Suscriptor digital

Un fiscal quiere pedirle a Google la geolocalización de los teléfonos de los Moyano y el juez Carzoglio

El suspendido Luis Carzoglio durante una conferencia de prensa
El suspendido Luis Carzoglio durante una conferencia de prensa Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Gabriel Di Nicola
(0)
15 de marzo de 2019  • 11:25

El fiscal general adjunto de Lomas de Zamora Sebastián Scalera quiere determinar si Hugo y Pablo Moyano se reunieron con el suspendido juez Luis Carzoglio, magistrado que en octubre pasado rechazó el pedido de detención del hijo del líder sindical. El representante del Ministerio Público le solicitó a una jueza que le remita a Google un oficio para que la empresa informe la geolocalización que tuvieron los teléfonos celulares de los Moyano y de Carzoglio el 9 de noviembre pasado, día del supuesto encuentro.

Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales. Scalera tiene a su cargo la investigación de una asociación ilícita en perjuicio del club Independiente, club conducido por Hugo Moyano y Pablo Moyano, presidente y vicepresidente, respectivamente.

Según sospecha el fiscal Scalera, en base a la activación de las celdas de los teléfonos celulares de los Moyano y de Carzoglio, el 9 de noviembre pasado, los Moyano y Carzoglio se habrían reunido en Barracas o Parque Patricios.

Carzoglio fue suspendido por el Tribunal de Enjuiciamiento de la provincia de Buenos Aires. Había sido apartado de su cargo en diciembre pasado.

Pablo Moyano es investigado por el fiscal Scalera
Pablo Moyano es investigado por el fiscal Scalera Fuente: LA NACION - Crédito: Estrella Herrera

Según una nota del periodista Luis Majul publicada en LA NACION, el fiscal Scalera también determinó que las celdas de los celulares de Hugo, Pablo Moyano y Carzoglio, estaban en una zona denominada Santa Isabel La Católica, el nombre homónimo de una calle que atraviesa los barrios de Parque Patricios y Barracas.

El teléfono del presidente de Independiente se activó en esa zona el viernes 9 de noviembre del año pasado en dos oportunidades: a las 16 con 46 minutos y a las 18 con 52 minutos. El de Pablo fue usado a las 18 horas con 22 minutos. Fue para atender una llamada del secretario general del Suteba, Roberto Baradel, pero el que al final tomó el aparato y lo saludó fue el propio Hugo Moyano. Eso confirmaría el dato de que padre e hijo estaban juntos. El teléfono oficial de Carzoglio se activó en la misma zona, en tres oportunidades: a las 15 horas con 25 minutos, a las 18 horas con 8 minutos y a las 18 con 35 minutos.

Según publicó Majul, la existencia del encuentro se desprende de las afirmaciones del propio Moyano hijo, quien tenía intervenido su teléfono de manera legal, para determinar su participación en la presunta asociación ilícita. Apenas terminada la reunión, habló con un integrante de la comisión directiva de Independiente, y le dijo, de manera textual: "Recién salí, boludo. Recién salimos con mi viejo. Cinco horas y media. Impresionante. No va a pasar nada. Cinco horas y media de reunión. Y champusardo".

"Para confirmar si los Moyano y Carzoglio estuvieron juntos, el fiscal Scalera elaboró un oficio para que sea remitido a Google para solicitar la geolocalización de los teléfonos celulares. Es la forma de saber, más allá de la información aportada por la activación de las antenas telefónicas, si los móviles estuvieron en el mismo lugar", dijo una fuente judicial.

El pedido fue presentado por Scalera ante la jueza de Garantías de Lomas de Zamora, Laura Ninni, que actualmente interviene en el expediente.

En el momento de la supuesta reunión, Carzoglio todavía era el juez que intervenía en la la causa de la asociación ilícita por la que está detenido el sindicado jefe de la barra brava de Independiente, Pablo Álvarez, más conocido como Bebote.

La jueza Ninni sí resolvió el pedido para rechazar el cese de la detención presentado por las defensas de Bebote Álvarez y otro tres barras que, al declarar como arrepentidos, habrían complicado la situación de Pablo Moyano.

Si bien "Bebote" Álvarez y los otros tres imputados declararon como imputados colaboradores entre noviembre y diciembre pasados y, según fuentes judiciales, habrían aportado información de importancia para el avance de la causa, el acuerdo para considerarlos arrepentidos no fue homologado todavía por ninguno de los cinco jueces que tuvieron participación en el expediente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?