Una provincia paralizada por la disputa Capitanich-Bacileff

Se agravó la pelea entre el jefe de Gabinete, gobernador en uso de licencia, y su vice; paros de docentes, judiciales y estatales
Santiago Dapelo
José Derewicki
(0)
29 de marzo de 2014  

La provincia de Chaco está prácticamente paralizada. Docentes, judiciales, estatales y profesionales de la salud están en un permanente plan de lucha. La razón es simple: no hay diálogo. Pero a los múltiples conflictos de gestión se les suma una batalla sin cuartel por el control del territorio. Los protagonistas del conflicto que tiene como botín el dominio provincial son el jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich -gobernador en uso de licencia-, y el vicegobernador a cargo del Ejecutivo provincial, Juan Carlos Bacileff Ivanoff .

La salida de Capitanich, que asumió como jefe de ministros en noviembre, provocó un terremoto interno. Desde el primer minuto, Bacileff Ivanoff impuso un estilo propio lejos de los lineamientos del gobernador; incluso echó a casi todos los colaboradores de Capitanich salvo el ministro de Educación, Sergio Soto, agobiado por la protesta docente. Si la relación fue tormentosa mientras compartieron el poder, hoy la cuerda se ha estirado aun más, tanto que cuando el jefe de Gabinete viaja a la provincia para visitar a familiares ya no la publicita.

"Tiene una relación como con cualquier otro gobernador. Hoy es el jefe de Gabinete, no se mete en las cuestiones de la provincia", dijo a LA NACION una fuente con acceso al despacho de Capitanich.

Desde el despacho de Bacileff Ivanoff negaron un enfrentamiento. "Son amigos", explicó una de las personas que más conoce al vicegobernador. Y argumentó: "Nadie te elige dos veces si así no fuera".

Lo cierto es que Bacileff Ivanoff no sólo está enfrentado con su compañero de fórmula, sino que tampoco cuenta con el respaldo del resto de los gobernadores peronistas. Por dar un ejemplo, el encargado de administrar la provincia no fue invitado a la cena que se realizó hace ocho días en el Comando de Remonta y Veterinaria, en Palermo, que incluyó a 13 mandatarios; en representación de Chaco fue Capitanich.

Sin concesiones, desde un primer momento Bacileff Ivanoff quiso diferenciarse del estilo Capitanich y puso freno a los gastos que consideró excesivos: terminó con el Plan Ganadero, con subsidios y puso bajo la lupa gastos con diversas entidades, entre ellas las deportivas y de publicidad, entre otros aspectos.

Sin respuestas

En un principio, el reemplazante de Capitanich cosechó elogios por su posición frente a los piquetes. Bacileff Ivanoff no quiso hacer concesiones como Capitanich, que se acercaba hasta los cortes para negociar. Al contrario, reprimió con dureza las manifestaciones de los movimientos sociales.

"Cuando se fue Capitanich se cortó todo diálogo. Está todo cada día peor", sostuvo Víctor Gómez, representante de las comunidades originarias de Pampa del Indio. El dirigente, que desde hace 16 días se encuentran en esta ciudad junto a 25 compañeros, presentó anteayer una denuncia ante la Corte Suprema de Justicia por la represión que sufrieron en febrero. Además, interpelarán a Capitanich cuando presente el jueves el informe sobre la marcha del Gobierno en la Cámara de Diputados.

"Queremos que Capitanich vuelva a la gobernación; por lo menos antes teníamos con quién hablar", agregó Gómez.

"Bacileff Ivanoff tiene un estilo muy particular. El problema es que el peronismo no tiene cuadros preparados para gobernar. Capitanich suplía esa falta con su energía. Hoy estamos ante una situación de implosión en la gestión", describió el diputado provincial Carlos Martínez (Libres del Sur).

¿Volverá Capitanich al Chaco? El estado de situación provocó un sinfín de especulaciones. Incluso, en forma irónica, el jefe de Gabinete anunció en una conferencia de prensa que en lugar de competir por suceder a la Presidenta sería candidato a concejal por Resistencia. Hace unos días también se instaló la posibilidad de que Capitanich regrese a Chaco, cuestión que fue desmentida de forma categórica. "Es todo un invento", descartó el jefe de Gabinete. Aunque los antecedentes no lo benefician: en una entrevista, días antes de asumir como el hombre fuerte del gobierno nacional por pedido de Cristina Kirchner, Capitanich aseguró que no se iría de la gobernación chaqueña.

Si bien el gobierno de Capitanich-Bacileff Ivanoff obtuvo algunos logros, como la radicación de empresas y algunas industrias en la provincia, los graves problemas que afectan al Chaco, como los grandes bolsones de pobreza e indigencia y los conflictos con los aborígenes, continúan tan vigentes como la disputa interna por el poder.

Mendoza quiere suceder a su ex esposo en 2015

La diputada nacional Sandra Mendoza (Frente para la Victoria), ex esposa de Jorge Capitanich, reveló ayer sus intenciones de presentarse como candidata a gobernadora del Chaco el año próximo. "En 2015 voy a jugar y voy a jugar fuerte", advirtió la chaqueña.

"Primero vamos a esperar, faltan muchos que se quieren presentar y muchas que nos queremos presentar", dijo Mendoza, que se convirtió en la primera candidata en blanquear sus objetivos gubernamentales de cara a las elecciones del año próximo, cuando venza el mandato de Capitanich, con quien estuvo casada por 15 años y tuvo dos hijas. Ambos se separaron en octubre de 2009, luego de que el mandatario chaqueño decidiera desplazarla del Ministerio de Salud, debido a una crisis sanitaria por un brote de dengue.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.