Una inserción inteligente en la agenda global

Santiago Otamendi
Santiago Otamendi PARA LA NACION
(0)
20 de abril de 2018  

En 2010 Argentina ingresaba a la lista gris del Grupo de Acción Financiera (GAFI), que expone públicamente a países con deficiencias en el combate al lavado de activos y la financiación del terrorismo, lo que los aísla del sistema financiero internacional. El gobierno de aquel entonces dudaba de las ventajas de participar de este tipo de foros internacionales.

Hoy nuestro país tiene un objetivo claro y una estrategia inteligente: generar credibilidad para participar activamente en estos organismos, buscando incidir en la agenda internacional.

Las presidencias argentinas en el GAFI y del G-20 son evidencia de la confianza recuperada, no solo para participar, sino para conducir organismos internacionales relevantes. Las prioridades argentinas en el G-20 amalgaman intereses globales y nacionales: el futuro del trabajo y la educación, la importancia de la infraestructura y la sustentabilidad alimentaria.

Idéntica estrategia tiene la agenda en el GAFI: mientras que el combate al terrorismo continuará siendo prioridad, la disrupción del financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, la inclusión financiera y el fortalecimiento de la Justicia en la lucha contra la criminalidad organizada son otros de los objetivos relevantes.

En noviembre, en la apertura del primer plenario que el GAFI llevó a cabo en el país bajo la presidencia argentina, el presidente Macri se comprometió en la lucha contra el terrorismo. En febrero el GAFI aprobó su nuevo Plan Operacional en la materia a la luz de los desafíos que plantean la nueva modalidad de atentados y la radicalización.

En materia de no proliferación, y a la luz de la escalada de ensayos nucleares de Corea del Norte, se logró aprobar una declaración pública que llamó la atención sobre este asunto y conminó a los países a cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

La exclusión financiera, producto de la aversión de algunos grandes bancos y otros actores financieros a prestar servicios a determinados perfiles de clientes o regiones del globo, generalmente los más necesitados, es otra de las preocupaciones que marca la agenda argentina en el GAFI. Ello llevó a profundizar la cooperación con las industrias de desarrollo tecnológico Fintech y Regtech, y a lograr la aprobación de una guía sobre buenas prácticas de inclusión financiera.

Pero el mensaje más fuerte que los países pueden dar frente al flagelo del terrorismo y la criminalidad compleja es a través de condenas y el recupero de sus bienes en beneficio de los Estados y las víctimas.Por ello, otra de las prioridades de la Argentina en el GAFI es fortalecer los sistemas de justicia penal.

Debemos garantizar una Justicia independiente, con las capacidades necesarias para enfrentar estas amenazas. El GAFI busca contribuir organizando foros de jueces y fiscales en distintas regiones del mundo para debatir en torno de sus principales desafíos, obstáculos y experiencias, y generar un espacio de cooperación y una guía de buenas prácticas judiciales.

En estos últimos años la Argentina no solo ha tomado nota de la importancia de participar activamente en la agenda internacional, Sabe también cómo hacerlo de manera inteligente y, más importante aún, es consciente de sus capacidades de liderazgo.

El autor es secretario de Justicia y presidente del Grupo de Acción Financiera (GAFI)

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.