas no se sabe, y tampoco se conoce si serán necesarias nuevas devaluaciones para poder recaudar con retenciones. Otro interrogante es si se podrá mantener el régimen de libertad cambiaria, tal como está hoy. ¿Cómo se baja la tasa de interés del 70% actual sin otra devaluación?
  • Es tan complejo el panorama económico que podría heredar Macri de sí mismo o quien lo suceda, que cada vez se escuchan más voces a favor de un Gobierno de coalición, acuerdos políticos y demás combinaciones, al menos para poder sacar alguna ley de las tantas difíciles que necesita la economía.
  • Allí aparece el segundo elemento que se discute hoy, el mismo que hace 4 años. Si Mauricio Macri necesita para gobernar un acuerdo más explícito con los radicales, el partido de Sergio Massa y el peronismo no K. Nunca lo quiso el Presidente. Extremó su perfil anti peronista, inspirado en su acuerdo con Elisa Carrió, su escudo contra los radicales y el PJ.
  • Hay elementos para pensar si el segundo gobierno de Macri, en materia económica, será mejor que el primero. Para ello, el Presidente debería aceptar la existencia de una importante crisis económica escondida detrás de la tranquilidad cambiaria del otoño y, a su vez, comprender por qué la tasa tiene que ser 70% para que el dólar en la temporada de la soja no suba de 45. Asimismo, debería pensar si semejante crisis se puede enfrentar sin acuerdos políticos que incluyan a parte del peronismo.
  • En términos generales, una importante franja del empresariado y los inversores supone que las dificultades serían mayores si triunfa un proyecto de izquierda autoritaria y estatista como quedó en la memoria la figura de Cristina Kirchner y la Cámpora. No confían en la moderación y las convicciones occidentales que promete Alberto Fernández . Apuestan por Macri, por convicción o por necesidad.
  • No obstante, no todos en el mundo económico creen que lo mejor para salir de la inflación y la recesión sea la reelección de Macri: sectores importantes de la industria y el comercio, empresarios, pymes y autónomos, y demás actores económicos afectados por el ajuste. A aquellos grupos les iba mejor con Cristina, ya que no se sentían afectados por los atropellos institucionales de la era kirchnerista, y en algunos casos hasta los compartían.
  • La clave, sin importar de qué lado del dilema se encuentre cada uno, será discutir cómo sería desde el 10 de diciembre un gobierno de Macri reelecto, o uno nuevo Alberto Fernández como presidente y Cristina Kirchner como vice.

LN+, ahora también en Cablevisión (19 analógico y digital, 618 HD y Flow), Telered, DirecTV, TDA, Telecentro Digital, Antina y Supercanal

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.