Un fuerte rechazo a la flexibilización laboral y a un nuevo debate por la reforma electoral

Pichetto se muestra más crítico del Gobierno y cuestiona la decisión de Macri de autocalificarse
Gustavo Ybarra
(0)
29 de enero de 2017  

A pesar de mantener su política dialoguista a nivel legislativo, Miguel Pichetto se manifestó crítico con Mauricio Macri .

No sólo calificó como "una estupidez" evaluar con una nota al Gobierno, como hizo el Presidente, sino que señaló como aspectos negativos de la gestión la falta de reactivación de la economía y el aumento del déficit y del endeudamiento externo.

Además, descartó la posibilidad de reflotar el debate de la reforma electoral y, más importante aún, le advirtió al Gobierno que "no pasaría" el filtro del Congreso una eventual reforma con flexibilización laboral.

"No le va a servir ni al Gobierno ni al país y, por otra parte, estará destinada al fracaso", sentenció.

-¿Qué opina de los últimos decretos que emitió el Gobierno?

-Hay temas que me parece que requieren debate parlamentario. En ART había habido un avance significativo de la mano de los sectores del trabajo, de la CGT, que prestó conformidad. Incluso se le incorporaron modificaciones en el Senado. Votarla como ley le hubiera dado mucha más solidez que un DNU. Las formas también son importantes.

-¿Este gesto ameritaría un rechazo del DNU en la comisión bicameral?

-No quiero abrir juicio. Hay que esperar que los senadores vuelvan.

-¿Hay alguna posibilidad de reflotar la reforma electoral este año?

-No lo veo. Tuvo un análisis y debate en el peronismo muy fuerte, con un posicionamiento de la mayoría de los gobernadores. Me parece difícil reabrir el debate y volver a instalar en un año electoral el voto electrónico. También creo que en el futuro ese tema habrá que resolverlo porque no se puede ir contra una mejora en el sistema de votación.

-Empiezan a escucharse en el Gobierno frases que suenan a flexibilización laboral.

-Es el viejo tema de los gobiernos no peronistas, que siempre cometen el mismo error. Me parece más inteligente abordar sector por sector acuerdos de empresarios y de trabajadores tratando de proteger empleos, como el modelo petrolero de Vaca Muerta. Eso es mucho más inteligente que hacer anuncios rimbombantes que nos lleven de vuelta a la encerrona de una reforma laboral con flexibilización que no le va a servir ni al Gobierno ni al país y que, por otra parte, volverá a estar destinada al fracaso.

-¿Una nueva reforma laboral no saldría del Congreso?

-La experiencia histórica demuestra que no pasaría. El peronismo ha tenido siempre un fuerte compromiso con los sectores sindicales y cuando eso no ocurrió, como con la reforma de la Alianza, terminó en un proceso de deterioro de las instituciones. Repetir esa experiencia me parece nefasto.

-Macri se calificó con un 8. ¿Cómo calificaría usted el primer año de gobierno?

-Creo que es una estupidez ponerse nota. Me parece que el Gobierno ha tenido algunos aciertos y en otros aspectos ha sido negativo: no se ha reactivado la economía, no ha crecido el empleo, no han bajado el déficit y tiene un tipo de cambio muy bajo que no permite la reactivación económica. Además, tiene un endeudamiento alto. Van a tener que tener cuidado con ese tema.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.